El recurso del Cutzamala, libre de cualquier tóxico que lo haga no apto para consumo humano: Conagua

El olor y sabor a tierra húmeda ha disminuido y desaparecerá al normalizarse las lluvias, dice

El recurso del Cutzamala, libre de cualquier tóxico que lo haga no apto para consumo humano: Conagua

Fernando Camacho Servín

 

Periódico La Jornada
Sábado 30 de junio de 2012, p. 34

Las autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) reiteraron que el líquido del sistema Cutzamala no tiene ningún elemento tóxico que la haga no apta para el consumo humano, al tiempo que activistas manifestaron sus reservas sobre la calidad del recurso, y advirtieron que la contaminación del mismo podría ocurrir en las tuberías obsoletas que lo traen al valle de México.

Antonio Gutiérrez Marcos, director de agua potable, drenaje y saneamiento del Organismo Cuenca de Aguas del Valle de México, subrayó que el agua de la presa Valle de Bravo y del Cutzamala está sujeta a exámenes diarios para verificar su calidad, y este proceso se intensificó en las semanas recientes debido a la aparición en estos mantos acuíferos de la geosmina, sustancia producida por una microalga que prolifera con el calor.

Derivado del problema que tuvimos por el olor y sabor del agua a tierra húmeda, se tomaron las medidas para determinar su toxicidad, y no encontramos elementos en ese sentido. Si encontráramos algo, seríamos los primeros en suspender el envío de agua de manera inmediata, aseguró en entrevista el funcionario.

Aunque admitió que el agua todavía conserva un ligero gusto a tierra mojada, Gutiérrez indicó que ese factor ha ido disminuyendo paulatinamente, y desaparecerá cuando se inicie de manera formal la temporada de lluvias y baje la temperatura, ya que el calor produce más nutrientes en la presa Valle de Bravo, que a su vez dan lugar a un mayor número de microalgas.

Mientras tanto, Conagua seguirá aplicando una solución de carbón activado en el líquido, para garantizar su inocuidad y llevarlo a los consumidores de manera cristalina, y con el menor grado posible de olor a tierra.

De manera rotunda te digo que el agua del sistema Cutzamala sigue siendo apta para consumo humano. Creo que se ha distorsionado la información de que puede haber toxicidad, aseveró.

A pesar de las afirmaciones de la Conagua, el académico Octavio Rosas Landa, integrante de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, advirtió que los datos del organismo dirigido por José Luis Luege son dignos de toda desconfianza, como supuestamente indican informes de la Auditoría Superior de la Federación.

Si uno revisa esos documentos, se da cuenta de que la Conagua está incurriendo en numerosas fallas, porque al margen de que traten el agua en las plantas de potabilización, habría que ver en qué condiciones están las tuberías que la llevan hacia el Distrito Federal, que ya están gastadas, obsoletas y muy dañadas, alertó.

Para el activista, no es suficiente que el gobierno asegure que el agua del Cutzamala está en buenas condiciones, pues está obligado a mostrar los informes y pruebas en ese sentido, así como a verificar el recorrido de la misma para determinar sus condiciones reales.

http://www.jornada.unam.mx/2012/06/30/sociedad/034n2soc

Leave a reply