Expertos critican incongruencias para extraer agua de Chapala

Expertos critican incongruencias para extraer agua de Chapala

César Coll

En el traslado de agua de Chapala a la ZMG mediante el actual acueducto, se desperdicia cerca de 40% por fugas. S. NÚÑEZ

  • Difieren en la construcción de la segunda línea del acueducto

Reprueban las políticas públicas para abastecer del vital líquido a la Zona Metropolitana de Guadalajara

GUADALAJARA, JALISCO (01/NOV/2010).- La determinación del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) de arrancar el próximo año con la construcción de un nuevo acueducto para extraer más agua del Lago de Chapala, no es del total agrado de expertos en la materia, aunque ya se cuenta con el aval de autoridades federales y estatales.

Raquel Gutiérrez Nájera, doctora en derecho ambiental, recordó que en un principio, la estrategia del Gobierno para garantizar el abasto de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) fue la Presa Arcediano. Y la principal característica de ese proyecto, recalcó, era precisamente dejar de explotar al vaso lacustre.

“Ahora estamos construyendo la Presa El Zapotillo para traer el agua a Guadalajara y suplir a Chapala, y toda la argumentación de la Presa Arcediano era en función de sacar menos agua del lago”.

Añadió que otras obras hidrológicas a punto de iniciar, como las macroplantas de tratamiento de Agua Prieta y El Ahogado, se diseñaron como alternativas a la explotación de Chapala, aunque la Presa El Zapotillo contempla destinar una cuota del Río Verde para el vecino Estado de Guanajuato.

“Van a traer más agua de Chapala aprovechando que tenemos buenos tiempos (de lluvia) y el agua del Río Verde se la van a llevar a Guanajuato, lo cual me parece una total incongruencia, ausencia de planeación, visión y soberanía para Jalisco en materia de recursos hídricos”.

A su ver, la construcción de la segunda fase del Acueducto Chapala-Guadalajara es totalmente “innecesaria”, pues las autoridades deberían apostarle a nuevas alternativas, como la recuperación y reutilización del agua pluvial, o bien, una reingeniería en los ductos que ya existen, pues la cantidad de líquido que se desperdicia durante el traslado es “más de 40%”.

Sobre el respaldo que da la Comisión Nacional del Agua (Conagua) al proyecto, Gutiérrez Nájera expresó que la Federación “continúa apostándole a obras de infraestructura caras y malhechas que benefician a otros estados. Creo que el señor (José Luis) Luege Tamargo (director general de la Conagua), con todo el respeto que me merece, ha dejado mucho que desear en torno a una política sustentable en materia hídrica, no nada más en Jalisco, sino en todo el país”.

Por otro lado, José Antonio Gómez Reyna, director de la División de Ingeniería del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara, mencionó que los acuerdos tomados en los últimos sexenios en el tema del agua “han dejado muy mal parado a Jalisco”, porque beneficiaron a otros estados y permitieron que hubiera momentos en que embalses artificiales, como la Presa Solís, almacenaran una mayor cantidad de agua que el propio Lago de Chapala.

“Los acuerdos generaron pérdidas de grandes caudales (…) otros estados se quedan con nuestros caudales, y los que tenemos no son suficientes; si pones la segunda tubería o ducto, simple y sencillamente vas a poner en crisis a Chapala muy pronto”.

Su propuesta: contar con un manejo integral en la extracción del líquido que vaya en relación con el porcentaje anual de lluvias, a fin de mantener los niveles de agua. Además, invitó a las autoridades a concentrar sus esfuerzos económicos en el control de fugas del primer acueducto.

Criticó que no existan políticas de reutilización de las lluvias, cuando en otros países recirculan hasta 80% de sus aguas pluviales.

Finalmente, propuso que la puesta en marcha de proyectos futuros cuente con la aprobación de universidades y organizaciones no gubernamentales, a fin de que no se politicen.

La “pantalla”

El proyecto del segundo acueducto “choca” con lo que se hablaba en años pasados sobre las condiciones agonizantes de Chapala, según opinó Mireya Acosta Gurrola, ingeniera civil y experta en hidrología.

Dijo que la edificación del segundo ducto “no es una mala idea”, pero sí se contrapone a lo que las autoridades mencionaban años atrás para justificar la Presa Arcediano.

“Es un agua que tenemos reservada en Chapala, aunque esto choca con lo que dijo en su momento Enrique Dau Flores (director de la entonces Comisión Estatal de Agua y Saneamiento durante el sexenio de Francisco Ramírez Acuña), que iban a hacer Arcediano porque Chapala se moría. Inclusive me tocó escuchar en una reunión a César Coll (actual titular de la CEA) de que con el calentamiento global, Chapala corría el riesgo de secarse; cosa absurda”.

La especialista indicó que exaltar el estado crítico del lago en aquellos años, era en realidad una “pantalla” para justificar la Presa Arcediano.

“La realidad es que se van a llevar el agua del Río Verde a Guanajuato y la cantidad de agua que le queda a Guadalajara es mínima, si es que nos la dejan”.

Dijo que la evaporación y el riego son los dos factores que más agua le quitan al vaso lacustre, y estimó que el segundo canal de traslado es técnicamente viable, dado que el acueducto que está en funciones no tiene capacidad suficiente para trasladar la cantidad de líquido que la ciudad necesita.

Arguyó que la Comisión Estatal del Agua (CEA) “pierde la memoria muy fácilmente”, pues cuando antes decía que Guadalajara estaba secando a Chapala, hoy “resulta ser todo lo contrario”.

Por eso, sugirió la puesta en marcha de políticas públicas para concientizar a la ciudadanía y a las autoridades sobre el cuidado del agua. Enfatizó en que se rehabiliten las líneas de distribución, a fin de que se deje de desperdiciar 40% del líquido que debería llegar a las colonias de la ciudad.

Recarga en mantos acuíferos

Reparar el primer ducto detiene el flujo: Coll

El titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA), César Coll Carabias, dio su aval para la construcción del Acueducto II Chapala- Guadalajara, pues reparar el primer canal paralizaría el flujo de agua hacia la metrópoli.

“El acueducto que se tiene ya lleva muchos años trabajando, para darle mantenimiento habría que parar la dotación de la ciudad de Guadalajara y la zona conurbada durante muchos días”.

De acuerdo con las autoridades estatales, no es fácil abrir y cerrar este tipo de acueductos, “porque la presión y hermeticidad que exigen hace que cualquier reparación sea bastante complicada”.

En adición a ello, los ductos se han desgastado a través de los años al bombearse en ellos aguas crudas con arena. Si en algún momento dicho deterioro generara un colapso, podría desembocar en un desabasto para toda la ciudad.

“Yo lo veo desde el punto de vista de anticipar un problema de esta gravedad; construir un acueducto paralelo, de tal forma que se pueda trabajar alternativamente, y por otro lado que (el SIAPA) extraiga todo lo que se le permite en la concesión (concedida por la Conagua)”. Para Coll Carabias, los acueductos gemelos serían “complementarios”, y no se opondrían entre sí.

Respecto a la cancelación de la Presa Arcediano agregó: “En su momento se habló de que la Presa Arcediano reemplazaría el agua de Chapala, y que a Chapala ya no se le sacaría agua (…) Al no ser posible su construcción, tenemos que tener una fuente alterna de bastante capacidad, y creo que si existe la dotación por parte de la Comisión Nacional del Agua de más capacidad de extracción, pues hay que aprovecharla”.

Mencionó que el fin de la Presa El Zapotillo (que para su edificación inundaría los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, del municipio de Cañadas de Obregón), tampoco es dejar de extraer agua del Lago de Chapala, sino de los acuíferos.

“Lo que sí se va a dejar de extraer es agua de los acuíferos, y eso es muy importante, porque es donde está la mayor reserva en la ciudad (…) Hace 40 años que se extrae agua de los acuíferos; se deben recargar”.

Para el director de la CEA, los años bondadosos como el presente, cuando el nivel en Chapala subió un metro con 56 centímetros, son para “aprovecharse”.

Anuncian proyecto

Al término de la última sesión del Consejo de Administración del SIAPA, el director del organismo, José Luis Hernández Amaya, señaló que para el año entrante se planea la construcción de una segunda línea del Acueducto Chapala-Guadalajara, con un presupuesto inicial de dos mil millones de pesos en un esquema de inversión público-privado entre la Federación y la iniciativa privada.

La finalidad, explicó, no es sobreexplotar al vaso lacustre, sino alcanzar la extracción permitida en la concesión que otorga la Conagua, pues actualmente no se cumple en su totalidad.

En una visita a Guadalajara, el titular de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, señaló que contar con un ducto “redundante”, así como la eventual puesta en marcha del sistema Zapotillo-Purgatorio y la construcción de las macroplantas de tratamiento de Agua Prieta y El Ahogado, ofrecerán a la Zona Metropolitana de Guadalajara varias opciones para el traslado de agua.

PARA SABER

El abasto anual de agua a la metrópoli es de entre 160 y 180 millones de metros cúbicos; 60% de ellos proviene del Lago de Chapala. El resto, de los escurrimientos del Río Verde.

Cada año, el vaso lacustre pierde entre 18 y 20 centímetros por el agua para uso humano. La mayor cantidad se va en la evaporación y en los sistemas de riego.

La primera línea del Acueducto Chapala-Guadalajara se ha usado desde hace 30 años, tiempo desde el cual ha sufrido desgaste por el traslado de aguas crudas mezcladas con arena; esto ha ocasionado fugas por las cuales se pierde 40% del agua que debería llegar a la ciudad.

Fuente: CEA y Conagua.

"El SIAPA y la CEA no se están comunicando para nada; no hay una política hídrica sustentable", Raquel Gutiérrez Nájera, doctora en derecho ambiental.

"En los últimos tres sexenios se han hecho acuerdos que dejan muy mal parado a Jalisco en relación al agua". José Antonio Gómez Reyna, investigador del CUCEI.

"Ellos decían que Chapala se estaba muriendo y que lo estaba secando Guadalajara; ahora resulta que es todo lo contrario". Mireya Acosta Gurrola, ingeniera civil y experta en hidrología.

CRÉDITOS: Informador Redacción / JEOG Hoy 05:37 hrs

http://www.informador.com.mx/jalisco/2010/245584/6/expertos-critican-incongruencias-para-extraer-agua-de-chapala.htm

 

Leave a reply