Impune ecocidio en el Río Santiago

Impune ecocidio en el Río Santiago

El Occidental/ 05 Enero, 2011
Colaboración de Juan Ríos

Poncitlán, Jalisco (OEM-Informex).- El propio presidente del Comité Municipal de Vigilantes Ambientales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Javier Luna, denunció que "además de negligencia y omisión en las supuestas reuniones, dizque para mejorar el medio ambiente, ni el Ayuntamiento de aquí, ni la Comisión Estatal del Agua (CEAS); y ni la misma delegación de la Profepa, han hecho algo por frenar el ecocidio del Río Santiago que comienza no en El Salto y Juanacatlán, sino desde que nace en el Lago de Chapala y entronca con el Río Zula de Ocotlán.

"Es totalmente falso, dijo el denunciante, que los tres niveles de gobierno (Federal, Estatal y Municipal) digan que el problema tiene su origen en El Salto; lo cual no es cierto, puesto que el problema tiene su origen desde Ocotlán y desde la comunidad de Cuitzeo, municipio de Poncitlán, que es donde nace el Río Santiago".

Para sustentar lo anterior, el "Vigilante Ambiental" aseguró que "desde el 20 de julio de 2009, por negligencia del ex presidente municipal Ramón Romo, no se pagó una deuda con la CEAS, y están sin funcionar las únicas y dos importantes plantas de tratamiento de aguas residuales ubicadas en este municipio, por lo que el Río Santiago sigue captando contaminantes peligrosos que van desde heces fecales, suciedad de granjas y fábricas que no tienen regulación alguna, además de venenos e inmundicias (residuos de herbicidas altamente peligrosos) que utilizan los productores del campo".

Incluso -con el apoyo del presidente del Comité Municipal del Partido Verde Ecologista, Alfredo Gómez- el "Vigilante" de la Profepa dijo que "a casi 18 meses de no funcionar dichas plantas de tratamiento, se ha llegado a la conclusión -a través de un monitoreo por parte de un estudio financiado por nosotros mismos- que son más de un millón 648 mil metros cúbicos de aguas negras sin tratar, más de 577 toneladas de materia orgánica (base seca) y más de dos millones 800 mil toneladas de materia orgánica (base húmeda) las que también siguen infestando la Cuenca Chapala-Río Santiago".

Ante este desastre ecológico que afecta sobremanera a la extensa zona agrícola de los municipios de Poncitlán, Zapotlán del Rey, así como las comunidades de Chapala e Ixtlahuacán de los Membrillos (Atequiza y Atotonilquillo), tanto Javier Luna como Alfredo Gómez demandaron a la Profepa aplicar la ley en contra "tanto de la CEAS como del Ayuntamiento de Poncitlán, que tienen más de un año sin solucionar este problema".

Enterado de lo anterior y de última hora, el regidor por el Partido Verde Ecologista, Manuel Morfín, criticó a los gobiernos federal y estatal "porque sus funcionarios de la Semarnat como de la Semades han regado más tinta y saliva que hacer algo inmediato por rescatar el Río Santiago, por lo que de suceder alguna tragedia similar a la del niño de Juanacatlán o de darse un brote de cólera, los únicos responsables serán estos dos niveles de gobierno que no han hecho nada por salvar este afluente que dota de agua a Guadalajara.

Leave a reply