Explican cómo limpian agua para regresarla al Bravo

Explican cómo limpian agua para regresarla al Bravo

Por: OSVALDO RODRÍGUEZ , Jueves, 19 de Abril de 2012

Funcionarios de México y de Estados Unidos visitaron la planta potabilizadora, que tiene capacidad para tratar mil 360 litros del líquido por segundo.

Autoridades de los dos Laredos y de la CILA recorren la planta potabilizadora sur oriente para conocer el proceso

Quieres estar bien enterado, dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en el Twitter de @Elmananaonline

NUEVO LAREDO.- Autoridades de Nuevo Laredo así como de Laredo junto con los comisionados de los Limites Internacionales de Aguas recorrieron la planta potabilizadora sur-oriente de la localidad.

El gerente de la Comapa, Carlos Montiel Saeb, encabezó el paseo para explicar el funcionamiento de la tratadora así como la capacidad que se tiene para limpiar el agua residual que es regresada al cauce del río Bravo.

En esta visita estuvieron Edward Drusina y Roberto Salmón, comisionados de CILA de Estados Unidos y México respectivamente, así como Raúl Salinas, mayor de Laredo, Texas, Donald Heflin cónsul general de Estados Unidos en Nuevo Laredo y Miguel Ángel Isidro, cónsul de México en Laredo así como personal de NadBank.

“Es una invitación a los dos comisionados de Estados Unidos y México para que vean el trabajo que se hace y las necesidades, porque para nosotros al ver esta planta es impresionante porque enseña el compromiso de México, esto sirve a ambos lados de la frontera”, comentó Raúl Salinas.

Destacó la importancia de la presencia de los comisionados, ya que ellos pueden apoyar mucho cuando se requiera cabildear ya sea en México o en Washington.

En la explicación que se hizo por parte de Montiel Saeb es que en Nuevo Laredo se sanea un 90% de las aguas residuales, resta un 10%, porcentaje que se solucionaría con 55 millones de pesos para terminar de desconectar los drenajes sanitarios de los pluviales.

“Nosotros tratamos alrededor de mil litros por segundo y la capacidad de la planta es de mil 360 litros por segundo”, dijo Montiel Saeb. El agua de drenaje sanitario es conducida para las plantas tratadoras en donde se le quita todo lo que es la carga orgánica y al final se clora para enviarla al río Bravo que es como marca la norma internacional.

“Somos responsables tanto Estados Unidos como México de la buena calidad que mandamos al río Bravo, vinieron a constatar nuestra planta tratadora y ver la buena calidad del funcionamiento de esta planta”, expuso Montiel Saeb.

La norma establece que se debe mandar hasta 20 miligramos por litro de sólidos suspendidos y la planta tratadora de Nuevo Laredo envía menos de 5, muy por debajo de la media.

http://www.elmanana.com.mx/notas.asp?id=282177

 

Leave a reply