‘Escasez de agua potable, por crecimiento expansivo’

 

Lunes, 21 de abril de 2014 | Dolar 12.72 – 13.17

 

Fuente: Manuel Sáenz


 

Faltan programas de educación ambiental y de conservación, especialmente a frenar la expansión, dice especialista

Luis Carlos Ortega | NorteDigital

 

La situación de la escasez de agua potable en la ciudad para los próximos años tiene posibilidad de postergarse hasta un futuro más lejano pero siempre y cuando se ponga un verdadero freno a los factores que inciden en su desperdicio y falta de administración.

Lo anterior en opinión del académico y especialista en temas del agua Jorge Salas Plata, quien pone como uno de los principales detonantes de este problema la tendencia de crecimiento expansivo que ha caracterizado la urbanización de Juárez, situación que junto con otros factores, exige una mayor atención en materia de campañas y de información constante para la comunidad.

“Necesitamos dejar de lado ese pensamiento de que la ciudad tiene recursos infinitos, que ha sido base del crecimiento económico sustentado en seguir expandiéndose y que hay que traer más inversión y generar más empleos; es algo que puede funcionar para una ciudad con recursos suficientes, pero no para Juárez que está excedida en crecimiento y que tarde o temprano se va a enfrentar con la realidad de que no va a haber una medida de política que controle la degradación del recurso”, dijo.

Afirmó que desde luego en esto hay mucho que hacer por parte de la ciudadanía, pero también lamentó que -aparte de la JMAS, dependencia que tiene su propio programa con el que sí se ha avanzado en aspectos de concientización y ahorro de agua- las autoridades no tengan un programa más audaz en términos de educación ambiental y de conservación, especialmente enfocado a poner freno a la expansión. 

“Se supone que una planeación sustentable del recurso es una planeación que debe garantizar agua suficiente a las próximas generaciones, y eso exige un esfuerzo a todo los niveles para lograr un equilibrio, porque de otro modo el agua no nos va a durar ni siquiera para una generación si seguimos con esta lógica de crecimiento que sólo va a terminar por agotar el recurso a corto plazo”, indicó.

Coincidió con los datos que exponen un ritmo de desperdicio actual de agua en Juárez de hasta un 30 por ciento del promedio general del consumo, que la coloca como uno de los más elevados para las ciudades mexicanas que tienen problemas de escasez.

Para el académico parte de la solución estriba además en renegociar los aspectos que tienen que ver con el manejo del agua del río Bravo, cuyo usufructo -asegura- se lo apropiaron unilateralmente las autoridades norteamericanas, situación que actualmente promueve el desperdicio de agua por el uso de técnicas de cultivo ya rebasadas, y que tarde que temprano el gobierno de México tendrá que replantear.

“Si nosotros logramos un acuerdo con los Estados Unidos para modernizar los dos distritos va a haber un ahorro muy interesante, pero no queremos invertir porque los agricultores del lado americano aquí en nuestra región son muy conservadores y tienen todo el apoyo de su autoridades”, dijo.

Agregó que como el agua sí está garantizada para los agricultores norteamericanos gracias a los ya obsoletos acuerdos con México, éstos no tienen empacho en usar grandes cantidades de agua para el lavado de las sales con técnicas como el anegamiento y el barrido de las sales, algo que representa un gran desperdicio de agua que “es insustentable en términos de región, y que finalmente lo que hace es contaminar más el río, mientras nosotros carecemos del recurso”, según afirmó.

 http://www.nortedigital.mx/65773/escasez_de_agua_potable__por_crecimiento_expansivo/

 

Leave a reply