Garantizan abasto de agua en Edomex durante el próximo estiaje

Garantizan abasto de agua en Edomex durante el próximo estiaje

Desplazaría presa 80 comunidades en Sinaloa; afectados desconocen proyecto

De los corresponsales

 

Periódico La Jornada
Lunes 26 de marzo de 2012, p. 35

Alrededor de 80 comunidades serán desplazadas por la construcción de la presa El Quelite; la mayoría de los afectados habita en el poblado Jinetes, sindicatura de La Noria, en el municipio de Mazatlán, Sinaloa, dio a conocer el comisario ejidal Alfredo Machado.

Ayer quedó integrado en El Quelite –unos 55 kilómetros al noreste de Mazatlán– el patronato que promueve la presa, que tendrá una altura de entre 40 y 45 metros, explicó Juan Guerra Ochoa, secretario estatal de Agricultura, Ganadería y Pesca, quien tomó protesta a los 17 integrantes del organismo, en representación del gobernador Mario López Valdez, Malova.

Bernando Osuna Osuna, presidente del patronato, indicó que, de acuerdo con un anteproyecto de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el embalse tendrá capacidad de 121 millones de metros cúbicos y para construirlo deberá reubicarse a los habitantes de 161 predios, ya sea que acepten indemnizaciones o terrenos que podrían adquirirse en el poblado de Mármol.

Alfredo Machado aseguró que Jinetes será la comunidad más afectada, por ser la más poblada, y también se desplazaría a cerca de 80 familias vecinas de Tarrayes, Copales, Cedros, El Limoncito, El Cañoncito, Agüita Caliente, Las Tinas, Colomos, Palmas, Moral, Naranjito, Arrayanal, Lechugillas y Guasimal, entre otras rancherías.

Indicó que ninguna autoridad les ha informado qué ocurrirá con sus tierras ni sobre la reubicación.

Mientras, el secretario de Agua y Obra Pública del gobierno del estado de México, Manuel Ortiz García, informó que las presas que abastecen el sistema Cutzamala se encuentran a entre 50 y 80 por ciento de su capacidad, lo que garantiza el abasto en la entidad durante el estiaje,

Señaló que se esperan buenas lluvias en el estado para aumentar el almacenamiento, aun cuando la Conagua prevé que la sequía podría prolongarse hasta mayo.

Explicó que la presa de Villa Victoria está a 50 por ciento de su capacidad y la de Valle de Bravo, a 80 por ciento. La presa del Bosque, en Michoacán, está aproximadamente a la mitad de su aforo.

En Nuevo León, la Conagua advirtió que en un par de años el estado podría enfrentar problemas de escasez y pidió tomar previsiones como si ya se viviera en periodo de restricción.

El director de la cuenca río Bravo, Óscar Gutiérrez, explicó que Nuevo León tiene abasto de agua garantizado por dos años y las presas están a 79 por ciento de su capacidad, pese a que lleva 17 meses de lluvias por debajo del promedio anual. Sin embargo, en menos de tres años las presas podrían llegar a nivelen mínimos e incluso podrían quedar vacías.

(Irene Sánchez, Javier Salinas y María A. Arroyo, corresponsales)

http://www.jornada.unam.mx/2012/03/26/estados/035n2est

 

Leave a reply