El agua de México contaminada.

 

El agua de México contaminada.

Escrito por Tere González on 27 de Julio de 2013.

La cuenca hidrológica Lerma-Santiago, en la que se ubica a Aguascalientes, la más contaminada el país.

 El pasado 10 de octubre, Greenpeace lanzó una agencia de viajes virtual, www.toxictours.com.mx,  para que la sociedad conozca los ríos más contaminados de México y del mundo. Al ingresar al sitio y buscar las postales de los destinos tóxicos, la primera imagen es del Sabinal en Aguascalientes con la leyenda “sobre aguas químicas del río San Pedro, es ideal para un paseo en familia”

 La región hidrológica de la Cuenca Lerma Santiago Pacífico incluye los estados de México, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit y Colima.

 La Evaluación de la Calidad del Agua de acuerdo al "Atlas de la Cuenca Lerma Chapala", realizado por investigadores del Instituto Nacional de Ecología (INE) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indica que el río Lerma es el más contaminado de la cuenca Lerma-Chapala, debido a las descargas de aguas residuales urbanas e industriales que recibe sin tratar. 

Pero ésta no es una situación exclusiva del centro del país. De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se advierte que en diferente medida, la mayoría de las cuencas del país, alrededor del 93% de las aguas en los principales ríos, lagos y presas están contaminados en algún grado, de manera principal, la del río Lerma, del Alto Balsas y del Pánuco.

 A esta problemática se suman, entre otros factores, la sobreexplotación de los acuíferos situados en el territorio nacional, además de que el agua utilizada no es tratada, o bien, es solo vertida en los ríos, ensuciándolos a su paso por las zonas agrícolas, industriales y urbanas.

 En cuanto al grave problema de sobre explotación de los acuíferos éste ha ido en aumento, pues en 1975 había 32 acuíferos en el país en esta condición; 10 años después eran 80 y para el 2010 la cifra ascendió a 105, según datos del INEGI

 Además, con la expansión de la industria y el uso de agroquímicos, los ríos y acuíferos se contaminan con sólidos orgánicos, químicos tóxicos y metales pesados.

 A nivel nacional, actualmente se descarga a los ríos un volumen de 243 metros cúbicos por segundo (m3/s) de aguas residuales municipales y 188.7 m3/s de industriales, de las cuales, reciben tratamiento sólo un 40.5 por ciento de las primeras y menos de l16 por ciento de las segundas. Por otra parte, sólamente se monitorean una docena de sustancias y parámetros para medir la calidad del agua cuando se vierten cientos de sustancias químicas en los ríos de México.

 Desafortunadamente, se estima que sólo un 20% del recurso recibe tratamiento, por tanto, una inmensa cantidad de agua contaminada se vierte a ríos, lagos, lagunas y zonas costeras sin ningún tratamiento previo. 

Se suma el hecho de que 70 por ciento del agua que cae con la lluvia, se evapora debido a que no se cuenta con mecanismos para el aprovechamiento de más de 7 millones de metros cúbicos producidos al año, de los que apenas 25 por ciento se filtra al subsuelo y se aprovecha solo una mínima parte, menos de 9 por ciento; la restante acaba en el drenaje.

 En México la política hídrica ha establecido a las cuencas hidrológicas como las unidades básicas para el manejo del agua. Dentro de este manejo, se privilegia el uso del agua para consumo humano. El agua para consumo humano se debe ajustar a las exigencias de calidad que señala la normatividad vigente. Esta normatividad incluye sustancias químicas que se ubican dentro de la categoría de tóxicas, persistentes y bioacumulables (STPB).

Las principales acciones realizadas en todo el mundo para el control de STPB se enfocan en las doce sustancias de mayor uso y peligrosidad, conocidas como Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP).

 Por sus propiedades tóxicas y su capacidad de acumularse en el tejido humano, la exposición a los COP puede generar problemas de salud, especialmente en las mujeres y, a través de ellas, en las futuras generaciones. Se sospecha que muchos de estos contaminantes son cancerígenos.

 La contaminación del agua puede provocar otras enfermedades infecciosas como las intestinales; en el 2010, en nuestro país, estos padecimientos fueron la tercera causa de muerte en niños menores de un año, registrando 1 277 fallecimientos. Algunas de éstas enfermedades e infecciones generadas por agua contaminada son la tifoidea, disenteria, gastroenteritis, cólera, infecciones oculares y óticas. La contaminación química del agua por arsénico, fluor, plomo y algunos plaguicidas, se ha asociado con consecuencias a largo plazo como cáncer, efectos endócrinos, inmunológicos o neurológicos.

La contaminación que se genera en los ríos de México llega por este medio al mar, afectando la calidad del agua en las zonas costeras. De acuerdo con la SEMARNAT, en 2009 se monitorearon alrededor de  338 playas, de las cuales 99% resultaron con niveles de contaminación aceptables.

http://www.radiogrupo.com.mx/index.php/local-movil/34-principales-locales/8256-el-agua-de-mexico-contaminada

 

Leave a reply