El 77% del agua en México se utiliza en la agricultura

En México se desperdician 30 mil toneladas de alimentos y sólo con rescatar dos terceras partes de ellos se acabaría con el problema de la disponibilidad en el país, afirmó el diputado Abraham Montes Alvarado (PRI), secretario de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego.

Agregó que el 54 por ciento de ese desecho se da en la primera etapa de producción, manipulación y almacenamiento post-cosecha y el 46 por ciento restante en restaurantes y hogares.

Durante el “Segundo encuentro de legisladores, organizaciones de productores y academias, Reforma del Campo”, consideró necesario generar un esquema que garantice la producción suficiente de alimentos, y proveniente de campesinos mexicanos, así como asegurar la disponibilidad y su acceso.

Planteó también constituir una reserva nacional estratégica de alimentos que dependa de la producción nacional y permita que las provisiones realmente estén disponibles y accesibles para la gente más pobre en caso de heladas, inundaciones, sequías y movimientos a la alza a los precios en el mercado nacional e internacional.

La reserva podría empezar con maíz, frijol, arroz y leche y después integrar más productos de la canasta básica. “Esto solamente se logrará cuando el gobierno desarrolle una política de atención al mercado interno”.

El legislador afirmó que se requiere asegurar que “haya suficientes alimentos accesibles para la población bajo cualquier circunstancia climatológica, económica, financiera, de seguridad, que viva el país”.

La capacidad de abasto de los alimentos para la gente, ya no puede seguir dependiendo de las importaciones sino de la producción del país, puntualizó.

El economista Julio Zamora señaló que en el sector agrícola se gasta el 77 por ciento del agua que consume el país, pero no existe el rendimiento adecuado porque las presas, canales y compuertas están en mal estado y mucha de su contenido se desperdicia.

El campo mexicano, dijo, necesita asistencia técnica, mayor apoyo crediticio y comercialización fuera y dentro del país, así como tecnificación de los predios y modernización del sistema de abastecimiento de agua.

Enfatizó que la prioridad no es solamente aumentar la producción, sino contar con los medios, procedimientos, programas y gasto para que los campesinos tengan un nivel de vida digno. “El campo mexicano ha sido desatendido por décadas y requiere compromiso del gobierno, de la iniciativa privada, así como la participación de todos”, señaló.

http://www.tierrafuerte.mx/index.php/component/k2/item/8785-el-77-del-agua-en-mexico-se-utiliza-en-la-agricultura

Leave a reply