El agua, más que un elemento

El agua, más que un elemento

 

16 de junio de 2010

 

Fuente: La Jornada de Morelos

 

Por Carlos Riva Palacio Than

 

El agua, artículo que percibimos normalmente como accesible, suficiente, inagotable, barato y esencial requiere ser correctamente administrado, eficiente y eficazmente distribuido y cobrado, con calidad en sus características de potabilidad, suficientemente captado, conducido y tratado una vez que ha sido utilizado.

 

Casi por terminar el estiaje, y con él la problemática de escasez de agua, en Cuernavaca tenemos que reconocer las deficiencias que vivimos en la distribución de agua potable (por deficiencias en la red y en las fuentes de abastecimiento, por falta de mantenimiento y actualización en los equipos de bombeo). Con el inicio de la temporada de lluvias aparecerán los recurrentes encharcamientos de sus aguas, haciéndonos notar la poca cobertura de drenaje pluvial que tiene la ciudad, si recorremos nuestras barrancas notaremos que son parte de una red de drenaje a cielo abierto que recoge y lleva a ningún lado nuestras aguas residuales. El sistema de agua potable y saneamiento de Cuernavaca (SAPAC) requiere una profunda revisión, una reingeniería conceptual y de procesos.

 

Establecer mecanismos de comunicación, cooperación y asesoría, con sistemas operadores o empresas, que hayan alcanzado índices de eficiencia de excelencia en la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento, es necesario. Sistemas como los de León, Tijuana, Saltillo y Aguascalientes que han logrado los mejores índices de desempeño a nivel nacional pueden ser referentes. Incrementar la relación y colaboración institucional con la comisión estatal del agua y medio ambiente (CEAMA), la comisión nacional de agua (CONAGUA), el instituto mexicano de tecnología del agua (IMTA), el consejo consultivo del agua, y las demás instituciones que  trabajan sobre la problemática del uso del agua.

 

Como organismo operador municipal su área encargada de la parte física de la red, tiene la obligación de coordinarse con el área de construcción de la secretaría de obras y servicios del ayuntamiento de Cuernavaca, pero la secretaría también debe coordinarse para la construcción de la infraestructura hidráulica y sanitaria.

 

Los retos que enfrenta el SAPAC son varios, reducir la fuerte contaminación (que afecta al 33% de las cuencas y acuíferos de la región Balsas), ampliar la cobertura física, elevar su productividad, incrementar la cobertura de agua, alcantarillado y saneamiento, elevar la eficiencia física, comercial y global, controlar y reducir el costo de operación, aumentar la micromedición, establecer tarifas reales y en su caso transparentar los subsidios al consumo, impulsar la cultura del agua disminuyendo el desperdicio. En el cumplimiento de estos retos se debe propiciar una mayor participación ciudadana en la gestión del agua, una política de comunicación social más amplia y con mayor calidad en su información, una transparencia en el servicio público del agua.

 

Este servicio claramente requiere para su prestación adecuada altos niveles de inversión, colocándonos en la posibilidad de incrementar la asignación presupuestal o en la elevación de la eficiencia en la gestión. Falsa disyuntiva, se tiene que actuar en ambos sentidos.

Establecer con claridad, difundir y cumplir los índices de gestión del servicio de agua, alcantarillado y saneamiento, es la acción que de manera inmediata tiene que realizar en el SAPAC.

http://www.agua.org.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=12247:el-agua-mas-que-un-elemento&catid=61&Itemid=100010

 

Leave a reply