Futuro de Temacapulín en manos de la Suprema Corte

En la imagen, Temacapulín, pueblo que quedaría inundado con la presa de El Zapotillo. FOTO: César Huerta.

Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio)

03 de marzo 2015.- La decisión de que Temacapulín se salve de la inundación que generará la presa El Zapotillo está nuevamente en poder de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Dos expedientes son promovidos por la empresa constructora que se llama Peninsular, que quiere una presa de 105 metros de altura y no a 80 metros, como se encuentra actualmente. Si la Corte le da la razón, el pueblo de Temacapulín se inundará por las aguas del Río Verde.

Desde que se anunció la obra, la batalla legal ha sido dura. De acuerdo con Agustín del Castillo, especialista en temas de medio ambiente, el conflicto de El Zapotillo es el más “judicializado” en México, con poco más de 20 expedientes generados por la presa y su acueducto hacia la Ciudad de León.

Los nuevos expedientes

El máximo tribunal del país tiene cuatro asuntos pendientes por resolver, tres de ellos enviados el 25 de febrero por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito para que resuelva el fondo de los asuntos.

Se trata de dos recursos de revisión (486/2014, 463/2014) promovidos por La Peninsular, la empresa constructora de la obra que quiere echar abajo la suspensión impuesta precisamente por la Suprema Corte, y construir el embalse a 105 metros de altura.

Además está el recurso de inconformidad 47/2014 por el incumplimiento de una sentencia, promovido por Aurora Jáuregui Becerra y un amparo de uno de los habitantes, atraído recientemente por la SCJN.

Hasta el momento, los trabajos de construcción en la cortina de la presa El Zapotillo están detenidos por la sentencia emitida previamente por la Corte en la controversia constitucional 93/2012, en la que se determinó la invalidez del convenio entre Jalisco y Guanajuato, que permitía la edificación a 105 metros de altura.

Para Guadalupe Espinoza Sauceda, del Colectivo de Abogados que asesora a la comunidad de Temacapulín, este es un momento clave en la disputa jurídica y tiene relevancia porque se está frente a un asunto que debe generar impartición de justicia por parte del máximo órgano del país.

Sobretodo, añade Espinoza Sauceda, los ministros de la SCJN deben tener una visión más abierta y de respeto de los derechos humanos, además de que es uno de los compromisos que destacó en su toma de protesta el presidente de la Suprema Corte, Luis María Águilar Morales.

“Nosotros esperamos que el máximo órgano del país dé una buena interpretación de la Constitución para que las autoridades y las constructoras se apeguen a derecho y al respeto de los derechos humanos” señaló el abogado.

No hay todavía fecha concreta para que la Suprema Corte revoque o modifique las sentencias emitidas anteriormente, las cuales hasta este momento han permitido que Temacapulín no sea inundado. 

Si la Corte, después de estudiar cada uno de los casos, confirma las sentencias recurridas por La Peninsular, otorgaría una victoria jurídica a Temacapulín, lo que podría garantizar el establecimiento de la cortina de la presa a una altura de 80 metros sobre el Río Verde .

En cambio, si la SCJN modifica o revoca las resoluciones previas, el panorama para los habitantes de Tacapulin se tornaría adverso, pues sin la protección jurídica quedarán  expuestos a una inminente inundación.

http://www.proyectodiez.mx/politica/futuro-de-temacapulin-en-manos-de-la-suprema-corte

Leave a reply

Softplug.net