Insiste el Cecop en que el mandatario firme los los Acuerdos de Cacahuatepec

Insiste el Cecop en que el mandatario firme los los Acuerdos de Cacahuatepec

Entre protestas y jaloneos, la primera audiencia de Aguirre

Se dio prioridad a recomendados, reclaman; tenían programadas 250 fichas; al final fueron 2 mil

FRANCISCA MEZA Y HÉCTOR BRISEÑO

Decenas de personas inconformes, empujones y jaloneos con personal de seguridad del gobernador Ángel Aguirre Rivero y una persona desmayada fue parte de lo que se vivió ayer durante la primera audiencia pública efectuada en Acapulco por el mandatario y su gabinete, en donde los señalamientos principales fueron que la atención era para “recomendados” por lo que, por momentos, se cuestionó su carácter de abierta.

A pesar de que la audiencia estaba programada para las 10 de la mañana, el acto de inauguración oficial en el salón Teotihuacan del Centro de Convenciones comenzó poco antes del medio día; no obstante, algunos secretario empezaron a despachar desde temprano como Enrique Castro Soto, de Desarrollo Económico, Gisela Ortega, de La Juventud, Rosario Herrera Ascencio, de la Mujer; Lázaro Mazón Alonso, de Salud; Juan Larequi Radilla, director de Transportes y el procurador Alberto López Rosas.

Antes del acto una mujer de la tercera edad sufrió complicaciones de la diabetes por lo que se desmayó y tuvo que ser trasladada por la Cruz Roja para su atención.

El sitio en donde atendería el gobernador acompañado por el alcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, estaba restringido por dos vallas metálicas instaladas como filtros, una a unos 15 metros y la segunda a unos 7, ambas vigiladas por el personal de seguridad.

El acceso también fue restringido para los reporteros, quienes permanecieron en el segundo filtro; por lapsos se permitía acercarse a la mesa a camarógrafos y fotógrafos.

Conforme pasaba el tiempo aumentaba la inconformidad de los visitantes, quienes en varias ocasiones se confrontaron con el personal de seguridad porque permitían el paso de personas sin gafete ni número de ficha.

Ana María Sánchez, de El Quemado, contó con lágrimas en los ojos que le urgía hablar con el gobernador, porque tenía una amenaza de desalojo de su vivienda y en el módulo del Instituto de Vivienda y Suelo Urbano (Invisur) la mandaron a hablar con Aguirre Rivero, sin embargo, como su ficha era del mismo Instituto no le permitieron pasar.

Teodoro Funes Romero, de la colonia Sinaí, discapacitado, acudió a solicitar el apoyo de La Cumplidora, que no ha recibido, y la obra pública para su colonia que le ofreció el gobernador en su campaña.

Decenas de casos se escuchaban tras las vallas; algunos de otros municipios. Después de la una de la tarde las personas comenzaron a gritar en coro “Queremos pasar”, lo que pretendía ser apagado con empujones y gritos del personal de seguridad.

“¿Cuál es la democracia? ¿Cuál es la audiencia pública?”, gritaban, por lo que el secretario de Gobierno, Humberto Salgado, se acercó a tratar de calmarlos; luego los empujones lograron que la valla se abriera y pasaran las personas al segundo filtro. De las 250 fichas que se dieron para hablar con el gobernador se tuvieron que repartir más. En total, de manera oficial, se manejaron 2 mil fichas en todo el salón.

Que no se olvide de los acuerdos

Al salón llegó el vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa La Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Múñoz, quien, dijo, pediría la firma de los Acuerdos de Cacahuatepec, los cuales fueron propuestos al gobernador el pasado 7 de mayo durante su visita a Agua Caliente.

“Que no se le olvide de los acuerdos de Cacahuatepec, habían dado plazo de 10 días y creo que ya es momento de que dé una respuesta de si los firma o no sino para que no nos esté engañando”, aseveró.

Adelantó que el miércoles o jueves se reunirá con el gobernador una comisión de al menos 50 comuneros para entregarle el documento, al cual le modificaron el punto en donde el gobernador se comprometía a la cancelación del proyecto.

“Es el único punto en el que estábamos en descuerdo, las demás dijo que no iba a impulsar asambleas, que no utilizar la fuerza pública, vamos a confiar en la palabra del gobernador”, aseveró.

La audiencia fue suspendida al cuarto para las 4 de la tarde; las principales peticiones al gobernador y sus funcionarios estuvieron trabajo, plazas para maestros, proyectos productivos y asuntos de salud y educación.

“No se puede resolver todo”

El alcalde Manuel Añorve Baños reconoció la iniciativa del gobernador Ángel Aguirre Rivero de organizar audiencias públicas para entablar contacto cercano con la ciudadanía.

En su intervención en la ceremonia de apertura de dicho encuentro, en el Centro de Convenciones, subrayó que las autoridades entregan mejores resultados si trabajan de forma coordinada sin importar colores partidistas.

“No se puede resolver todo de la noche a la mañana”, aceptó el presidente municipal, pero señaló que hay cuestiones que pueden y deben ser atendidas por las autoridades.

 

http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/05/28/index.php?section=politica&article=003n1pol

Leave a reply