Deja enigma una laguna sin peces

Deja enigma una laguna sin peces    

Escrito por Brenda Ramírez, el 23-07-2010

Es un misterio mortandad de miles de peces.

Pese a la alarmante cantidad de especies que perecieron en la laguna El Rodeo, en Miacatlán, sigue siendo un enigma su muerte recurrente, pues lugareños aseguran que es el mismo fenómeno de todos los años.

 

La muerte de miles de peces en la laguna de El Rodeo, en Miacatlán, continúa siendo un misterio para pescadores, locatarios, residentes y trabajadores municipales, quienes tienen diferentes teorías acerca del fenómeno.

Pescadores indicaron que cada año, al inicio de la temporada de lluvias, se registra la muerte de peces; sin embargo, reconocieron que ahora la cantidad de animales muertos los alarmó.

Para ellos, la causante de las muertes es una planta conocida como “Golondrina”, la cual, describieron, es muy amarga y le sale una “lechita”. Su ingesta, dicen, provocó que fallecieran los especímenes.

“Crece en las orillas, nada más, pero debido al nivel del agua, que subió un poco más, permitió que los peces llegaran hasta donde estaba la planta, la golondrina, y los peces más chiquitos, los que todavía no saben bien qué comer, se la comieron y se murieron; porque casi (pez) grande no murió, fue puro pequeño”, explicó Demetrio Macedonio Linares, pescador del poblado de Coatetelco.

Sin embargo, algunos residentes de Coatetelco y de El Rodeo dicen que, desde metros antes de llegar a la laguna, el agua fue contaminada con algún químico o con algo que les echaron a los peces, pues la cantidad que murió fue extrema.

“El lunes blanqueaba la laguna, nomás se veían a los peces cómo estaban todos amontonados, todos muertos. Unos dicen que les echaron algo, que les echaron algún químico o un veneno, porque nunca se había visto que se murieran tantos”, compartió un habitante que no quiso dar su nombre.

Para otros, la causante es la propia lluvia, pero, sobre todo, las “lluvias ácidas”, las cuales originaron que los peces se murieran en grandes cantidades.

“Es un fenómeno de cada año. Cada año, en la temporada de lluvias, es cuando se mueren los peces; pero en este año, nosotros creemos que se debe a las lluvias ácidas, por las cosas que trae”, mencionó otra habitante.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) realizó cuatro muestreos, tres al cuerpo de agua y uno más en el afluente de la laguna, a fin de determinar los parámetros de toxicidad, nutrientes, materia orgánica, demanda química de oxígeno y metales pesados.

Los resultados del análisis químico contribuirán a determinar las posibles causas que dieron origen a la muerte de los peces.

 

Llevan 2 toneladas… y aún faltan más

Con palas de metal, redes improvisadas, escobas para pasto, botes, recogedores y la ayuda de una retroexcavadora, integrantes de Protección Civil y de limpieza del Ayuntamiento de Miacatlán continuaron las labores para retirar de la orilla de la laguna de El Rodeo los peces muertos que salieron a flote.

Desde las 9:00 horas, la jornada empezó por segundo día consecutivo, por lo que, armados con el poco material que les dieron, se introdujeron al agua para comenzar el retiro de los peces muertos.

Aunque el olor del agua es pestilente, los trabajadores, entre los que se encontraban dos mujeres, andaban con los pantalones doblados y sólo con sandalias o zapatos.

La técnica para sacar los peces no importa. Algunos, con sus redes improvisadas, los avientan directo a la máquina; los que tienen escobas para pasto, los tiran hacia afuera. Aunque el tramo en el que trabajan, de casi 3 kilómetros, lo recorrieron el pasado miércoles, nuevamente tuvieron que limpiar el lugar.

“Ayer mismo, cuando ya nos íbamos, ya había de nuevo peces en la orilla. No vemos la hora en que pueda terminar, sobre todo porque no sabemos si el contacto con el agua nos va a hacer algo en la piel”, mencionó una de las trabajadoras, quien se encontraba sólo con sandalias.

A medida que el día avanza, el sol comienza a quemar más la piel de los trabajadores; pero no pueden parar, pues el viento y el movimiento del agua siguen arrojando más.

Cerca del mediodía, los pobladores de Coatetelco y de la zona llegan para ayudar. Comentan que desde que comenzaron los trabajos se han sacado alrededor de 2.5 toneladas de peces, y esperan sacar, al menos, otra más.

 

Evaluarán brigadas el producto

El director general de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Morelos (Coprisem), Hugo Antonio Ocampo Cue, informó que enviarán brigadas a las comunidades de El Rodeo y Coatetelco para que analicen el caso de la mortandad de peces.

Señaló que, ante la presunción de la venta de esos peces, se puso en alerta al centro de la Sagarpa en la localidad, a fin de detectarlos.

“Mañana se presenta una unidad ocular sanitaria (…) Si vemos que existe el riesgo, inmediatamente hacemos labores de fomento”.

Hasta el momento, no se tiene reporte de enfermedades gastrointestinales. Indicó que 90 por ciento de lo que se ofrece y consume en estas palapas es tilapia del Estado de México.

 

Pierden por muerte de ejemplares

Dueños de botaneras instaladas en la laguna de El Rodeo, en Miacatlán, informaron que tienen pérdidas debido al temor de que su comida esté contaminada, al olor pestilente y a la cantidad de peces muertos en las orillas.

Entre los productos que ofrecían están mojarras fritas y caldo de mojarra, que se hacían con la pesca del mismo día; pero ahora ya no lo pueden hacer, porque aún no se sabe si el agua está contaminada.

“Pues sí hemos tenido clientes, nos preguntan que si está contaminada el agua”, dijo Rosa, una de las empleadas de la botanera “Las Palomas”.

La propietaria de la botanera “El Pescado Feliz”, María Silvia Colín López, reveló que desde hace tres días, en su lista de guisados, ya no ofrece las tradicionales mojarras.

http://www.diariodemorelos.com/index.php?option=com_content&task=view&id=69613&Itemid=80

 

 

Leave a reply