´El agua no se limpia con discursos´: Párroco de Cadereyta

31/Ago/14 20:04

El párroco José Manuel Guerrero comentó que las autoridades no han solucionado el problema de fondo y se han limitado a dar discurso políticos

El padre de la iglesia Nuestra señora de la Merced, exigió un segundo peritaje sobre de la limpieza del agua y que las autoridades no ignoren la gravedad del problema

Por: Jonathán Tapia

El Horizonte – El párroco de la iglesia “Nuestra señora de la Merced”, José Manuel Guerrero Noyola, exigió que se realice un segundo peritaje a la pureza del agua del Río San Juan en Cadereyta Jiménez, debido a que los feligreses que acuden a su parroquia le reportaron que el vital liquido sigue oliendo y sabiendo a petróleo, a pesar de que las autoridades ya descartaron contaminación de los mantos friáticos desde semanas pasadas.

Comentó que las autoridades no han solucionado el problema de fondo y se han limitado a dar discurso políticos, después de que el pasado 16 de agosto se reportara un derrame de petróleo crudo que abarcó más de 23 kilómetros y 10 comunidades.

“El agua no se limpia con discursos”, señaló Guerrero Noyola, “exigimos que dejen el agua limpia quienes la ensuciaron o quienes son los dueños del petróleo que ensució, así como estaba antes el agua, antes del derrame”.

“Los pobladores me dicen que el agua todavía no se puede utilizar y ellos están decididos a no utilizarla hasta que no haya la plena garantía de que el agua está limpia y para eso seguimos insistiendo en la indicación de nuestro arzobispo Rogelio Cabrera de que haya un segundo dictamen”.

Relató que en días pasados las autoridades federales les dieron a conocer un peritaje el cual “supuestamente ya todo esta bien, el agua ya esta limpia”, dijo el sacerdote.

Sin embargo, esta versión oficial agregó Guerrero Noyola, dista mucho de la realidad que los campesino, ejidatarios y habitantes en general de la zona están reportando.

“Me siguen reportando que sigue saliendo combustible (con el agua), que tiene un olor muy desagradable, sobre todo en la noche, el agua está contaminada; por eso la exigencia de la parroquia es que dejen el agua limpia, así como estaba antes del derrame y que se haga un segundo peritaje”.

El sacerdote se reunió con los diputados de Acción Nacional Blanca Lilia Sandoval y Francisco Treviño para solicitarles que a través de la máxima tribuna del Estado ayudaran a las comunidades jimenénses que siguen sufriendo y sobre todo porque la autoridad está tratando de tapar la realidad.

 

http://elhorizonte.mx/a/noticia/511613

Leave a reply