El derecho al agua

El derecho al agua

TACONES EN LA OBRA

Daniella Giacomán

  • 2011-09-30•Al Frente

El Senado de la República aprobó ayer el decreto para reformar el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en donde habla del derecho de los mexicanos de gozar de un medio ambiente para su bienestar. Se adiciona que ahora se tendrá acceso a disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico.
Para que pueda aprobarse, esta iniciativa se remitió a los congresos estatales para que den su visto bueno y la reforma pueda ser oficialmente reconocida. Según información publicada por agencias, se tuvo 91 votos a favor en el Senado, lo que habla de un genuino interés por erradicar el problema del desabasto del agua.
Sin embargo, en dicha propuesta se especifica que el Estado Mexicano deberá hacer lo correspondiente para que la distribución sea sustentada y equitativa para todos los mexicanos. Por la importancia del tema, el aborto está en los reflectores, pero seguramente en regiones como Coahuila y Durango, la aprobación de este decreto dará mucho de qué hablar. En primer lugar porque podría sancionarse la venta de agua en pipa que ocurre en diversas colonias que no tienen servicios públicos; se apoyarían (en una versión de ensueño, claro está) a los sistemas operadores de agua en cada una de las ciudades y se tendría como finalidad, garantizar este servicio público a cada mexicano que está en este país.
No obstante, la Federación, el Estado y los ayuntamientos de cada ciudad deberán reforzar esfuerzos para hacer válida esta modificación y que no quede en un mero intento. Una interrogante que pudiera surgir es la distribución del líquido para el campo; ¿se daría prioridad para el consumo humano y doméstico? ¿Cuál es la postura de la Conagua? Evidentemente para tomar esta determinación, se debió (o debieron consultar) al máximo organismo operador en el país para encarar posibles vicisitudes que pudieran aparecer como consecuencia de esta iniciativa. Desde luego que el eje principal deberá ser el equilibrio entre todas las regiones, ya sea las que tienen más problema de sequía que aquellas que por su ubicación, gozan de buen suministro de líquido. Habrá que analizar desde la perspectiva agrícola esta reforma ya que se propone en un año pésimo para el campo y que se augura un 2012 similar a este año que aún le restan tres meses.

laura.giacoman@milenio.com

http://impreso.milenio.com/node/9035315

Leave a reply