En 15 días se regularizaría el suministro de agua en Iztapalapa, advierte Brugada

Pide a la asamblea que exhorte a Conagua y al SACM a otorgar ayuda a la demarcación

En 15 días se regularizaría el suministro de agua en Iztapalapa, advierte Brugada

La delegada entregó a la ALDF una propuesta sobre distribución equitativa del líquido en el DF

Rocío González Alvarado

 

Periódico La Jornada
Viernes 30 de marzo de 2012, p. 40

Aún cuando ya se repararon los ductos afectados por el sismo del pasado 20 de marzo, la crisis por el agua en Iztapalapa se mantiene y podría llevar más de 15 días regularizar el suministro del vital líquido, aseguró la titular de la demarcación Clara Brugada Molina.

Al acudir a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), donde entregó una propuesta de iniciativa de ley para garantizar el suministro equitativo del vital líquido en la ciudad, la jefa delegacional sostuvo que aún permanecen sin agua alrededor de 600 mil personas, por lo que hay tensión permanente en dicha demarcación.

Ante ello, pidió a los diputados que desde la ALDF exhorten a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) a otorgar la ayuda necesaria en esta emergencia y no incluir en el recorte de suministro de agua a la delegación.

La solicitud coincidió con un punto de acuerdo aprobado ayer por el pleno del recinto legislativo, en el que los asambleístas pidieron al SACM realizar las acciones necesarias para mitigar el rezago del suministro y con ello evitar conflictos vecinales por la carencia del recurso.

Ante una comisión de diputados, encabezados por la líder de la ALDF, Alejandra Barrales, Brugada Molina aseguró que, a pesar de que las fugas en las redes primarias ya fueron reparadas, los principales tanques que abastecen de agua a la demarcación se encuentran entre 60 y 70 por ciento de su capacidad.

La funcionaria estuvo acompañada del director ejecutivo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, José Luis Gutiérrez Espíndola, quien afirmó que Iztapalapa es un botón de muestra de las distorsiones e injusticias del actual modelo de gestión integral del agua que ve como bien económico y no público al vital líquido.

Dijo que este modelo termina penalizando a los más pobres con menos agua y de peor calidad, por lo que respaldó la propuesta de la jefa delegacional.

Barrales, a su vez, se comprometió a que la iniciativa presentada y otras relativas al problema del agua de la ciudad de México podrían ser abordadas en el presente periodo ordinario de sesiones o en su caso en un periodo extraordinario.

http://www.jornada.unam.mx/2012/03/30/capital/040n1cap

Leave a reply