Intervendrá Conagua para que agua de presa San Lázaro sea utilizada en el consumo humano La Paz.

Intervendrá Conagua para que agua de presa San Lázaro sea utilizada en el consumo humano La Paz.

Humberto Peña Manzano y Leticia Hernández Vera

Trabaja Oomsapaslc en alternativas de solución señala titular. En proyecto expansión de planta La Sonoreña, para intercambiar agua tratada por el líquido de la presa a desarrollos turísticos

-La Comisión Nacional del Agua (Conagua) intervendrá para que el agua bronca que se encuentre en la presa San Lázaro sea utilizada para fines de potabilización y se entregue a la población.

A la par, buscarán el mecanismo idóneo para realizar la obra que permita que el agua tratada que genere la planta de tratamiento La Sonoreña se conecte a al acueducto que tiene actualmente Querencia –de la presa a su desarrollo-, con lo que se resolvería el problema.

Así lo precisó el titular de la Conagua en la entidad Isreal Camacho Gastélum, quien indicó que para ello buscan tener contacto con el alcalde Antonio Agúndez Montaño y funcionarios de Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos (Oomsapaslc).

“Entiendo que se había presentado un proyecto para la obra hace más de ocho años y el costo era de doce millones de pesos, en estos momento estimamos que la inversión podría alcanzar los 20 millones de pesos, sin embargo hay programas federalizados para los que en este tipo de casos destinan hasta el 70 por ciento del costo y el restante 30 por ciento lo tendría que dar el Ayuntamiento” dijo.

HISTORIA DE LA PRESA

El funcionario federal relató que la presa San Lázaro inició su construcción en el año 1984, sin embargo hasta 1994 empezó a funcionar.

El propósito original de su construcción fue evitar inundaciones extremas, filtrar el mayor volumen a los mantos freáticos, almacenar el recurso agua y derivarlo.
Con el tiempo en 1998 lo que equivale actualmente al Oomsapaslc pero quien dio la personalidad en su momento fue el Ayuntamiento, solicitó una dotación del volumen. Precisamente una dotación de excesos, como es que se llama por dos millones de metros cúbicos de cerca del almacenamiento de siete millones de metros cúbicos.

Dicho planteamiento y estudio se mandó a las oficinas centrales en la Ciudad de México, porque las presas son tema estratégico a nivel nacional de Conagua y no son facultades ni de los estados ni oficinas regionales de la dependencia federal una autorización de ese tipo.

Apuntó que el planteamiento es analizado en la instancia correspondiente y en efecto, se hace la autorización con un título de concesión a favor del Ayuntamiento de Los Cabos.

La concesión del uso del agua de la presa San Lázaro se otorgó para fines público urbano, que es el concepto de agua potable para la población en zonas urbanas o rurales, “por lo tanto nosotros como Conagua analizamos el caso y está sustentado desde el punto de vista jurídico, administrativo y técnico.

Al cubrir esos tres conceptos que se piden por parte de la autoridad, se otorga ese título en concesión y en aquellos tiempos los títulos eran a 50 años. Ahora, en la década del 2000 al 2010 se otorgan por cinco o diez años.

Por lo tanto se tiene una concesión por 50 años a partir de 1998, por lo que lleva 13 años y faltan 37 años para que finalice.

Al momento de otorgarse la concesión al Ayuntamiento, este tiene la facultad del uso, manejo y transferencia de ese volumen a terceros si así lo considera conveniente, a través del Organismo Operador.

Lo que se sabe posteriormente es la realización de un convenio entre Querencia y el Ayuntamiento, en el cual éste último le transfiere el uso de esa agua al desarrollo que las utiliza para el riego de su campo de golf.

¿Porqué si el destino de esa agua estaba considerada para el consumo humano luego de un tratamiento el Ayuntamiento se la entregó a un particular?.

“Es una asunto de carácter administrativo de la autoridad, nuestro alcance no llega a sancionar al Ayuntamiento por un cambio de uso, puesto que están cumpliendo con nosotros con los pagos correspondientes durante los trece años que han tenido la concesión y en este caso está reglamentado.

Podemos instrumentar un procedimiento para que esto se transparente y se alinie a los propósitos de la Ley de Agua Nacionales, a raíz de esta focalización del problema, por eso queremos platicar con Ayuntamiento para corregir esta situación o se solvente”.

¿Qué significa el que se solvente?.

“Solventar es que como Gobierno federal aportamos del 50 al 70 por ciento de la inversión para mejorar la cobertura de agua potable, tratamiento de aguas negras y desalojo de aguas negras. El resto lo ponen los Ayuntamientos.
Tenemos una bolsa de 197 millones de pesos y apenas los Organismos Operadores de cada Municipio están haciendo llegar las acciones a realizar.

Conciliando con el Ayuntamiento, lo que podemos hacer es cumplir el espíritu original por lo cual convino el Ayuntamiento con Querencia, de que le iba a transferir aguas negras o tratadas para regar el campo y el Ayuntamiento use el agua de la presa que puede tratarse para consumo humano.

¿Qué beneficio le otorgó Querencia a la población por ese convenio?.

“La competencia del convenio fue entre el Ayuntamiento y Querencia, nuestra corresponsabilidad desde el punto de vista jurídico, administrativo y técnico, es entregar la concesión y si el Ayuntamiento hace arreglos con la ciudadanía, terceros, gremios u otros, tiene plena libertad mientras cumpla con la Ley de Aguas Nacionales”.

¿Podría entrar Conagua a revisar la manera en la que se dio la concesión?.

“Podemos hacer un procedimiento administrativo contra el Ayuntamiento y estos a su vez del Organismo Operador, de que la distribución del agua no está cumpliendo con el espíritu original, debe usarse esa agua para potabilizarse.

Sin embargo queremos platicar y conciliar el caso, ver la posibilidad de terminar planta potabilizadoras que está cerca de la zona, hacer una inversión con costo-beneficio menor para finiquitar el caso y que se transfiera en origen lo que se había comprometido con ese convenio si lo solicita y creen prudente del Ayuntamiento. Sino, vamos a remitir que el agua se use para usos públicos urbanos.

El convenio es que va a suministrar el Ayuntamiento aguas tratadas para regar el campo, sin embargo las situaciones no se han hecho de hecho y derecho, están utilizando el agua que debe ser tratada para fines potables”

¿Quién hizo la tubería para conducción de agua de la presa San Lázaro a Querencia?.

“La empresa con recursos propios porque es de su interés”.

¿Cuánto paga Querencia por utilizar el agua?
“No aparece para nosotros como un usuario, aparece el Ayuntamiento, posiblemente ellos paguen al Ayuntamiento y estos últimos a nosotros. En 2005 la autoridad municipal pagó a Conagua al año 1.6 millones de pesos y en 2009 fue de 1.7 millones de pesos”.

¿Cuántos metros cúbicos están autorizados a extraer?.

“Para nosotros no es problema la extracción diaria si se cumpla con la cifra anual. Al igual que cualquier usuario de uso público urbano, industrial o agrícola, la medición es anual y es discrecional lo que saquen diariom, siempre y cuando no rebasen la cantidad que se tiene estipulada, en el caso concreto de la presa San Lázaro es de no más de dos millones de metros cúbicos anualmente”.

¿Entonces porqué la secaron?.

“No ha habido la recarga del comportamiento normal. Además si no le concesionamos al Ayuntamiento, hay evaporación de 175 centímetros al año y esos dos millones de metros cúbicos si no se concesioban se evaporarían.

El criterio desde el punto de vista técnico fue de que se pierda evaporada a que lo use el Ayuntamiento, mejor que se use, mientras se cumpla con la concesión del título que esa agua se use para fines potables”.

¿Entonces porqué no intervino Conagua cuando se percataron que el beneficio sólo se concretaba a Querencia?.

“Tenemos esa facultad y lo podemos hacer en el momento que lo desee la institución, pero se optó por arreglar en definitiva esta situación”.
 

San José del Cabo.- El director general del Organismo Operador Municipal del Sistema de  Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Los Cabos, José Manuel Curiel Castro luego de realizar  un recorrido por la presa San Lázaro, informó que está en proyecto de expansión  la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales La Sonoreña para resolver el problema de la red de drenaje que requieren las familias y por otra parte dar total solución al reuso del agua tratada hacia los desarrollos turísticos.

    Indicó en entrevista que se buscan alternativas de solución a este problema que consideró puedan darse en el corto plazo  y estimó que con las próximas avenidas de agua la presa volverá a recargarse.

    Explicó que faltan algunas obras adicionales como un emisor en el área de La Sonoreña hacia la conexión con el acueducto que le da servicio a la empresa Querencia. Hay que realizar unas ampliaciones a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en el sentido de mejorar la calidad a fin de que se puedan enviar al desarrollo turístico, lo cual requiere de una inversión de poco más de 25 millones de pesos.

Dijo que el agua que da la planta cumple con las especificaciones que marca la norma, pero para el desarrollo Querencia,  ranqueado a nivel mundial, las especificaciones que ellos necesitan son mucho más altas y tendríamos para que todos se vean beneficiados darle más calidad al agua para poderla dirigir al uso de campo de golf.

Consideró que en los próximos meses concluyan los acuerdos con el desarrollo y buscar los recursos federales para hacer viable el proyecto en lo económico en unos meses.

En su momento cuando ya se tenga toda esta solución del reuso del agua tratada hacia Querencia, que ya se pueda recibir o mandar esta agua al desarrollo, el agua de la presa tendría que tener un tratamiento adicional para que se pueda integrar al sistema. Es un asunto que se está  valorando por las inversiones.

Reiteró que un beneficio adicional cuando entre en operación la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales será el quitarle carga a la planta de tratamiento de Fonatur, lo cual ayudaría bastante porque el Estero dejaría de estar recibiendo agua tratada en los momentos cuando hay excedentes.

    Dio a conocer que durante  el recorrido por la  reserva de agua que tiene una capacidad de 5.7 millones de metros cúbicos, en el cual existe un título de concesión al agua potable de 2.47 millones de metros cúbicos, equivalentes al 50 por ciento de la capacidad de la presa, en pláticas con los operadores del equipo de extracción del agua, informaron que estaban llegando a un punto crítico marcado por la misma Conagua y que en días próximos estarían parando el equipo si no sucede ninguna lluvia.

    Explicaron que se ha venido generando un ciclo de alrededor de cuatro años en que llega a este punto, si se considera que el año pasado no hubo suficiente lluvia como para recargar la presa y el año anterior no fue la cantidad suficiente,  se presenta esta situación y que es la tercera vez que ocurre algo así.

    Mencionó el Director general de la dependencia de agua que el tamaño de la presa es de 5.7 millones de metros cúbicos que es una parte importante para lo que se refiere al agua, pero en lo que respecta al acuífero de San José, que abastece de agua a la cabecera municipal y a Cabo San Lucas, tiene una capacidad de 24 millones de metros cúbicos.
    Aclaró que la presa no es parte del acuífero pero es parte del sistema muy importante. Por tal motivo, el hecho de que los niveles de la presa estén bajos no afecta al acuífero de San José del Cabo

    Recordó el entrevistado que al desarrollo Querencia se le otorgó una concesión en el 99 para un uso específico al cumplir con los requerimientos; el presidente municipal José Antonio Agúndez Montaño, en los tiempos que presidía el Organismo Operador llegó a pláticas con la empresa que accedió a buscar la manera de cómo intercambiar el agua tratada por el líquido de la presa, a fin de preservar  esta importante reserva que cuando está a su máxima capacidad la gente disfruta de ese  cuerpo de agua.

    Reiteró que el convenio tiene una vigencia pero lo más importante en estos momentos es que a través de negociaciones con la empresa que está en la mejor disposición de llegar a acuerdos se podrá utilizar las aguas de la Sonoreña y de otra planta similar en Mesa Colorada, con lo cual se daría salida a el agua que se está generando, porque se produce una cantidad de aguas tratadas que hasta este momento no tienen colocación con los desarrollos.

    Precisó el directivo que el Convenio con Querencia es por 40 litros por segundo y hay otro convenio con desarrollo Palmilla por 25 litros por segundo.

    Al preguntarle que el agua de la presa debería ser destinada para la comunidad y no para los desarrollos, recordó que en su momento la disponibilidad de agua era suficiente pero con el desarrollo que se ha registrado aunado a la escasez de agua que se ha venido agudizando, es cuando más atención se le ha puesto para intercambiar el agua tratada por el agua de la presa y solventar muchos de los problemas del sector primario que es la ganadería y agricultura.

http://www.tribunadeloscabos.com.mx/newpage2/index.cfm?op=por&recordID=121498&seccion=Portada&tit=Intervendr%C3%A1%20Conagua%20para%20que%20agua%20de%20presa%20San%20L%C3%A1zaro%20sea%20utilizada%20en%20el%20consumo%20humano

Leave a reply