El Zapotillo, 23 años en busca de agua para León

El Zapotillo, 23 años en busca de agua para León

El proyecto ha enfrentado a gobiernos y a ciudadanos, sin embargo la necesidad es latente

Alejandro Sandoval | Periódico Correo, Guanajuato, Febrero 18, 2013

 LEÓN, Guanajuato.- El proyecto de la presa El Zapotillo, con el que se pretende traer agua a León procedente del Río Verde, ha sido detenido y entorpecido constantemente por razones técnicas, políticas, y hasta presupuestales.

Los inicios

La búsqueda de Guanajuato para traer agua a León, se remonta al año de 1990, cuando el entonces gobernador Carlos Medina Plascencia, firmó un acuerdo de colaboración con su homólogo de Jalisco, Guillermo Cosío y con el presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, para estudiar las aguas del Río Verde.

Los estudios se terminaron en noviembre de 1994, fecha en que se firmó el acuerdo para darle 120 millones de metros cúbicos a León, Guanajuato y 384 millones de metros cúbicos para Guadalajara, Jalisco.

En abril de 1995, mediante Decreto del Ejecutivo Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación, se declaró la reserva de las aguas nacionales superficiales del Río Verde, para usos domésticos y público urbano, por un volumen anual de 504 millones 576 mil metros cúbicos.

Asimismo, se reservó un volumen de 119 millones 837 mil metros cúbicos para el estado de Guanajuato.

Un nuevo convenio de aprovechamiento del Río Verde fue firmado el 22 de mayo de 1997 por los gobernadores Vicente Fox, de Guanajuato, y Alberto Cárdenas Jiménez, de Jalisco, para lograr el aprovechamiento integral de las aguas del Río Verde, en beneficio de los usuarios de aguas nacionales.

Así también, para determinar las acciones para la ordenación de los aprovechamientos en uso pecuario, y el manejo y la protección de las aguas destinadas para uso doméstico y público urbano.

El 23 de mayo de 2003, el entonces gobernador Francisco Ramírez Acuña publica en el Diario Oficial de Jalisco un decreto por medio del cual se autorizan recursos para construir una presa en el Río Verde.

Primer tropiezo

No obstante, se cambió el afluente de abasto de agua que se establecía en los decretos federales que es el Río Verde, incluyendo el Río Santiago, cuyo uso es exclusivo para saneamiento, y el Congreso rechazó la propuesta.

En 2004 se firmó un acuerdo para construir la presa de San Nicolás en el municipio de Jalostotitlán, así como en San Gaspar, comunidad que sería inundada y en la cual los pobladores se opusieron defendiendo su iglesia que data de la época colonial.

Por la oposición social de los pobladores de San Gaspar, que defendieron sus tradiciones y su patrimonio cultural y natural, el entonces gobernador de Jalisco, canceló el proyecto.

Segundo intento

En septiembre de 2005, nace el proyecto Zapotillo-Arcediano donde se obtiene la autorización en materia de impacto ambiental (131/06) para la construcción de una cortina de 80 metros.

El Zapotillo es el plan B de la fallida presa de San Nicolás, que durante el gobierno federal de Vicente Fox y el estatal del jalisciense Francisco Ramírez Acuña, se planeaba construir sobre el mismo Río Verde, aguas arriba, en el municipio de Jalostotitlán.

La finalidad del proyecto de San Nicolás era básicamente la misma de El Zapotillo: llevar agua desde Jalisco a León, Guanajuato.

Supuestamente la cancelación fue favorecida por las disputas y diferencias políticas que surgieron entre el presidente Fox y el gobernador Ramírez Acuña al final de sus respectivos gobiernos. Una prolongación de los desencuentros que durante casi seis años mantuvo el jalisciense con el mandatario estatal, Juan Carlos Romero Hicks.

Los técnicos de la Conagua fijaron el nuevo punto para construir la proyectada presa en El Zapotillo. El 22 de mayo de 2006, el gobernador Ramírez Acuña, pronunció un discurso en Guanajuato, en donde expresó que el Zapotillo aportará 5.6 metros cúbicos de los cuales 3.8 serán para León y el resto para los Altos de Jalisco. Y finalmente, a unos días de concluir el sexenio, al cabo de una reunión en Los Pinos en la que estuvieron presentes Fox, Ramírez Acuña y Romero Hicks, el gobierno federal anunció la firma de un nuevo acuerdo en el que se definía el sitio de la construcción del embalse: el municipio de Cañadas de Obregón. El proyecto, se advertía, era una realidad. Ya no habría marcha atrás.

El proyecto crece

En 2007, se modifica nuevamente el proyecto, cuando el siguiente Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, propone que la cortina de la presa El Zapotillo crezca de 80 a 105 metros para incluir a la zona metropolitana de Guadalajara en el reparto de agua.

Se establece proveer de 8.9 metros cúbicos por segundo, de los cuales 3.8 metros cúbicos serán para León, 1.8 para los Altos y 3.3 metros para Guadalajara.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el aumento en la altura de la cortina no modificaba los impactos ambientales en flora y fauna.

Condenados a morir

Sin embargo, socialmente el impacto sería diferente, ya que con una altura en la cortina de 105 metros, quedarían bajo las aguas Temacapulín, Acasico y Palmarejo, cuyos habitantes se oponen a que desaparezcan sus poblados.

Ahora, el gobernador electo de Jalisco, Aristóteles Sandoval, se pronunció a favor de reducir la altura de la cortina de la presa, de 105 a 80 metros, es decir, modificar otra vez el proyecto a cómo estaba, con lo que salvaría a Temacapulín.

Uno de los escenarios que traía consigo esta modificación, es que se reduzca el volumen de agua para León, por lo que la postura del gobierno de Guanajuato, es que se respete el convenio y la ciudad reciba el agua acordada, independientemente si se modifica o no la altura de la cortina, que actualmente tiene un avance del 53 por ciento.

RECUENTO

    Desde el 2009 existe una sentencia de amparo (2245/2008) que cubre y protege a los habitantes de Temacapulín y Acasico, en donde se ordena a la Semarnat, a la Conagua y a la Comisión Estatal de Agua de Jalisco (CEA), la suspensión de la obra.

    La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), el 21 de diciembre de 2009, emitió una recomendación en donde argumenta que se han violado garantías constitucionales, tales como el derecho a la legalidad y a la seguridad jurídica; a la propiedad y a la vivienda; a la conservación del medio ambiente; al patrimonio histórico y cultural propiedad de la nación; así como al desarrollo y a la salud. En esta recomendación la CEDHJ solicita al gobierno de Jalisco que se suspenda la obra y que se hagan los estudios alternativos a la construcción.

    El costo estimado de la construcción es de 8 mil 10 millones de pesos.

    El 24 de mayo del 2005 y mediante oficio CJ/13/2005 el exgobernador Francisco Javier Ramírez Acuña, canceló el proyecto de la presa de San Nicolás para darle agua a León Guanajuato, argumentando en su oficio que es debido “A que se han desarrollado diversas molestias basadas en el arraigo y tradiciones de sus habitantes, principalmente de las poblaciones San Nicolás y San Gaspar, cuya fundación, precortesiana, data del Siglo XIII”.

ÉNFASIS

Actualmente el proyecto establece que el acueducto ‘El Zapotillo, Altos de Jalisco-León’ dotará de agua, para los próximos 25 años, a dos millones 400 mil habitantes, de los cuales 1 millón 100 mil son de León, 950 mil de la zona metropolitana de Guadalajara y 350 mil de 14 municipios de los Altos de Jalisco.

En cifras

23 años tiene el origen del proyecto

80 metros

mediría originalmente la cortina

105 metros

fue la propuesta de Emilio González

http://www.periodicocorreo.com.mx/vida_publica/84566-el-zapotillo-23-anos-en-busca-de-agua-para-leon.html

Leave a reply