Fustiga Dresser intención de concesionar el servicio de agua en Puebla


  • Álvaro Ramírez Velasco

Sábado, Diciembre 7, 2013 – 17:10

Se debe enfrentar la medida con el cierre de carreteras, cercos a los poderes estatales, campañas mediáticas y en redes sociales.

Los ciudadanos poblanos deben “elevar el costo político” al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas por su intento de concesionar el servicio de agua potable en la entidad y enfrentar la medida con manifestaciones contundentes, como el cierre de carreteras, cercos a los poderes estatales, campañas de boca en boca, mediáticas y en redes sociales, en donde incluso pueden crear el eslogan o hashtag “un privatizador no merece ser Presidente”, en alusión a las aspiraciones del panista de llegar a Los Pinos en 2018, recomendó Denise Eugenia Dresser Guerra.

Tras ofrecer una conferencia en la Universidad Iberoamericana en la ciudad de Puebla, la reconocida articulista, escritora y politóloga se dio un tiempo para el diálogo franco y directo con los asistentes, muchos de ellos opositores al decreto gubernamental que prevé entregar en concesión los servicios de agua, que se convirtió literalmente en una sesión de asesoría sobre las medidas que deben tomar los ciudadanos para enfrentar en este caso a la administración estatal.

“Después van a decir que soy una agitadora social”, bromeó Dresser, quien fue invitada por la diputada federal perredista Roxana Luna Porquillo, la más clara opositora en el Congreso de la Unión al intento privatizador del Ejecutivo, de quien ha denunciado acoso y descalificación en medios orgánicos a su servicio.

En su alocución inicial, Dresser Guerra se refirió al mandatario panista poblano como “el hombre que llega a gobernador con el apoyo de una mujer que ya está encarcelada”, en referencia a Elba Ester Gordillo Morales, desplante lleno de sorna que arrancó los aplausos espontáneos de los más de 200 asistentes, entre quienes estuvieron por igual estudiantes, académicos, activistas, ex políticos y admiradores de la columnista de la revista “Proceso” y editorialista del diario “Reforma”.

Cómo ser un ciudadano de cuerpo entero

Aunque su conferencia había sido anunciada sobre el derecho del agua, en el marco de la preocupación de grupos sociales sobre el intento de concesionar la distribución del líquido y la operación de los servicios conexos, Dresser Guerra se disculpó y dijo que ofrecería como tema “cómo ser un ciudadano de cuerpo entero”.

Y efectivamente ese pareció, al arranque de su intervención, el tópico, hasta que ella misma, en principio, y luego reforzada con las preguntas de los presentes, en segundo lugar, la fueron anclando al caso poblano y el agua, que abordó de manera entusiasta y con ingenio y argumentos acribilló al morenovallismo.

Lanzó directas e indirectas; criticó y condenó; diseccionó al panista en su origen e intenciones políticas; lo caricaturizó y lo ponderó, así como utilizó la ironía para definir su posición sobre el mandatario poblano.

Sobre la marcha, saltó de la crítica hacia los ciudadanos que sólo viven como vasijas, esperando recibir dádivas del sistema, al tema de las privatizaciones y el caso de la entrega del agua a particulares en concesión en Puebla, en donde son los mismos ciudadanos los que necesitan damnificados de un recurso natural que se supone les debería beneficiar.

“Somos un país damnificado por las riquezas que explotan, pero que no comparten con las mayorías y en el caso de Puebla, estamos presenciando el deseo de la explotación del agua mas no de una manera que beneficie a las mayorías”, dijo en la conferencia en un pequeño salón del edificio B del campus universitario, que fue insuficiente para albergar a los asistentes que la escucharon incluso desde fuera y parados.

Visos de inconstitucionalidad

También con certera aunque soterrada crítica al gobierno morenovallista, la escritora lamentó que los gobernantes realicen “mucha obra pública”, pero sin inversión social, lo que termina siendo una forma de repartir apoyo a contratistas y cuates, así como comprar votos, en lugar de ganarlos, dijo mientras entre la concurrencia surgían voces anónimas que recordaron el frustrado teleférico que busca instalar el gobierno estatal y su Rueda de Observación.

Fue entonces que Dresser Guerra –de quien realizó la presentación, Lilia Vélez Iglesias, coordinadora de la carrera de Comunicación en la Ibero– se refirió al concepto de “capitalismo de cuates” que practican los gobernantes, en el que se entregan contratos y concesiones a los cuates, en perjuicio de las mayorías.

Denise Dresser hizo la analogía con el tema del agua en el estado y la intención de entregarla en concesión a particulares y advirtió que el decreto de Rafael Moreno Valle Rosas, que ya avaló el Congreso local, tiene visos de inconstitucionalidad.

Agua y petróleo

En alusión también a la reforma energética de Enrique Peña Nieto, que analiza el Senado de la República para permitir la injerencia de manos privadas a la industria petrolera, Dresser sentenció, haciendo también una analogía sobre el caso del agua en Puebla:  “no hay forma más rápida de enriquecerse en este país que ser concesionario de un bien público”.

Sobre la reforma energética, también reflexionó que los países que cuentan con recursos naturales han cometido el error de invertir más en éstos que en la gente, en su formación y en su educación.

Citó que los países con petróleo, por ejemplo, se idiotizan y se hacen perezosos, sin innovaciones importantes, pues dependen enteramente a la riqueza que les provee el que en el pasado fue considerado el “oro negro”.

Ciudadanos conformistas engendran gobernantes mediocres

A manera de conclusión en su conferencia, previo al diálogo directo con los asistentes, en donde vinieron las recomendaciones para enfrentar al gobierno de Puebla, Dresser Guerra aseguró que ha llegado la hora de que los ciudadanos busquen modificar su realidad, pues “no hay esperanza en que la clase política pueda reformarse” por sí misma.

Reconoció bondades en la reforma político-electoral que permitirá la reelección legislativa, pues consideró que será una vía para la evaluación de los ciudadanos a sus diputados y senadores.

La autora del “Código Dresser” en Reporte Índigo recomendó a los poblanos, en el caso de la privatización del agua, que se organicen, busquen a los medios de comunicación –aunque a decir eso hubo desaprobación, pues los asistentes dijeron que en el estado “están vendidos”–, que desborden las redes sociales, en especial twitter, con críticas al gobernador, tomen carreteras, implementen cercos a las sedes de los poderes ejecutivo y legislativo del estado, y prueben métodos innovadores del activismo social.

“Los ciudadanos conformistas engendran gobernantes mediocres”, sentenció Denise Eugenia Dresser Guerra, este sábado al mediodía en la Ibero Puebla.

http://e-consulta.com/nota/2013-12-07/sociedad/fustiga-dresser-intencion-de-concesionar-el-servicio-de-agua-en-puebla

 

Leave a reply