Garantizado abasto de agua para DF y Edomex por 25 años

Garantizado abasto de agua para DF y Edomex por 25 años

 

José luis Luege, director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Foto: El Sol de México

 

El Sol de México

8 de mayo de 2011

 

Gerardo Campos

Villa De Allende, Méx. (OEM-Informex).- A 29 años de funcionamiento del Sistema Cutzamala y de la planta potabilizadora "Los Berros", se realizan obras por mil millones de pesos que garantizan su funcionamiento por 25 años más y evitan que por fallas en la línea de alta presión, se suspenda el suministro a cinco millones de usuarios de la red de agua potable del Estado de México y Distrito Federal.

Así lo dio a conocer el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, quien explicó que en la actualidad se encuentra en construcción la segunda línea de alta presión de la planta de bombeo número cinco, que evitará en un caso de contingencia en la actual red de alta presión, se suspenda el servicio de agua a cinco millones de usuarios, aunque ésta sólo tiene este uso y no eleva el abasto del vital líquido.

Indicó que también está en construcción y equipamiento un módulo de foculación y sedimentación con filtros de tratamientos de agua con arena y grava, que eleva de 20 a 24 metros cúbicos por segundo el agua potable; la modernización del sistema de filtración de la planta potabilizadora de Los Berros, que aumenta su eficiencia en un metro cúbico por segundo.

Finalmente, añadió, la construcción de la planta de deshidratación de lodos, que extrae el 98 por ciento de agua a éstos hasta convertirlos casi en arenilla y se les da disposición final para uso de caminos, brechas corta fuegos e incluso para mejoramiento de suelos; ya está estabilizado sin agentes patógenos para agricultores y ejidatarios.

Indicó Luege Tamargo que esta planta recibe agua de siete presas, tres del estado de Michoacán y cuatro del Estado de México; y llega casi pura, aunque con sedimentos incluso de sistemas de drenaje de gente asentada en las riberas de ríos y presas sin conciencia, aunado a la falta de reglamentación en la presa de Valle de Bravo, en donde se contamina con aceite y gasolina de lanchas; pero con el sistema de purificación por sulfato de aluminio que sirve como agente flotulante y de cloro para eliminar elementos patógenos, el agua es pura en un 98 por ciento.

Resaltó que ninguna de estas obras se verá reflejada como un incremento del suministro de agua a los consumidores, para ello se debe realizar una etapa más, que sería la construcción de una presa y un sistema de red de canales en Temazcaltepec, tema tabú en el que ya se realizan estudios para este proyecto, en el que se cuidará apoyar a la gente de la región.

Agregó en torno a los mantenimientos y reducciones de agua por los mismos, que éstos seguirán ya que es necesario dar el mantenimiento adecuado a esta red con 29 años de uso, aunque con la construcción de una tercer línea de agua a alta presión con un costo de tres mil millones de pesos aunado al proyecto Temazcaltepec, sí se podría incrementar el caudal y abastecer en forma eficaz a los usuarios.

Distribución, responsabilidad de gobiernos metropolitanos

En 10 años, graves problemas de extracción en metrópoli

Luege Tamargo resaltó que la Conagua sólo entrega agua en Toluca, municipios de la zona oriente del Estado de México y delegaciones capitalinas, su distribución es responsabilidad total de estas entidades ya que la dependencia federal sólo cobra por el manejo del agua y su potabilización, en la planta Los Berros considerada como la más grande y funcional de América Latina.

Ante 500 estudiantes de diferentes universidades metropolitanas, Luege explicó que a pesar de que en la metrópoli cuentan con el sistema Lerma y los pozos de agua que manejan, la sobreexplotación de los mantos freáticos ya causó un severo problema de escasez en la metrópoli, en la que en diez años podría enfrentar un problema agudo de abasto ya que a la fecha ya se tiene que extraer el vital líquido a profundidades de 400 a 500 metros.

Enmarcó la urgencia de contar con nuevas opciones para la zona conurbada, en la que, reconoció, a pesar de ser el problema más importante del país no tiene estudios y proyectos para resolver su problemática, a diferencia de otras entidades, por lo que ya se prepara un proyecto a consultar con el gobernador Enrique Peña Nieto y el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard.

Lamentó que a la fecha y con conocimiento de todas las autoridades se pierde un 40 por ciento del caudal en fugas debido principalmente al mal estado de las tuberías de distribución, aunque sólo en el Distrito Federal costaría 150 mil millones de pesos actualizar las redes.

http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n2069293.htm

Leave a reply