Director de CNA supervisó la planta tratadora de aguas

Tula

Director de CNA supervisó la planta tratadora de aguas

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Atotonilco saneará 35 mil litros por segundo de las aguas negras del Valle de México. Foto: El Sol de Hidalgo.

El Sol de Hidalgo

8 de diciembre de 2011

Tula de Allende, Hidalgo.- La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Atotonilco de Tula depurará 35 mil litros por segundo de las aguas negras del Valle de México, una región que por décadas estuvo abandonada en materia de saneamiento, aseveró José Luis Luege Tamargo, director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Durante un recorrido de supervisión, explicó que esa infraestructura -la más grande del mundo construida en una sola etapa- genera grandes beneficios para la población de Tula, Hidalgo, como son la creación de empleos, el impulso económico, además de que contribuirá a que la región tenga avances en los rubros ambiental, social y económico.

Detalló que desde el inicio de su construcción, y ahora con un avance de 30.5 por ciento, esa planta ha "impulsado la economía regional y nacional, al generar mil 900 empleos directos y más de 6 mil indirectos, de los cuales una parte importante son técnicos, con lo que detona también la ingeniería y la preparación de los jóvenes".

Al tratar 60 por ciento de las aguas negras del Distrito Federal y su zona conurbada, la PTAR Atotonilco -que construye la Conagua en un tiempo récord y en apego a los más altos estándares de calidad- dará un gran beneficio ambiental y contribuirá a que la capital del país y el Estado de México avancen en el cumplimiento de la ley ambiental en materia de saneamiento, una omisión que por años ha constituido "una violación grave contra la naturaleza".

 Los mayores beneficios, consideró, son de carácter social, pues en el Valle del Mezquital habitan más de 700 mil personas que verán mejoras en su salud, que se ha debilitado con la contaminación generada por las aguas negras con las que riegan los cultivos.

"El aspecto de la salud pública es otro de los objetivos fundamentales de esta obra", aseguró.

Además -señaló- la planta de Atotonilco se traducirá en beneficios directos para los agricultores ya que se les entregará agua limpia para el riego agrícola, al tiempo que se mejorarán los sistemas de conducción, específicamente en canales como el Requena, y se tecnificará el riego y los sistemas agrícolas, para tener una producción de mayor valor agregado y, con ello, impulsar la economía regional.

Finalmente José Luis Luege reconoció a cada uno de los trabajadores de la PTAR Atotonilco por haber afrontado los retos que representa esa magna obra en materia de construcción, y por desarrollar un proyecto con grandes metas ambientales, sociales y económicas.(R.M.) http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n2339486.htm

Leave a reply