Garantizado, el suministro de agua en el 2011: SACM

Garantizado, el suministro de agua en el 2011: SACM

Héctor Cruz López | Ciudad

Lunes 23 de Agosto, 2010 | Hora de creación: 23:27| Ultima modificación: 02:24

Gracias a las lluvias “por encima de lo normal”, registradas en julio y lo que va del presente mes, el abasto de agua para 2011 está garantizado en el Distrito Federal, aseguró ayer en conferencia el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), Ramón Aguirre Díaz.

Sin embargo, reconoció que todavía faltan dos meses más de lluvias y es probable que en septiembre el sistema llegue a su tope. “Pero esto no sólo nos va a permitir traer mayor cantidad de agua posible a la ciudad, sino que también ayudará a disminuir la sobreexplotación de los mantos acuíferos de la ciudad”.

Sobre este último punto, el funcionario destacó que por primera vez en la ciudad de México estarán fuera de servicio total o parcialmente 73 de los 430 pozos de agua potable, a fin de detener el hundimiento de la capital y frenar los daños a su infraestructura por su sobreexplotación.

“Esto ayudará a la recarga de los pozos, sin afectar el abasto a los habitantes y garantizar la sustentabilidad de la capital a mediano y largo plazo”, dijo, y aclaró que la paralización de estos pozos es posible gracias al ahorro de 10 por ciento en el consumo de la población y a las lluvias de los últimos meses, tanto en el Valle de México como en el área del Sistema Cutzamala.

Consideró que no sólo se deberá mantener el ahorro en el consumo, “sino habrá que incrementarlo hasta disminuir en 50 por ciento la extracción de agua del subsuelo, pues con ello se llegaría a un punto de equilibrio con la recarga derivada del agua de lluvia y de diversos mecanismos artificiales puestos en marcha por la actual administración”.

Recordó que la capital está asentada sobre el lecho de un antiguo lago, cuyo subsuelo es arcilloso e inestable, lo que aunado a la sobreexplotación de sus acuíferos provoca hundimientos diferenciados y daños a edificios, instalaciones del Metro, calles, tuberías, tendidos eléctricos e infraestructura en general.

Esto lo ejemplificó el funcionario con los casos del sistema de desagüe superficial de la capital, conocido como Gran Canal y la Línea A del Metro. El primero tenía en 1910 una pendiente de 19 centímetros por kilómetro del centro de la ciudad hacia el norte, para 1950 esta pendiente disminuyó a 12 centímetros y en 1970 llegó a 10.

En el caso de la Línea A del Metro, el hundimiento de la ciudad le causó durante sus 19 años de existencia grietas transversales a lo largo de su trayecto.

http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=527375

 

Leave a reply