Fraccionadores, causantes de la escasez de agua

 

 

17 octubre 2013 Conforme va avanzando el desarrollo de la obra del Crede (Centro Regional de Educación), paralelamente crece la inconformidad magisterial.

Les comienza a molestar a los maestros que están viendo como esa reforma educativa no tiene nada de pedagógico y si mucho de laboral mediante la cual le están pegando a sus derechos, si es que se le puede llamar derecho al derecho de faltar a clases y como quiera cobrar o irse de comisionado sindical y seguir recibiendo el chequecito.

Y ahora, esas más bien conquistas sindicales, se están perdiendo.
Y viene otro problema en puerta: a los profes les van a pagar directamente desde la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, ya no serán los gobiernos estatales y con eso irán perdiendo control sobre las secciones magisteriales, aunque por otro lado, cuando haya broncas el Gobernador tendrá que enfrentarlas.

Ahora tendrán que ir a reclamar al Distrito Federal.

Y con eso de que los profesores de la región noreste y norte de México no acostumbran marchas de protesta y trasladarse a la ciudad de México sale caro, ya están presintiendo que por no haber metido ni las manos se los sancocharon.

Pero por lo pronto, lo que sea de cada quien, los profesores de Reynosa y de Tamaulipas en general no faltan a clases salvo los tradicionales puentes que para que nos hacemos, son recibidos jubilosamente por los propios alumnos.

Por otro lado, comerciantes de esta ciudad fronteriza se preparan con la anticipación debida para participar en el programa denominado “El Buen Fin” que nació por iniciativa de la Concanaco pero que desde el año pasado es promovido directamente por el Gobierno Federal.

En la localidad ADÁN CISNEROS DE LA ROSA, el dirigente de los comerciantes organizados anticipa que dentro de este programa se ofertarán bienes y servicios con descuentos hasta de un 30 por ciento y que en ese mismo porcentaje esperan se incrementen las ventas.

Cambiándole al tema, las intensas lluvias que cayeron río arriba ya causaron graves daños por Nuevo Laredo.
Por aquí afortunadamente ni lloviznas se aparecieron pero el caudal del río Bravo obvio aumentó.

Recordemos como en la crecida del 2009 el Ayuntamiento local tuvo que gastar entre 4 y 5 millones de pesos para impedir que las aguas del río Bravo se filtraran y terminaran inundando el llamado primer cuadro incluyendo algunas colonias asentadas en los costados de ese bordo tan así que hasta los chamacos trepaban a los mezquites para pescar, con boronas de galletas como anzuelo y un palo, bagres y hasta catanes, así que mejor a tomar medidas y a ver si ahora si la Comisión Nacional del Agua le entra también con los gastos porque con los daños del 2009 le hicieron al occiso y el Fondo Nacional de Desastres es fecha que no envía ni para las cocas.

Y a propósito de la Conagua ya que andan revistiendo unos 4 kilómetros del canal Rodhe, debieran también desmontar los taludes del canal Anzaldúas, hoy atestado de matorrales y arbustos, un descuido inaceptable y más bien indiferencia.
Me parece que Reynosa no merece ese trato.

Por si fuera poco hoy andan diciendo que el problema de abastecimiento de agua en la ciudad no es por culpa de ellos.

Si no es así, entonces ¿Porque dejó de llegar agua por el Rodhe a las plantas potabilizadoras como la Pastor Lozano y Benito Juárez?
El problema se está poniendo tan grueso que esta última planta que está ubicada por la colonia Arco Iris cerró sus puertas porque al principio de iniciar el tandeo en el servicio de agua llenaban los tanques y recipientes que llevaban las gentes de las colonias del sur.
Es tanta la demanda que hubo hasta tumultos y conflictos entre los colonos.

Mejor que redoblen los esfuerzos en los trabajos del Rodhe porque la situación se está poniendo complicada y eso que prácticamente vamos empezando con el tandeo y que las temperaturas han descendido.
Ya me imagino la de broncas que habrá cuando el tandeo se prolongue hasta el verano.

Los constructores pastosamente se han visto escurriendo los reclamos y los direccionan rumbo a la Comapa siendo que las fallas obedecen a que para no gastar en los trabajos de factibilidad o sobornaron a alguien en el pasado o de plano vilmente no hicieron los trabajos adecuados que garantice un fluido servicio de agua potable.

Ahí está en puerta otra bronca, no son pocos los que van a salir salpicados de los llamados desarrolladores de vivienda que ya se les llama despectivamente vivienderos por fulleros y tramposos.

Los reclamos de los colonos allá en Ciudad Victoria son nada más la punta del iceberg.

Ya delataron a una de esas empresas y vienen otras.

gilberto.
banda@hotmail.
com
gilberto.
banda@elmanana.
com
Si tiene usted comentarios sobre esta columna
escríbalos a: editorial@elmanana.
com

http://www.elmanana.com/diario/post/2252917

 

 

Leave a reply