Hay arsénico y flúor en agua de El Copal


Movimientos tectónicos originan su presencia natural en el vital líquido, asegura investigador

Ramiro Rodríguez participó en el Seminario Internacional “Agua y Salud, riesgos y alternativas” que tuvo lugar ayer en la DICIVA del campus Irapuato-Salamanca. Foto: Manuel Bernal

  Nayeli García /Abril 05, 2014

             Desde hace más de diez años investigadores de la Universidad Autónoma de México (UNAM) estudian el agua contaminada con arsénico natural, destacando que fue en el área de El Copal de la ciudad de Irapuato, en donde se detectaron los más altos niveles de polución que casi triplican los establecidos por la norma, por lo que ahora analizan las repercusiones en la salud al combinarse con flúor que también fue detectado.

Análisis
10 años
tienen estudiando investigadores la problemática

El investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, Ramiro Rodríguez, comentó que el problema del arsénico no es nuevo y de hecho la zona de El Copal fue la primera en detectar este problema, ya que fueron registrados niveles de 0.3 miligramos por litro de agua, cuando la norma es de 0.025, que aunque no ponen en riesgo la vida humana, el alto consumo de éste puede ocasionar cáncer.

En esta zona también fue detectada la presencia del flúor que además de decolorar los dientes, consume el calcio de los huesos y los debilita; ambos elementos no son exclusivos de Irapuato, sino que también fueron ubicados en Salamanca y Juventino Rosas.

Las investigaciones están enfocadas a detectar qué provoca que el arsénico haga presencia en el agua subterránea que hoy  en día es la única forma de abastecimiento, pero la cual debe cuidar la calidad y el buen manejo de la misma para que no repercuta en la salud.

Contaminación natural

El objetivo es minimizar las alteraciones en el manejo del agua con arsénico, que aclaró es natural y no proviene de ninguna empresa que contamine; algo que detectaron fue que el arsénico y flúor se hacen más presentes cuando se mueve la tierra y esto se produce por la subsidencia que es cuando la tierra se baja, tras ser explotados los mantos acuíferos  a través de pozos instalados en terreno de arcilla que se comprime y provoca grietas y lo que se conoce como fallas.

Dijo que Irapuato es la ciudad más afectada del país con numerosos hundimientos lo que ha derivado en la situación que hoy en día guarda El Copal, sin embargo Salamanca y Juventino Rosas, también sufre de este problema, e incluso en terrenos salmantinos algunos pozos fueron cerrados y reubicados o como en el caso de El Copal con una planta de tratamiento de agua.

Abasolo y Valtierrilla también presentan arsénico en su agua, pero con valores más bajos, es por eso que los investigadores iniciaron un estudio para detectar las repercusiones de estos niveles en la sociedad, para lo cual ya comenzaron a tomar muestras de personas en Salamanca y Juventino Rosas.

El estudio en el que participan investigadores de la División de Ciencias de la Vida, de la UNAM y del Politécnico de Torino de Italia, podría estar listo en año y medio aproximadamente, estimo el investigador Ramiro Rodríguez.

Análisis 10 años tienen estudiando investigadores la problemática

http://www.periodicocorreo.com.mx/irapuato/151007-detectan-arsenico-en-agua-extraida-del-copal.html

Leave a reply