Injusto aumento al agua potable

EDITORIAL

Injusto aumento al agua potable

 Editorial

La Junta de Gobierno del OOAPAS se encontró con un grave problema económico en el sistema de agua potable de Morelia y buscó la salida más fácil: que sea la ciudadanía la que pague el costo. Fue así como planteó un incremento del ocho por ciento. Esta medida impopular ya tuvo su reacción en los morelianos, quienes respondieron con malestar a la intentona de aumentos.

Aunque falta que el Cabildo capitalino apruebe esta medida para hacerse efectiva, la propuesta de la Junta de Gobierno ya demostró a las claras que para las autoridades provisionales que gobiernan la capital lo más fácil es que sean los bolsillos de los ciudadanos los que sufraguen los problemas.

El agua de Morelia pues, será más cara de lo que ya es y el servicio, nos tememos, seguirá dejando mucho qué desear. Según datos del Banco de México, los derechos de suministro de agua en Morelia, del 2008 a la primera quincena del 2012, se incrementaron en un 34 por ciento y esto sin contar el eventual aumento que se propone. Si analizamos que este aumento en servicios no es el único a que están expuestos los morelianos y observamos que el aumento salarial es de apenas del 4.2 por ciento, nos encontramos con que muchos ciudadanos deberán apretarse el cinturón para poder pagar los impuestos.

Según el Banco de México, además del servicio de agua, el de energía eléctrica creció en un 23 por ciento en los cuatro años y el gas doméstico aumentó en 17 por ciento. Esto quiere decir que si mensualmente se pagaban 100 pesos de agua, otros 100 de gas y otros 100 de «luz» en enero del 2008, en enero del 2012 se pagan 134 pesos de agua, 123 pesos de «luz» y 117 pesos de gas por la misma cantidad consumida, y más aún, con el incremento autorizado en el OOAPAS se estarían pagando en lugar de 100 pesos, unos 142 pesos como mínimo por el agua.

Ojalá los regidores del Cabildo moreliano (especialmente los priístas) sean sensibles a todos estos incrementos y aporten nuevas ideas para sanear el OOAPAS sin cargarle la mano al contribuyente. No se trata de buscar las salidas más fáciles sino de ser consecuente con la crisis económica que estamos viviendo todos los mexicanos.

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/editorial.php?id=6177

 

Leave a reply