El futuro de México depende de agua y energía

El futuro de México depende de agua y energía

Aplicar la biotecnología el tratamiento y reúso del agua, así como promover el uso de fuentes renovables de energía, le asegurará a México un crecimiento económico y sustentable, afirmó investigador del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica

El agua es el recurso natural con más riesgo en México. (Foto: ARCHIVO )

Martes 07 de mayo de 2013 Redacción | El Universal00:10

De acuerdo con el censo de 2010, en México existen 112 millones de habitantes, cifra que para 2030 aumentará poco más de 20%, por lo que uno de los principales retos será brindar a la población los recursos y servicios necesarios para sobrevivir, particularmente en lo que se refiere a los rubros de agua y energía, afirmó Elías Razo Flores, investigador del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica.

Para lograr que México tenga un crecimiento económico y sustentable, continuó, será indispensable contar con una adecuada integración de la biotecnología ambiental para el tratamiento y reuso del agua residual, así como tener un enfoque integral en la producción y uso sostenible de los recursos naturales.

En el marco de la serie de mesas redondas Hacia dónde va la ciencia, en la sede del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Razo Flores enfatizó que México presenta graves problema de contaminación de agua, aire y suelo, pérdida de biodiversidad, destrucción de recursos naturales, deforestación y desertificación, así como una creciente urbanización sin infraestructura básica.

En este sentido, el especialista destacó que dos temas fundamentales para el futuro del país, a mediano y largo plazo, son agua y energía, los cuales deben abordarse desde la perspectiva de la ciencia.

Señaló que el agua es el recurso natural con más riesgo en México y debe ser visto como un asunto de seguridad nacional. Además, expresó, resulta fundamental asegurar la calidad de este recurso, su acceso y el suministro en calidad y cantidad; llevar a cabo un tratamiento de lodos residuales y la eliminación de patógenos; realizar un control de contaminantes emergentes que ponen en riesgo la salud pública; determinar las necesidades de infraestructura para el crecimiento de las comunidades; proteger los servicios ambientales-ecológicos que suministran agua y asegurar el crecimiento económico dándole el valor que se merece.

Dado que la aplicación de biotecnología en México para tratamiento de aguas es muy incipiente, consideró, es urgente desarrollar una nueva biotecnología o adaptar la que ya existe en el país para el tratamiento y reuso del agua residual.

El futuro de la bioenergía

Por otro lado, el investigador señaló que la economía en México es altamente dependiente de los hidrocarburos fósiles, de tal forma que 75% de la energía eléctrica es generada a través de este tipo de recursos y solamente 3% es producida a partir de fuentes renovables, una de ellas es la bioenergía, cuya materia prima es la biomasa (bioetanol, biometano y biodiesel, entre otros).

Razo Flores, quien es editor asociado de la Revista Latinoamericana de Recursos Naturales, explicó que la bionergía de primera generación utiliza los cultivos agrícolas para producir energía y consideró que en México esto no sería ético porque no somos autosuficientes en la producción de alimentos, por lo tanto, lo recomendable es producir bioenergéticos basados en materiales linocelulósicos, biodiesel o microalgas.

Por último, comentó que tener un enfoque integral en la producción y uso sustentable de recursos naturales es una de las acciones estratégicas que deben llevarse a cabo para lograr que en un futuro haya un aumento en el uso de fuentes renovables de energía.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/77608.html

Leave a reply