El Agua

OPINIÓN

Dr. Vicente Aboites

El Agua

En diciembre de 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas declararon el año 2013 como el Año Internacional de la Cooperación del Agua. Además el 22 de marzo de 2013 será el Día Mundial del Agua. El objetivo es concientizar a la población sobre la necesidad de discutir el manejo responsable de este recurso natural así como promover diversas iniciativas sobre educación, cooperación financiera, manejo de agua y muchos otros temas.  Sabemos que del total de agua del planeta, el 97.5% se encuentra en los océanos y mares y es salada y solamente el 2.5% del total es agua dulce. Además, del total de agua dulce del planeta el 69% se encuentra congelada en los polos y en las más altas montañas, el 30% se encuentra en la humedad del suelo y en los acuíferos profundos y solamente el 1% forma parte de arroyos, ríos y lagos. Se estima que para el año 2025 dos terceras partes de la población mundial sufrirán alguna forma de estrés por la falta de agua.  

Desde 1948 se han registrado 37 incidentes internacionales graves por disputas sobre este vital líquido y se estima que esta situación empeore pudiendo llegar incluso a desencadenar conflictos armados. Afortunadamente también en este periodo se han firmado 295 tratados internacionales para resolver problemas sobre el uso y distribución del agua. El incrementar la cooperación internacional para abordar el tema del agua es crucial. El crecimiento de la población, la urbanización y el desarrollo económico requiere cada vez más agua para uso agrícola, industria y urbano, si no se planean estos escenarios podrían ocurrir catástrofes demográficas acompañadas de grandes migraciones y hambre. La competencia por obtener agua enfrenta no sólo a las naciones sino también dentro de cada nación a diversos sectores que la requieren para diferentes usos. Uno de los más demandantes de este recurso es el sector agrario, además de ser clave para la producción de alimentos. Se estima que la demanda mundial de alimentos se incrementará en un 70% para el año 2050 y suponiendo que mejorará la eficiencia de producción agrícola, esto exigirá incrementar el suministro de agua para este sector en cerca de un 20%. Sin embargo si la eficiencia de producción agrícola no se incrementa el porcentaje de agua requerida podría ser mucho mayor. Un hecho fuera de discusión es que el manejo responsable del agua destinada para fines agrícolas deberá hacerse bajo una rigurosa planeación.

El uso de agua para fines humanos es otro gran reto principalmente en las zonas urbanas que es donde es más notable el incremento de población mundial. Este incremento es debido tanto al crecimiento natural como a la migración del campo a las zonas urbanas. Hay un rezago en el servicio de agua en zonas urbanas y se requiere de una cuidadosa planeación para evitar que el problema se incremente y alcance proporciones críticas.

Por otra parte, también es importante la calidad del agua, esta se ve afectada por la contaminación debida a actividades industriales y a descargas de drenajes entre otros factores. La contaminación del agua afecta la salud de los ecosistemas de los cuales finalmente también depende el hombre. A lo anterior hay que agregar los cambios climáticos debidos a las actividades humanas. Nuestro hogar es el planeta Tierra, no podemos destruirlo pues eso -literalmente- es un suicidio colectivo.

http://www.periodico.am/guanajuato/columna-elagua-87504.html

Leave a reply