Exhorto a CFE y Conagua a reducir tarifas a productores

Exhorto a CFE y Conagua a reducir tarifas a productores

El Sol de Hidalgo

5 de mayo de 2011

 

Por la Redacción

Pachuca, Hidalgo.- Debido a la protesta de campesinos de todas las regiones del estado por el encarecimiento de cuotas eléctricas y el corte de energía a pozos de agua para riego, el diputado Onésimo Serrano González, presidente de la Comisión del Campo, hizo un exhorto a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a bajar las cuotas por consumo eléctrico y evitar la suspensión del servicio para uso agropecuario.

También, pidió a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no imponga multas y recargos por no pagar a tiempo volúmenes de agua utilizados en riego.

En su intervención ante los integrantes de la 61 Legislatura local, Serrano González denunció que de forma abusiva la CFE ha impuesto cuotas excesivas a la energía eléctrica utilizada para la producción agrícola.

Las tarifas, según el líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC), fluctúan de los 40 mil y en unos casos hasta 500 mil pesos, así que pidió "sean reconsideradas".

Serrano enfatizó que el cobro debe ser acorde al potencial productivo que tiene el sector agropecuario, por ello exigió a la CFE que frene el corte de energía eléctrica a los pozos agrícolas y se busque llegar a acuerdos con los que tengan adeudos a propósito de no frenar la producción de granos.

Igualmente, exhortó a la Conagua a detener la imposición de multas arbitrarias e insultantes por no pagar a tiempo los volúmenes de agua utilizados en los sistemas de riego que van de 280 mil hasta 1 millón 120 mil pesos y que afectan a los campesinos.

Así las cosas, el activista puntualizó que las multas en proceso sean canceladas o condonadas.

Señaló que es necesario que las inspecciones a los pozos que hace la Conagua sea en primer término para asesorar al productor y se les dé un tiempo razonable a efecto de realizar las correcciones como lo marca la ley.

Pidió también que esta dependencia respete los volúmenes de líquido de las concesiones de los productores hidalguenses como lo marca la ley.

Por todo lo anterior, Onésimo Serrano González propuso a consideración de la Cámara de Diputados un punto de acuerdo en el que se hace una exhorto a la CFE y a la Secretaría de Hacienda y Crédito al Público a que se revisen los montos de las tarifas, al mismo tiempo que hizo un llamado respetuoso a los representantes de ambas dependencias con objeto de que dejen trabajar su tierra a los campesinos productores.

En otro contexto, el también presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural indicó que para superar la peligrosa dependencia alimentaria que se tiene con el extranjero y evitar la carestía de los granos básicos causada por los desastres naturales y climatológicos se necesita desplegar una estrategia consistente en el rescate del sector agropecuario, apoyar en todo momento al campesino y al pequeño productor para que pueda trabajar su tierra..

Recordó que, recientemente, el Congreso de la Unión determinó elevar a rango constitucional el derecho a la alimentación. "Este dictamen -aseveró Serrano- establece como obligación de estado garantizar el acceso a una alimentación nutritiva suficiente y de calidad".

Enfatizó que la más recientes cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) señalan que los últimos meses el índice general de precios de los alimentos se ha incrementado en 57.1 por ciento; los cereales encarecieron 88.1%, los aceites y grasas 106.5%, los lácteos 48.4%, las carnes 9.9% y el azúcar 26.1%.

"Por si fuera poco, las proyecciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos señalan que los precios promedio de los cereales continuarán creciendo durante 2011 para ubicarse ligeramente debajo de su nivel máximo durante el periodo 2015-2017", puntualizó el líder campesino..

Lo anterior significa que los precios internacionales de los alimentos se estabilizarán en niveles superiores en más de 100% respecto de los observados antes del actual proceso de encarecimiento en cascada que comenzó en el periodo 2008-2010.

Por desgracia, y pese al negro panorama, el gobierno federal de nuestro país se ha negado a reactivar el campo y le ha apostado erróneamente a la compra de alimentos en el extranjero.

"Actualmente, en México la importación de alimentos se acerca a 54% del consumo nacional. El 33 % de las necesidades de maíz, 65% de trigo, 75% de arroz y 95% de soya; del 2008 a la fecha la importación de carne de bovino aumentó 440 %, la de aves 280% de cerdo 210%".

Como consecuencia, el gobierno mexicano, a través de sus tres instancias, debe atender, mediante acciones urgentes y oportunas, la producción agroalimentaria y de forma prioritaria el ciclo productivo primavera verano 2011, ya que representa 80% de la producción nacional.

http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n2065423.htm

Leave a reply