Descartan México y EU arreglar conflicto hídrico

Descartan México y EU arreglar conflicto hídrico

 

Edward Drusina descartó la cooperación bilateral como base de resolución de problemas del agua en el río Bravo, río Colorado, plantas de tratamiento y presas que comparten México y EU [Foto: Especial]

 

Los titulares de la Comisión Internacional de Límites de Agua (CILA) de México y de Estados Unidos descartaron hoy aquí que en este momento sea necesaria la Convención de Naciones Unidas de 1997 para tratar sus asuntos bilaterales.

 

Viernes, 16 de Marzo de 2012
Por: Notimex I Marcella

 

Los titulares de la Comisión Internacional de Límites de Agua (CILA) de México y de Estados Unidos descartaron hoy aquí que en este momento sea necesaria la Convención de Naciones Unidas de 1997 para tratar sus asuntos bilaterales.

Al participar en la mesa redonda Gobernanza del Agua en las Américas en el marco del VI Foro Mundial del Agua, que se realiza en esta ciudad francesa, subrayaron que el tratado bilateral de 1944 ha permitido solucionar la gestión conjunta de recursos hídricos compartidos.

El titular de la CILA de México, Roberto Salmón Castelo, y el de la estadunidense, Edward Drusina, destacaron la cooperación bilateral como base de resolución de problemas del agua en el río Bravo, río Colorado, plantas de tratamiento, presas y desalinizadoras que comparten.

Al ser preguntados por la falta de ratificación de ambos países de la Convención de Naciones Unidas de 1997 que trata los casos de ríos y aguas compartidas, el funcionario mexicano aseguró que la base jurídica vigente permite atender todos los casos bilaterales. Recordó que la Comisión tiene 163 años de existencia, mientras el Tratado bilateral de 1944 se complementa con 318 actas de negociaciones posteriores, que se toman como base para atender cualquier necesidad.

"El Tratado ha funcionado por más de 70 años, no necesitamos meternos en aceptar otro tipo de disposiciones que no aportan al Tratado que administra las aguas entre los dos países y que es el que cumple con la mayoría de disposiciones de ambos países", indicó.

Salmón apuntó que ambas partes preparan una cumbre bilateral en Ciudad Juárez y El Paso, para que expertos aborden problemas del agua, como abastecimiento, oferta y demanda, innovación, agua
y medio ambiente y efectos del cambio climático y planeación de cuencas.

Abundó que los retos son "determinar un acuerdo entre ambos países para aguas subterráneas, acoplar sistemas legales, afrontar el cambio climático, el crecimiento poblacional y económico, la competencia por el recurso, y la calidad en contenido de sales
y saneamiento". Sobre la posibilidad de recurrir a la Convención de Naciones Unidas, Drusina afirmó que la CILA tiene un mandato específico, el cual es identificar dentro del tratado las áreas, nuevas necesidades e ir a los detalles para las soluciones.

Consideró que en todo caso es responsabilidad de los legisladores y los gobiernos de ambos países tomar decisiones sobre el ordenamiento jurídico.

 

http://www.criteriohidalgo.com/notas.asp?id=83718

Leave a reply