Historia: Presa Endhó, localizada en Tepetitlán, Hidalgo

Historia: Presa Endhó, localizada en Tepetitlán, Hidalgo

“Hay mucha contaminación, nos enfermamos de la vista”

El embalse almacena las aguas negras provenientes del Valle de México, con las que se riegan los cultivos.

  • 2012-03-05•Ciudad y Región

La presa Endhó. Foto: Alejandro Reyes

Al llegar el olor es insoportable. La llamada cloaca más grande del mundo ha sometido por más de 40 años a problemas ambientales y de salud pública a la comunidad Pedro María Anaya, ubicada en el municipio de Tepetitlán.

La presa Endhó se localiza en los municipios de Tula de Allende y Tepetitlán, concentrando en éste último la mayor parte del vaso de aguas negras.

Además de soportar el mal olor diariamente, la población padece de manera constante enfermedades de las vías respiratorias, estomacales, dermatitis, conjuntivitis, infecciones de vías urinarias y ascariasis, todo a causa de la contaminación de la presa.

Frente a la entrada principal de la presa, se encuentra una pequeña miscelánea en donde atiende la señora Isabel Pacheco Gómez.

Junto al mostrador, enumera los padecimientos que ella y la población de la comunidad padecen a causa de vivir junto el embalse de aguas residuales.

“Hay mucha contaminación, nos enfermamos de la vista, luego nos amanecen los ojos rojos, es conjuntivitis, también tenemos dolor de estomago”, expresa cubriendo con la mano derecha nariz y boca tratando de evitar el mal olor que reina en el lugar.

A sus 56 años de edad, doña Isabel recuerda que antes la situación no era así, “estaba limpia el agua pero después ya se vino el agua negra, venían turistas y había mucho pescado”.

Asegura que fue el presidente de la República, Felipe Calderón, quien en persona prometió a la comunidad construir plantas tratadoras de agua en el lugar, “ya tiene como seis años que nos dijeron eso”.

La Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR) que prometió el gobierno federal apenas entrará en funcionamiento en 2013.

Al cuerpo de agua desembocan las aguas residuales de Tepeji del Río y Tula que junto con las provenientes de la Zona Metropolitana del Valle de México se usan para irrigar maíz, alfalfa y hortalizas de las zonas agrícolas del Valle del Mezquital.

Frente a la gasolinera de la comunidad, afuera de su casa, Denise Janet, adolescente de 17 años, confirma lo que muchas personas se niegan a creer, la población del lugar consume las verduras regadas con aguas negras, las cuales también son exportadas a otras entidades, sin ir tan lejos, al Distrito Federal.

“La verdad ahorita del agua que sale de presa riegan todas las milpas y todo, las verduras, lo que comemos nosotros todo está contaminado prácticamente, pero ya ni lo sentimos por lo mismo de que ya estamos tan acostumbrados al olor, el mal ambiente que hay aquí”, señala mirando hacia el embalse.

Construida entre los años de 1947-1952 durante el mandato del ex presidente Miguel Alemán Valdés, las aguas residuales que provienen de la ciudad de México, a través del río Tula, comenzaron a invadir la presa a principios de la década de los 70.

Más adelante, a unos 500 metros, don Octaviano Martínez Gonzaga se ofende con la pregunta y con justa razón, “¿cómo que de qué manera nos afecta la contaminación hijo?”.

Ataviado con sombrero, de piel morena y los años reflejados en las arrugas de su cara y los callos de sus manos por dedicar su vida entera al cultivo de la tierra, don Octaviano, de 84 años, también recuerda que Pedro María Anaya no era así, “antes era agua limpia, había carpas”.

Culpa a los gobernantes de echar el agua negra y de “matar” al pueblo, “a la fecha estamos jodidos, cada periodo de autoridades no piensa en su pueblo”.

Como si se tratara de San Pedro de los Saguaros, del filme ‘La Ley de Herodes’, atina en su comentario, “presidentes municipales entran, pero a chingar”. Las más de 800 familias que habitan alrededor de la presa Endhó viven sometidas a la contaminación generada por el embalse lo que ha provocado serios problemas ambientales y de salud pública sin que las autoridades de los tres órdenes de gobierno asuman cada una su responsabilidad y ratifiquen con su olvido por qué el lugar es y seguirá siendo la cloaca más grande del mundo.

Alejandro Reyes

http://impreso.milenio.com/node/9123855

One Response to Historia: Presa Endhó, localizada en Tepetitlán, Hidalgo

  1. Mucho gusto señor Reyes, me encuentro interesada sobre el tema ya que estoy armando un proyecto de investigación escrita para la UNAM, y si usted me lo permitiría, podría ayudarme con algunas preguntas respecto al tema, espero su respuesta.

Leave a reply