¡Se vienen las guerras por uso del agua!

EL 2011 SERÁ CRÍTICO PARA CUSCO

¡Se vienen las guerras por uso del agua!

02 de Enero del 2011

CUSCO | CUSCO. Los conflictos que se han originado entre los gobiernos regionales de Cusco y Arequipa, a raíz del proyecto Majes Siguas II, es una de las primeras escaramuzas que se vienen en el año nuevo 2011. En este conflicto irresuelto no sólo han intervenido las representaciones regionales, sino hay una activa participación de los usuarios y poblaciones que sienten que existen problemas en los distintos ámbitos de la región, según analistas sureños.

El recalentamiento de la tierra, que se traduce en la desaparición de manantes, sequía del agua dulce, deshielo de nuestras cadenas de los andes, que se han convertido en simples roquedales, entre otras; son las principales causas que ponen a la humanidad al borde de la confrontación por el agua.

Si el siglo XX se caracteriza por las guerras por el petróleo, según los futurólogos, el agua y el oxígeno serán los nuevos escenarios de disputa y de cruentas guerras en el mundo; lo que pasa en el Cusco apenas son hechos de una creciente pugna que enfrentará a la sierra con la costa, el mercado con el bien común.

SALKA PUKARá. Fue escenario de una prolongada jornada huelguística que duró más de un mes, teniendo al agua como eje del conflicto, agua que riega los valles circundantes del río Salka Pukará, en Canchis. Poblaciones que viven en las nacientes, hasta el valle del Vilcanota, Quiquijana, Checacupe, Tinta, entre otros, expresaron su preocupación por la construcción de una central hidroeléctrica con dichas aguas.

Y es que afirman que para represarlos requieren cambiar el curso de varios de los afluentes, con lo cual, a decir de sus autoridades, bajaría el nivel del caudal en dichas zonas, con la subsiguiente pérdida de cosechas y sembríos, habituados a determinados caudales.

El conflicto sigue latente hasta que se cumplan con los estudios de impacto ambiental, compromiso que asumió el primer ministro, el ministerio de Energía y Minas y la empresa Ege Cusco, impulsora del proyecto.

LAGUNA KAKANSA. En los últimos meses se han realizado enfrentamientos directos de la población de la zona en el distrito de Velille, que considera que un proyecto hidroeléctrico pretende encauzar las aguas de dicha laguna, ubicada en Chumbivilcas, para llevarlas a otra cuenca ubicada en Arequipa.

La modalidad que ha pretendido utilizar la empresa de dicho proyecto, al ver la oposición de la población al uso de su laguna, es anexionarla a un distrito colindante. Por lo que lejos de resolver las cosas, se ha tornado en conflicto a niveles de enfrentamiento entre poblaciones, por lo que se han desarrollado comisiones de diálogo, pero éstas se encuentran embarcadas en una ardua disputa y no hay solución en el corto plazo.

BAJO URUBAMBA. La Confederación Nacional de Comunidades Machiguengas (Ceconama) y la Confederación de Machiguengas del río Urubamba (Comaru), dos organizaciones de las comunidades amazónicas, junto a las autoridades distritales y regionales, así como los especialistas que las asesoran, han llegado a verificar en distintas ocasiones, fugas de gas o derrames que han ocasionado contaminación en el río Urubamba y la muerte de las especies que lo pueblan, con el peligro que dichos procesos alcancen a los propios pobladores.

Las entidades de supervisión han constado los daños e incluso se han multado con millones de dólares, sin embargo estos fondos no pueden ser utilizados por la falta de una institución que canalice y proyecte dichos recursos, porque de otro lado las normas no especifican las responsabilidades de cada instancia. Estas denuncias de contaminación incluso han provocado la preocupación internacional.

EL VILCANOTA. Uno de los ríos más emblemáticos e históricos del Cusco es el receptor de todos los deshechos y eventualmente basura de la capital de la región. Según los estudios, la ciudad del Cusco es el principal contaminante, en un 75%, a través del Huatanay, que es un río muerto. La flora y la fauna del río Sagrado se vienen perdiendo paulatinamente, a lo

que se debe agregar que sus riachuelos que provenían de las nieves se han secado y el futuro es incierto y grave si no se toman las medidas necesarias. En el valle está en pleno proceso de desaparición la frutilla y variedad de duraznos, los principales efectos de falta de agua limpia y sana.

MAJES Y PAÑE. Hace más de cuarenta años el proyecto Majes I se lleva las aguas de la provincia de Espinar a través de la presa del Pañe, situada en el distrito de Condoroma. El crecimiento de la presa ha colapsado carreteras, escuelas, puentes y más de doce mil hectáreas de cultivos.

Los habitantes y comuneros del lugar no han recibido nada a cambio, a pesar de que dichas aguas que irrigan Majes I eran comercializadas antes por el Ministerio de Agricultura y ahora por la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema) del Gobierno Regional de Arequipa. De esto surge la desconfianza del pueblo de Espinar y es obvio que piensen que Majes II es otra réplica destructiva.

El 2011 será fundamental cómo se solucionan estos focos de tensión por el agua, para esto es importante la defensa humana de los recursos hídricos, su uso racional y equitativo, su cultivo y sostenibilidad. En ella el Gobierno Central tiene que jugar un rol mediador y no promotor de conflictos; porque en todo el Perú hay más de un centenar de conflictos derivados del problema del agua, según los técnicos del Cusco.

http://correoperu.pe/correo/nota.php?txtEdi_id=24&txtSecci_parent=0&txtSecci_id=70&txtNota_id=517631

Leave a reply