¿Permitirías que inunden tu casa? – Jalisco

 

Enrique Velázquez.- Pocas veces nos ponemos en los pies del otro. Cuando un problema no nos afecta directamente, preferimos darle la vuelta y no meternos en complicaciones. Eso pasa con el debate de sobre la inundación de Temacapulín


Enrique Velázquez | En: La Jornada Jalisco | Miércoles 30 de abril de 2014.

Pocas veces nos ponemos en los pies del otro. Cuando un problema no nos afecta directamente, preferimos darle la vuelta y no meternos en complicaciones. Eso pasa con el debate sobre la inundación de Temacapulín: estamos dispuestos a apoyar algo que nunca aprobaríamos en nuestro caso. ¿Qué pasaría si mañana, estimado lector, alguien le propone inundar su vecindario porque una ciudad a 40 minutos de su colonia u otro estado, necesita abastecimiento de agua? ¿No sentiría que están pasando por encima de sus derechos humanos, de su patrimonio y de su bienestar? ¿Por qué apoyamos algo que no estamos dispuestos a tolerar nosotros?

Una de las máximas éticas en una sociedad es “no hagas a los demás lo que no aceptarías que te hagan a ti”. Es una contradicción. Sobre todo porque parte de un falso dilema: los derechos de unos pocos contra las necesidades de agua de la mayoría. ¡Nada más falso! Toda democracia se funda en el principio de que los derechos humanos no pueden ser violados por las mayorías. Incluso diría que la fortaleza de una democracia reside en la forma en que preserva los derechos de las minorías que no pueden ser violados ni por acuerdo de la mayoría.

Es cierto, Guadalajara tiene necesidades apremiantes de agua. Chapala enfrenta una crisis muy profunda y necesitamos resolver el problema lo más rápido posible. Sin embargo, el acuerdo para la construcción de El Zapotillo está lejos de favorecer a Guadalajara o a Los Altos. Es un acuerdo o convenio que se firmó en la administración pasada y que favorece desde todos los ámbitos a Guanajuato y a la ciudad de León. No conforme con que durante lustros Guanajuato no ha respetado el caudal de agua que debe dejar pasar hacia Chapala, ahora los jaliscienses nos tenemos que encargar de sus necesidades de agua. En el PRD estamos de acuerdo con la solidaridad interestatal, sin embargo nunca sacrificando los beneficios de los jaliscienses.

En el mismo sentido existen otras opciones que no significan la desaparición de un poblado que como Temacapulín tiene una importancia histórica en Los Altos. No importa el número de habitantes que quede, ese debate es irrelevante, el Estado está obligado a proteger los derechos fundamentales de todos. El Zapotillo tendría que ser la última opción luego de revisar otras alternativas de abastecimiento de agua para la zona metropolitana. No puede ser que se tome la decisión de borrar de la faz de la tierra a un poblado con historia, tradiciones y dignidad, por el entercamiento de distintas administraciones.

Ahora la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha dictaminado que la cortina va a 105 metros, sin importar el debate interno en Jalisco, la posición del gobierno del estado que es en contra y de un Congreso que también ha señalado reiteradamente su oposición.

El PRD no ha abandonado a la gente de Temaca. Desde la legislatura pasada, la fracción ha tenido una sola posición: no a la inundación. Estamos a favor de buscar opciones de abastecimiento para Guadalajara, pero siempre teniendo presente el respeto a los derechos humanos de todos los jaliscienses. Esperemos que la Conagua recapacite y dé un golpe de timón antes que la inundación se haya consumado. En el PRD creemos que no podemos permitir en otros, lo que no estamos dispuestos a tolerar en nosotros.



http://www.lajornadajalisco.com.mx/2014/04/30/permitirias-que-inunden-tu-casa/

 

Leave a reply