Deuda afecta operación de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado

Deuda afecta operación de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado

CANCÚN, Q. Roo.- Paraestatal enfrenta problemas para el pago de nómina y para liquidar a proveedores.

Jazmín Ramos/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Con pasivos que superan los 600 millones de pesos, problemas para sortear los costos de una abultada nómina, así como una calificación negativa en su capacidad de endeudamiento, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), tiene que cubrir el servicio del vital líquido del 90% de los quintanarroenses que conforman su cartera de clientes.

Sin embargo, el director de la paraestatal, José Alberto Alonso Ovando, negó que se encuentren en un quebranto financiero al indicar que como toda empresa afrontan problemas con el pago de proveedores, pero cuentan con la suficiente solvencia para cubrir los 45 millones de pesos anuales que implican el pago de la deuda que pesa sobre CAPA.

De hecho, el funcionario aseguró que actualmente se invierten en obras de infraestructura unos 800 millones de pesos que abarca el plan de acción del pasado ejercicio fiscal, además de que se encuentran en pláticas con la Federación para la liberación de unos 350 millones de pesos que formarán parte del presupuesto de este año, aunado a los recursos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y del propio gobierno del estado.

"Lo que estamos buscando es dar una mayor cobertura del servicio de agua, saneamiento y drenaje, sobre todo en zonas de nueva creación y comunidades rurales, también se contempla la construcción de un acueducto para cubrir la demanda de la parte continental de Isla Mujeres".

Añadió que estos planes de obras muestran que CAPA se encuentra en una situación financiera estable, sin que eso signifique que no se tengan pasivos como todas las empresas de la misma magnitud, no obstante cuentan con la capacidad de cubrir los gastos, estar al corriente con el pago de nóminas, por lo que mantiene finanzas sanas.

En cuanto a la calificación que emitió Fitch Ratings a CAPA BB+, la cual no varia desde el 2010, dijo que es una prueba de que tienen problemas serios en la paraestatal, pues la ratificación de la empresa muestra que  la capacidad para salir a flote con el pago de deuda que alcanza unos 600 millones de pesos, más 80 millones en proveedores e insumos, es insuficiente.

Pero mientras Alonso Ovando asegura que no existen problemas para dar cumplimiento al pago de pasivos, el hecho de que Fitch Ratings mantuviera su calificación, refiere que aún no superan el desequilibrio financiero, pues no ha podido reducir la deuda, enfrentando problemas de liquidez.

En ese sentido, el economista Hilario Pacheco Ramírez mencionó que cuando una calificadora no mejora la puntuación, se debe a que aún existe el riesgo de su capacidad de deuda, además el propio Alonso Ovando reconoció al inicio de su gestión que enfrentaban problemas para el pago incluso de la nómina.

Además anunció una reeducación entre el 10% al 20% de los sueldos de los trabajadores, debido a las dificultades en ajustar los costos de nómina, pues el pago de los proveedores mantenía en jaque a CAPA, a fin de ahorrar por lo menos unos seis millones de pesos.

Pacheco Ramírez mencionó que en condiciones como las que enfrenta CAPA, las calificadoras difícilmente pueden mejorar el puntaje, pues  aún enfrenta problemas que pueden quebrantar a la empresa, la cual cubre el 90% de la distribución de vital líquido, 76% de drenaje y 100% de saneamiento.

Ante ello cabe indicar que el propio Ovando Alonso, en entrevista a Novedades de Quintana Roo, en marzo del año pasado, reconoció que tenían una nómina quincenal de cinco millones de pesos, con un presupuesto de 599 millones, de los cuales tienen que cubrir el pago de pasivos que superan los 600 millones de pesos, más gastos de proveedores.

http://www.sipse.com/noticias/143426-deuda-afecta-operacion-comision-agua-potable-alcantarillado.html

Leave a reply