El agua como derecho humano

 

El agua como derecho humano

José Alfredo Zepeda Garrido

La conciencia que debemos tener todos los habitantes de este gran tierra, Querétaro, es que el agua disponible está limitada por diversas causas naturales, que es fundamental para la vida, y que en el ejercicio de la sensatez ha de cuidarse escrupulosamente, es necesario administrarla como un recurso cuyo acceso está constituido como un derecho humano.

La Asamblea General de Naciones Unidas, el 28 de julio de 2010, en el sexagésimo cuarto período, en la Resolución 292, reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que el agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

La Resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todos.

A partir de ese momento cualquier acción u omisión por parte de empresas, particulares o gobiernos que fecha, quien limite el acceso de las personas al agua y al saneamiento podrá constituir una violación a los derechos humanos fundamentales a la vida, a la salud, a un adecuado estándar de vida. El derecho humano al agua potable y el saneamiento se deriva del derecho a un nivel de vida adecuado y está indisolublemente asociado al derecho al más alto nivel posible de salud física y mental.

El agua necesaria, tanto para el uso personal como doméstico, debe ser saludable; es decir, libre de microorganismos, sustancias químicas y peligros radiológicos que constituyan una amenaza para la salud humana.

Por mandato del nuevo primer párrafo del artículo primero de Constitución, publicado el 10 de junio de 2011, se integra un bloque con las normas relativas a los derechos humanos, que indica en su primer párrafo que todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.

El Plan Querétaro 2010-2015 que se ha estado materializando a través de la atinada administración que encabeza nuestro gobernador, licenciado José Calzada Rovirosa, establece, entre muchos otros, el objetivo de proporcionar servicios integrales de agua, cuidando la explotación y el uso sustentable del recurso.

También busca promover entre la población una cultura del agua así como el incremento del nivel de servicio y calidad del agua potable suministrada a la población, preservar la calidad del agua para uso y consumo humano, mejoramiento de la infraestructura y equipamiento para la potabilización del agua suministrada, sustitución de equipos de cloración, construcción y suministro de plantas purificadoras de agua y suministro de equipos de desinfección comunitaria para la potabilización del agua y asegurar la disponibilidad de agua potable para toda la población, con ello se trabaja en el cumplimiento de tan alta expectativa, derecho humano.

Con relación al agua, como en todos los ámbitos, las industrias, el comercio, la actividad agropecuaria, las instituciones y los hogares, tenemos la obligación de que nuestras actividades estén dentro de la ley. Tenemos que aprovechar al máximo el agua, eficientemente, sin desperdicio alguno y evitando su contaminación, se requiere responsabilidad social.

 Procurador del Medio Ambiente

– See more at: http://www.eluniversalqueretaro.mx/content/el-agua-como-derecho-humano#sthash.KPYTyfOn.dpuf

http://www.eluniversalqueretaro.mx/content/el-agua-como-derecho-humano

Leave a reply