Desfogues ordenados por la Comisión Federal de Electricidad ponen en riesgo una reserva natural: ambientalistas

Desfogues ordenados por la Comisión Federal de Electricidad ponen en riesgo una reserva natural: ambientalistas

21 de junio de 2010

Fuente: La Jornada

Por Carlos Camacho / corresponsal

Las dos presas del municipio de Acaxochitlán, Hidalgo, se están vaciando por disposición de la CFE. Según los lugareños, esta decisión pone en riesgo la flora, la fauna y la pesca en las comunidades aledañas, la mayoría nahuas. En la imagen, el embalse de El Tejocotal. Foto: Carlos Camacho

Acaxochitlán, Hgo., 20 de junio. Las compuertas de las presas El Tejocotal y Omiltémetl, ambas ubicadas en el municipio hidalguense de Acaxochitlán, están abiertas desde enero por disposición de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para desfogar sus aguas, que se desperdician camino a la presa de Necaxa y ya no se aprovechan para generar energía eléctrica, según lugareños y grupos ambientalistas.

El desfogue ha hecho bajar el nivel de ambos embalses y pone en riesgo las fuentes de ingresos de más de 300 familias y podría hacer que se cancele un proyecto de turismo natural que incluía consultas con médicos tradicionales y la divulgación de la gastronomía de los pueblos nahuas de la región.

La ecologista Olga Castañeda Andrade, promotora del rescate de las culturas indígenas de la región, visitó oficinas gubernamentales en Pachuca y buscó a los candidatos a la gubernatura Francisco Olvera Ruiz, de la coalición Unidos Contigo, integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, y Xóchitl Gálvez Ruiz, de la alianza Hidalgo nos Une, que forman los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Convergencia, a quienes expuso que podría perderse la reserva natural que se abastece de las presas El Tejocotal y Omiltémetl.

Alrededor de El Tejocotal hay unos 30 restaurantes que ofrecen truchas, carpas y mojarras que se pescaban en el embalse. Hoy se compran en Villa Juárez o Huauchinango, Puebla, pero ante la poca afluencia de turistas, las llevan al tianguis de Acaxochitlán, a unos 10 kilómetros.

La presa está a orillas de la vieja carretera Pachuca-Puebla. Hace tres años se inauguró la autopista México-Tuxpan, que pasa a unos metros de la presa y ahora es la preferida de los automovilistas, que ya casi no pasan por el poblado.

Ángela Natalia Xocoteco atiende un pequeño restaurante con sus hijas. Dice que las ventas han bajado reteharto. Antes, en un buen día, vendía mil 500 pesos; hoy apenas reúne alrededor de 500 durante todo el fin de semana. Ella y sus hijas venden fruta en la cabecera de Acaxochitlán para completar el gasto.

La presa El Tejocotal, como la de Omiltémetl y la de Necaxa, se construyó a principios del siglo XX para captar agua de lluvia; después se usaron para generar electricidad.

Hasta hace unos años el manejo de las compuertas de las tres presas correspondía a Luz y Fuerza del Centro, disuelta el 10 de octubre pasado. Ahora la CFE se hace cargo. Antes el agua era para las plantas de Necaxa y ahora se pierde en el camino y nuestras presas se están secando, lamentó el lanchero Francisco Hernández.

A unos tres kilómetros de El Tejocotal está la presa de Omiltémetl, que también abastece a la de Necaxa. Parte del embalse es ahora sitio de pastoreo.

http://www.agua.org.mx/index.php/infografias/images/stories/images/stories/LOGOS/index.php?option=com_content&view=article&id=12315:afecta-a-300-familias-la-perdida-de-agua-en-dos-presas&catid=61&Itemid=100010

 

Leave a reply