Es inconstitucional cortar agua a usuarios: Auditoría

 

Araly Castañón

El Diario | Jueves 07 Agosto 2014 | 23:07 hrs

Aun con el servicio pagado en un cajero automático de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), a Gerardo Cázares le cortaron el agua en su domicilio, ubicado en la colonia Lomas de San José.

“Les llevé el comprobante de pago y me dijeron, sí, es cierto, vamos a mandar que te reconecten, y nada”, mencionó ayer en la tarde luego de durar más de 24 horas sin el servicio.

A pesar de que en este caso el error es de la JMAS porque su cajero no registró el pago, el corte del agua potable en un domicilio habitado es ilegal, estableció la Auditoría Superior del Estado (ASE).

“La suspensión o restricción al suministro de agua es violatorio a la garantía individual concedida por el sexto párrafo del artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y contraviene el procedimiento establecido en el artículo 34 de la Ley de Agua del Estado de Chihuahua”, indica el órgano fiscalizador en la última revisión que hizo a la descentralizada.

Señala que la JMAS sólo puede cortar total o parcialmente el agua cuando no reciba el pago por la prestación de los servicios públicos dentro de los 90 siguientes días al periodo de consumo, siempre y cuando a través de inspección al inmueble se constate que esté desocupado.

Además, el Consejo Directivo de la JMAS aprobó y publicó en el Periódico Oficial del Estado el 12 de abril de 2014 las tarifas de este año, y en la disposición cuarta indica que el servicio se podrá suspender hasta que el usuario deje de pagar el agua por dos meses.

Es decir, no inmediatamente, como ocurre en la actualidad.

“Cuando un usuario no realice los pagos por los servicios que reciba dentro de los 60 días siguientes al periodo de consumo, el organismo operador, de conformidad con lo establecido en el contrato de adhesión celebrado, podrá suspender el servicio y en su caso retirar el aparato medidor”, se indica en el Periódico Oficial del Estado.

Sin embargo, de acuerdo con testimonios de usuarios, y declaraciones del presidente de la JMAS, Fernando Uriarte Zazueta, este año los cortes de agua se intensificaron.

El funcionario declaró en febrero de este año que se reforzó el sistema de cortes del servicio por falta de pago.

“No queremos que se continúen los rezagos, estamos atendiendo el rezago fuerte de todas maneras, pero también el que se está dejando de pagar”, aseguró en entrevista.

Adriana Vázquez, habitante del fraccionamiento San Ángel, es una de las usuarias que a principios de este año le cortaron el agua por diez días de retraso en el pago del servicio.

Dijo que anteriormente podía dejar pasar dos meses sin pagar el agua y al tercer recibo que se acumulaba le suspendían el suministro, pero este año a pocos días de que venció la fecha límite se lo cortaron.

La observación de la Auditoría Superior del Estado indica que esto es ilegal, de acuerdo con el artículo 4º de la Constitución Mexicana, el cual dice:

“Toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía para la consecución de dichos fines”.

Además, menciona el artículo 34 de la Ley del Agua del Estado de Chihuahua, que en el párrafo segundo establece:

“Cuando el organismo operador no reciba el pago por la prestación de los servicios públicos dentro de los 90 días siguientes al periodo de consumo, efectuará una inspección física al inmueble para verificar su ocupación del mismo y la correcta conexión del servicio. Cuando esté desocupado el inmueble y lo constate, el organismo operador podrá suspender total o parcialmente el servicio y retirar el aparato medidor”.

La JMAS no dio respuesta a esta observación número V.3.3. de la ASE, por lo que no se solventó.

También El Diario buscó esta semana la versión de la JMAS sobre este asunto, pero tampoco hubo respuesta.

En la última revisión que hizo a la descentralizada en el 2012 y que entregó en abril de este año al Congreso del Estado, la ASE indica que por la reinstalación de servicios durante el ejercicio 2011, la Junta de Agua tuvo ingresos por 9 millones 463 mil 833.31 pesos, mientras que de enero al 12 de octubre del 2012 fueron 9 millones 747 mil 597.30 pesos.

En el 2011, el costo de la reconección de agua era de 150 pesos, actualmente el costo es de 191.40 pesos.

Con lo recabado en el 2011, por la reinstalación del suministro se estima que la JMAS realizó 63 mil 92 cortes en ese año, lo que significa un promedio de 172 diarios. Datos más recientes no fueron proporcionados por la descentralizada. (Araly Castañón/El Diario)

acastanon@redaccion.diario.com.mx

 

Leave a reply

Softplug.net