Dictamina Semarnat suspender proyecto de acueducto en Sonora

 

Dictamina Semarnat suspender proyecto de acueducto en Sonora

Representantes yaquis llaman a Profepa a hacer cumplir la ley

Dejó insubsistente el aval a la manifestación de impacto ambiental

La Jornada, Jueves 22 de agosto de 2013, p. 31

Hermosillo, Son., 21 de agosto.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dejó insubsistente el aval a la manifestación de impacto ambiental (MIA) del proyecto acueducto Independencia, otorgado al Fondo de Operaciones Sonora Si el pasado 13 de agosto, con lo cual la obra deberá suspenderse de inmediato al no contar con esa autorización, informó el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

Explicó que a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), según el oficio SGPA/DGIRA/DG/1633/11, la Semarnat hizo esta notificación mediante un telegrama al juez décimo de distrito en Sonora. Ahora, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), de acuerdo con la ley, debe suspender la construcción y operación del acueducto y realizar la consulta al pueblo yaqui.

El Cemda explicó que hace unos días se presentó una denuncia popular ante la Profepa, por lo que se espera que actúe con prontitud y en estricto apego a la ley. Mario Luna, secretario ejecutivo de las autoridades tradicionales del Pueblo de Vícam, primera cabecera de los Ocho Pueblos de la Tribu Yaqui, hizo un llamado urgente a la Profepa a cumplir con su deber y con la ley.

El acueducto ya no tiene permiso legal para operar, así que la autoridad debe actuar inmediatamente en el marco del estado de derecho, y detener el avance y operación de la obra, señaló.

Por su parte, Tomás Rojo Valencia, uno de los voceros de la etnia yaqui, dijo que dos relatores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) documentaron la violación a los derechos humanos de la tribu, con el robo de agua que se realiza en su contra mediante la operación del acueducto Independencia, el cual llevará anualmente 75 millones de metros cúbicos de agua de la presa El Novillo a esta capital.

Señaló que los relatores de la ONU estuvieron en las comunidades yaquis, hablando con decenas de integrantes de la tribu y con autoridades y agricultores de Ciudad Obregón, en el municipio de Cajeme, donde se les mostró cómo se toman las decisiones al interior de nuestro pueblo, nuestra forma de organización y la manera en la que estamos representados en la toma de decisiones.

Indicó que integrantes de los ocho pueblos yaquis, asentados en la rivera del Yaqui, platicaron con Tom Haeck y Pilar Sanmartín, enviados por la ONU, sobre la falta de acceso a agua potable y a la de riego agrícola, la pobreza extrema en la que vive 90 por ciento de la tribu y el despojo histórico de sus tierras.

Señaló que muchas mujeres de la etnia le hicieron ver a los relatores que es inconcebible que el gobierno estatal exija agua durante las 24 horas para la capital del estado, mientras que en todos los pueblos yaquis hay carencia del vital líquido, y en algunas comunidades no han recibido agua corriente desde hace cuatro meses y se han cerrado cientos de hectáreas al cultivo en las pasadas dos décadas por esta situación.

Con información de Ulises Gutiérrez, corresponsal

http://www.jornada.unam.mx/2013/08/22/estados/031n1est

Leave a reply