El Lago de Cuitzeo se secará y no se tendrá agua ni para lo básico

La nueva Zona Metropolitana exige 27 mil metros cúbicos de agua al día, cada vecino en promedio requiere de 250 litros de agua diarios para su uso personal

Florentino Fuentes Barrera

 

Cuitzeo, Michoacán.- En la actualidad, los habitantes de la nueva mancha urbana requieren un fuerte gasto de agua potable, que al usarse y no tratarse, al ser lanzada a los drenajes y canales de desagüe, contamina el medio ambiente de manera agresiva, de tal forma que para el doctor Alberto Francisco Gómez-Tagle Rojas, hablar del cambio del uso de suelo es hablar de toda una serie de problemas que ya afectan directamente el entorno en que vivimos y que en pocos años colapsará con graves estragos.

Al proseguir con la entrevista en exclusiva, Gómez-Tagle Rojas, profesor e investigador del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, adscrito al Instituto de Investigación sobre los Recursos Naturales (Inirena), dijo que además de la contaminación que ya padece el Lago de Cuitzeo por las aguas negras que lleva el Río Grande de Morelia y otros muchos canales que confluyen de 23 municipios aledaños, los residuos de fertilizantes y contaminación agrícola constituyen otro factor de degradación, aunado a que muchos paseantes que visitan el bordo ubicado en la comunidad de Chehuayo dejan basura, botellas de cerveza, vino y residuos que finalmente van a caer al embalse natural.

Señala: “Entonces ahí tenemos otra forma de desecación del Lago de Cuitzeo, un importante ente acuoso que restablecía de manera oportuna y constante los mantos acuíferos de la región. En los últimos días, otra razón fortísima e inmensa es la formación y el establecimiento de una Zona Metropolitana entre Morelia y Zinapécuaro, en que se ha autorizado y construido una buena cantidad de fraccionamientos populares, y esta zona genera un déficit hídrico de agua porque por cada persona que habita los hogares de cada uno de los nuevos fraccionamientos que se han construido en los últimos cinco años, se calcula una demanda de 250 litros de agua diarios para su uso personal”.

La Zona Metropolitana es la región urbana resultante de la fusión de la ciudad de Morelia con Tarímbaro y las poblaciones cercanas, tiene un total de población de 807 mil 902 habitantes, según el censo del Inegi de 2010. Es considerada un área en crecimiento, desarrollo, modernización y urbanización.

Existen diez principales núcleos de población adheridos a lo que es la Zona Metropolitana y que en conjunto aglutinan al 82 por ciento de la población: Morelia, con 597 mil 511 habitantes; Morelos, con una población de trece mil 565 personas; Fraccionamiento Villas del Pedregal, con diez mil 934; Fraccionamiento Misión del Valle, ocho mil 663 ciudadanos; La Aldea, seis mil 162; Tarímbaro, seis mil 49 habitantes; Fraccionamiento Galaxias Tarímbaro, con cinco mil 989 vecinos; Fraccionamiento Metrópolis II, con cinco mil 973; Capula, cinco mil 86 ciudadanos, y Fraccionamiento Villa Magna, cuatro mil 577 habitantes, que en conjunto demandan un gasto de agua por 201 mil 975 metros cúbicos de agua potable y para uso personal diariamente.

Considerando a una familia tipo, formada por cinco integrantes, requiere de un metro cúbico de agua mínimo diariamente, lo que al multiplicarse por la cantidad de casas construidas en los diferentes fraccionamientos construidos en Tarímbaro, Morelia y Álvaro Obregón, calculándose conservadoramente en 135 mil nuevos habitantes, se requieren 27 mil metros cúbicos de agua al día por los 365 días del año se demandan más de nueve millones de metros cúbicos. Eso solamente son las nuevas necesidades a partir de la formación de esa Zona Metropolitana, sin considerar las demandas anteriores que ya se tenían del vital líquido”.

Actualmente está en marcha un proyecto para aumentar la Zona Metropolitana de la ciudad de Morelia a dos municipios más: Charo y Álvaro Obregón, por lo que la población aumentaría a 850 mil 538 habitantes, según los datos del XIII Censo de Población y Vivienda 2010 del Inegi, cerca de 43 mil habitantes más que exigirán agua.

Para el doctor e investigador del Inirena, Alberto Francisco Gómez-Tagle Rojas, ante los cálculos y trabajos desarrollados por un equipo de 27 investigadores durante cerca de 40 años, y ante las políticas gubernamentales existentes, si no se aplican correctivos emergentes, entre los años 2017 y 2020 el Lago de Cuitzeo y toda su cuenca colapsará en sus embalses y red hidrológica, de tal manera que no se tendrá agua ni siquiera para realizar las necesidades más apremiantes, como es la preparación de los alimentos.

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/nota-226183

Leave a reply