DEMOCRATIZACIÓN DEL AGUA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

DEMOCRATIZACIÓN DEL AGUA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Editor
Pablo Moctezuma
::.
 
Julio 2014

 

 

4En el Distrito Federal, ciudad capital de México, hubo un intento de imponer una nueva ley que haría del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) una empresa paraestatal “con autonomía y facultades exclusivas”, lo cual permitiría contratar a empresas extranjeras.

El agua es un derecho humano, es un bien que proporciona la naturaleza y no debe estar en manos de empresas que comenzarían a comercializar con algo tan necesario, vital, como es el agua.  Es por eso que ante ese intento del gobierno de privatizar el agua, diversas organizaciones civiles elaboraron una propuesta alternativa que denominaron: Iniciativa Popular por la Democratización del Agua en el DF.

Un grupo de especialistas, analizaron la situación y los problemas del agua en el DF como las inundaciones que se dan a diario en tiempos de lluvia,  los problemas que existen para la distribución, ya que hay grandes zonas en las que es muy difícil el acceso al agua para las familias, las escuelas, comedores, centros deportivos y recreativos en colonias populares y en cambio, no hay fallas en las zonas donde viven familias adineradas, lo que hace una distribución no sólo inequitativa, sino también injusta.

Es también un grave problema lo relativo a las pésimas instalaciones de drenaje y sistemas hídricos en la Ciudad, que trae como consecuencia graves inundaciones y que por otra parte, esas aguas residuales no sirven para ser reusadas localmente, cuando bien podrían ayudar a recuperar ecosistemas y los sistemas acuíferos y por otra parte, restituir las aguas que se traen al DF a sus pueblos originarios, ya que muchos de esos ríos, pozos, manantiales y otras fuentes que dotan agua, se han explotado durante largo tiempo, pero no hay beneficio directo para las comunidades donde brotan.

Las organizaciones civiles que presentaron este proyecto alternativo, también han dado a conocer su opinión de que la toma de decisiones respecto a los asuntos que tienen que ver con el agua, tienen que ser tomados de manera colectiva y democrática, por los habitantes de la ciudad de México. El agua no debería ser tan costosa, no existe una razón para que tenga un precio que sube indiscriminadamente,  no se debe limitar el acceso a los sectores más necesitados y más pobres. El agua tiene que ser un bien común y un derecho humano.

El sistema de distribución de agua debería ser un sistema en donde participen todas las colonias y barrios de la Ciudad, así como las organizaciones civiles para generar propuestas que promuevan verdaderas soluciones, que acaben con las prácticas corruptas, que consulten a los expertos para resolver los problemas de alcantarillado, de la estructura operativa, así como un modelo de gestión integral para la distribución de agua potable.

Es importante estar al pendiente de los intentos del gobierno neoliberal de privatizar el agua, basta ya de convertir en mercancías los bienes más indispensables para la vida, debemos exigir se respeten los derechos humanos y el agua es uno de ellos.

 

 

 

http://www.mexteki.org/334_julio14_art6.html

Leave a reply