Gobierno carga a ciudadanos pago de seguridad, agua y salud: UNAM


La Redacción
6 de marzo de 2014
Nacional

MÉXICO, D.F. (apro).- Los contribuyentes gastan 14 mil pesos extras en promedio al año en servicios como seguridad, agua potable, medicamentos y alumbrado público que deberían ser cubiertos por el gobierno de la recaudación de impuestos.

Según un estudio elaborado por Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía (FE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los mexicanos se ven obligados a desembolsar esa cantidad para suplir las deficiencias y mala calidad de los servicios que las autoridades les brindan o bien, la carencia de éstos.

Titulado “¿Gastos extras o servicios pagados?”, la investigación realizada entre 2005 y enero de 2014, destaca que los recursos destinados a seguridad personal o del hogar se incrementaron más de 250% “ante las carencias de los servicios de justicia, vigilancia y resguardo del patrimonio y el avance de la delincuencia”.

El año pasado, los mexicanos desembolsaron seis mil 426 pesos sólo en este rubro.

La saturación por la demanda y la falta de personal y de recursos materiales en el sector salud también obligaron a las familias a buscar el servicio en consultorios particulares, así como a pagar personal médico calificado, enfermería y medicamentos, entre otros, para atender sus problemas de salud.

De acuerdo con la investigación, el gasto extra en los hogares para cubrir este rubro aumentó 258.5%. Las cifras hablan por sí mismas: en 2005, el monto fue de 2 mil 747 pesos mientras que en enero de 2114, se elevó a 7 mil 102 pesos.

En cuanto al servicio de alumbrado público, la insuficiencia en las colonias y la exposición a la inseguridad, obligaron a los habitantes a invertir de su propio bolsillo.

En enero pasado gastaron en promedio 640 pesos extras en este rubro, lo que representó un aumento de 182.6% en comparación con 2005. Y es que ahora la gente coloca focos o lámparas para iluminar un perímetro amplio en el entorno de su casa o negocio, según el CAM.

Sobre el servicio de agua potable, otra de las responsabilidades de los gobiernos –incluso es un derecho humano–, los contribuyentes se han visto obligados a comprar garrafones y botellas o bien, mecanismos de purificación, debido a la mala calidad del líquido que sale de la llave o, de plano, a la inexistencia de éste.

Datos del estudio muestran que durante el primer mes de este año, hubo un incremento de 132.8% del gasto en comparación con el de 2005.

A los gastos extra por estos servicios, el CAM agrega el dinero que los contribuyentes desembolsan por transporte, recolección de basura, limpieza de las calles y espacios públicos, uso de parques y jardines, guarderías, bibliotecas, zoológicos y lugares de recreación.

Los resultados del estudio “¿Gastos extras o servicios pagados?” se elaboraron con base en los datos de las encuestas nacionales de Ingresos y Gastos de los Hogares de los años 2006, 2008, 2010 y 2012. También se tomó en cuenta la información del estudio de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública de 2011 y 2013 y de Salud y Nutrición de 2006 y 2012.

http://www.proceso.com.mx/?p=366580

 

Leave a reply