Descartan envenenamiento de agua en la comunidad Puebla

Descartan envenenamiento de agua en la comunidad Puebla

El pasado 20 de julio las autoridades ejidales encabezadas por el presidente del comisariado Agustín Cruz Gómez, pastor evangélico, denunciaron que los católicos habían “envenenado” el agua que consume la comunidad y que había cerca de cien protestantes “intoxicados”.

Elio Henríquez, corresponsal
Publicado: 13/08/2013 12:30

San Cristóbal de Las Casas, Chis. El jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2, Ulises Córdova Ochoa, descartó que haya sido envenenada el agua en la comunidad Puebla, municipio de Chenalhó el pasado 20 de julio como denunciaron las autoridades ejidales, en el contexto de las diferencias entre pobladores católicos y evangélicos, presuntamente por la disputa de la ermita.

Agregó que horas después de la denuncia “se atendió a cerca de cien personas y ninguna presentó un cuadro real de intoxicación, aunque se les dio la atención médica” necesaria.

“Se había denunciado que estaba contaminada el agua y que había envenenados y enfermos, pero dimos fe con pruebas en el informe que se presentó” de que no fue así, aseveró en entrevista colectiva.

El pasado 20 de julio las autoridades ejidales encabezadas por el presidente del comisariado Agustín Cruz Gómez, pastor evangélico, denunciaron que los católicos habían “envenenado” el agua que consume la comunidad y que había cerca de cien protestantes “intoxicados”.

Este fin de semana, Córdova Ochoa dijo que en esa ocasión empleados de las direcciones de Riesgo Sanitario y de Epidemiología Se tomaron las muestras correspondientes, y aunque “estamos en espera de los resultados, según algunos expertos, desde la cuestión física aparentemente es muy difícil que pudiera haber alguna contaminación porque si bien la malla que protege el tanque de almacenamiento estaba violada los candados estaban sellados y es apenas un registro muy pequeño, muy difícil de violarlo”.

Las diferencias entre católicos y evangélicas de la Colonia Puebla comenzaron en abril pasado cuando los primeros decidieron derrumbar la ermita que estaba en malas condiciones para construir una nueva y más grande.

El 20 de julio, cuando ya habían avanzado en la construcción de la paredes, los evangélicos las derrumbaron, retuvieron a tres indígenas y los acusaron de haber envenenado el agua del tanque.

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria remarcó: “Afortunadamente desde el punto de vista de salud las cosas están marchando positivamente en Puebla”

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2013/08/13/12309285-descartan-envenenamiento-de-agua-en-la-comunidad-puebla/

Leave a reply