Enseña El Paso a San Antonio cómo desalinizar el agua

Scott Huddleston
The San Antonio-Express News | 22:06

Una herramienta clave para garantizar el futuro del agua de San Antonio podría encontrarse en esta ciudad situada en el desierto, El Paso, la cual ha recurrido a la desalinización para abordar la sequía y la baja en las dotaciones procedentes del río Grande (conocido en México como Bravo).

El alcalde Julián Castro formó parte de la delegación de líderes del gobierno y los servicios de la ciudad y de empresarios que este viernes recorrieron la planta desalinizadora situada tierra adentro con el propósito de aprender más y traer a casa el claro mensaje de que la desalinización resulta integral para la prosperidad de San Antonio.

Castro señaló que el éxito paseño para elevar la salina agua subterránea hasta los estándares del agua potable representa una prueba que debe de acallar a los críticos que han calificado como tecnología no probada a la desalinización.

“Hay quienes han considerado a la desalinización casi como ciencia ficción. Y eso no podría estar más alejado de la verdad”, dijo Castro a los reporteros tras recorrer en El Paso la Planta Desalinizadora Kay Bailey Hutchison.

“El Paso posee la mejor reputación en el país, en términos de desalinizar bien”, señaló. “Se trata de una oportunidad que también San Antonio tiene, pero apenas ahora estamos empezando a explotarla”.

El Consejo de Desarrollo del Agua de Texas calcula que a nivel estatal existen 2.7 billones de acres-pies (3,329,100,000 metros cúbicos) de agua salobre, vasta abundancia de agua que se ha vuelto fuente alternativa para una creciente número de comunidades.

Con excepción de dos, todas las plantas desalinizadoras de agua salina que hay en el estado, incluyendo la de El Paso y la que se tiene planeada en San Antonio, usan ósmosis inversa, procedimiento que obliga al agua salobre a pasar a alta presión por delicadas membranas, lo cual elimina sales y demás contaminantes.

Este verano el Sistema de Agua de San Antonio (SAWS, por sus siglas en inglés) comenzará la primera fase de la planta desalinizadora que producirá inicialmente 13 mil 440 acres-pies (16,571,520 metros cúbicos) al año, suficiente para dar servicio a más de 40 mil hogares, en el 2016.

Se espera que para el 2026, tras dos ampliaciones, la planta inyecte 30 millones de galones diarios al sistema de San Antonio, prestando servicio a más de 100 mil hogares.

John Balliew, presidente y director general de El Paso Water Utilities, dijo que durante la serie de cierres de bases militares registrada en el 2005, cuando el gobierno de la ciudad intentó impedir que Fort Bliss fuera clausurado, se recurrió al agua salina como potencial salvación económica.

Se utilizaron fondos federales por aproximadamente 26 millones de dólares para financiar la planta con costo de 91 millones, construida para satisfacer necesidades calculadas en 20 millones de galones diarios para la ciudad y 7.5 millones de galones para la base.

La empresa de agua alquila el lugar donde se encuentra la planta a Fort Bliss, que ocupa los terrenos que rodean a las instalaciones, las cuales tienen siete años de antigüedad.

“La planta está diseñada para producir el mismo volumen de agua que el consumidor está acostumbrado a obtener”, dijo Balliew a la delegación procedente de San Antonio, en donde participaron el regidor Michael Gallaguer, Joe Krier, Ray López y Ron Nirenberg.

“El sabor es el mismo” que el del resto de la dotación en El Paso, aunque al agua no se le da tratamiento en busca de sabor, explicó Balliew.

“Nosotros nada más controlamos el contenido de sal y el pH”, agregó.

Funcionarios del agua de El Paso dijeron que la sequía ha afectado en forma dramática el abastecimiento de agua del río Grande, la cual por lo general representa el 50 por ciento del agua potable en la ciudad.

La ciudad, la cual registra una de las tasas municipales de agua más bajas en Texas, cuenta asimismo con dos mantos acuíferos que proporcionan agua y usa agua salobre extraída de pozos de 400 a 800 pies de profundidad en el Bolsón del Hueco, el manto acuífero cargado de arena rojiza y grava que se localiza bajo la ciudad del Desierto de Chihuahua.

Durante un día promedio, la planta desalinizadora genera alrededor de tres millones de galones, poco más del 10 por ciento de su capacidad. En un día pico de verano, cuando el sistema distribuye 160 millones de galones, dicho volumen es menos del dos por ciento. Funcionarios paseños manifestaron preferir depender del río que de la desalinización, la cual requiere mayor electricidad.

Pero la planta ha constituido una fuente crucial durante la sequía en curso y la helada de hace dos años, cuando se descompuso el equipo de la empresa de agua.

“Ahí está para momentos de necesidad”, dijo Christina Montoya, vocera de la empresa El Paso Water Utilities. “El año pasado, sólo obtuvimos el 10 por ciento de lo que obtenemos normalmente del río. Así que las cosas han estado muy mal”.

Este año no parece mucho mejor para el río Bravo. Con sólo unas ocho pulgadas de agua y el equivalente a siete veces más de evaporación, el Bolsón del Hueco no tiene “ninguna recarga práctica”, señaló Balliew.

El Paso está colaborando con una empresa de investigaciones a fin de explorar los usos potenciales de los sólidos disueltos residuales del proceso, incluyendo sal de alta pureza, yeso agrícola e incluso leche de magnesia. Por ahora, la empresa de agua está depositando sus derivados de la salmuera en tres pozos de inyección situados en una formación de piedra caliza cercana a la línea limítrofe con el estado de Nuevo México, a cerca de 3 mil pies de profundidad.

SAWS planea extrae agua salina de la parte baja del manto acuífero de arena Wilcox en la planta desalinizadora que posee en su lote de 3 mil 200 acres en Twin Oaks, el cual abarca el sur del condado Bexar y la zona norte de los condados Wilson y Atrascosa.

Los sólidos residuales del proceso de desalinización se inyectarán en lo profundo de la porción salina del acuífero Edwards, a aproximadamente 5 mil pies de profundidad —casi una milla.

La solución, que tiene una concentración mineral de 15 mil partes por millón, se mezclará con el agua salobre del Edwards, la cual, con 90 mil partes por millón, posee una concentración mucho más alta, dijeron funcionarios de la empresa de San Antonio.

Además del plan de construir una planta de 411 millones de dólares para el 2026, SAWS también está considerando la opción de “desalinización ampliada” para producir otros 50 mil acres-pies anuales, a efecto de generar un total de 83 mil 600 acres-pies —suficiente para brindar servicio a más de 250 mil hogares.

Funcionarios del Sistema de Agua de San Antonio se manifestaron esperanzados de que el mercado secundario para los productos de desecho de la desalinización y la nueva tecnología, así como un posible proyecto conjunto con CPS, minimicen los costos.

Los miembros de los consejos de SAWS y CPS tienen planeado realizar el mes próximo una sesión conjunta destinada a comentar la posibilidad de una planta de electricidad de CPS que funcione con gas que se instalaría en Twin Oaks con el centro de desalinización y utilizaría para enfriar el agua procesada.

Castro, quien como alcalde dirige el consejo de ambas dependencias de San Antonio, dijo que la planta paseña demuestra lo que es posible cuando las instancias públicas colaboran por el bien común.

El director general de SAWS Robert Puente señaló que ambas ciudades han buscado opciones alternas de agua fresca, al tiempo que se adaptan al crecimiento y sirven como “modelos internacionales para la conservación del agua”.

El Paso ha registrado entre el 2002 y el 2012 un aumento del 20 por ciento en clientes minoristas y mayoristas, de 178 mil 561 a 214 mil 254. SAWS también proyecta que en el transcurso de los próximos 10 años en su zona de servicio se construyan el equivalente a 95 mil nuevos hogares.

Pero Puente señaló que El Paso ha asumido un papel líder en la desalinización que San Antonio debe seguir.

“Existe un océano de agua salina debajo de nuestros pies”, dijo. “A todo el estado de Texas le emociona el agua salina”.
http://diario.mx/El_Paso/2014-05-17_85f7e897/ensena-el-paso-a-san-antonio-como-desalinizar-el-agua/

Leave a reply