Jalisco.- Las campañas de ahorro son inútiles si el estado no predica con el ejemplo: experto.

 

 

“Quieren ser ecológicos, pero no evitan desperdiciar 40% del líquido por el mal estado de la red”

 

Alejandro Velazco.- Un escritorio, silla secretarial, computadora, cámara, proyector, anaquel, pizarrón, bocina con micrófono y una impresora multifuncional es con lo que los Espacios de Cultura del Agua (Ecas) cuentan para fomentar el cuidado del vital líquido en los menores a fin de garantizar el futuro de la ciudadanía jalisciense, esto en 125 espacios –uno por cada municipio– en la entidad, creados por la Comisión Estatal del Agua (CEA) con un gasto de dos millones 800 mil pesos, con apoyo financiero de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Para la dependencia, este es un trabajo para contribuir al cuidado del agua, sin embargo, para expertos en el tema como Arturo Gleason, este tipo de programas no ayudan mucho pues la educación en estos temas debe estar ligada a las escuelas de todos los niños, además, aseguró que el gobierno no predica con el ejemplo, pues mientras pretenden que la ciudadanía cambie sus rutinas de consumo de agua –sin mucho éxito– ellos no buscan alternativas viables para dotar de agua a las ciudades.

A decir de Gleason, el gobierno tiene un doble discurso, pues “quieren ser ecológicos pero no lo demuestran con hechos”. Por ejemplo, no arreglan la infraestructura de tuberías en la ciudad cuyo mal estado hace que se desperdicie el 40% del líquido que llega a Guadalajara.

“El mismo SIAPA que ha promovido cuidar el agua y traído a Blue Demond, tira el 40% en las redes, siento a veces que son acciones para pasar el momento y decir que sí están haciendo algo”, añadió.

Así, calificó este tipo de acciones como una simulación, pues no existe “voluntad real por hacer algo, y es claro por cómo está la situación medioambiental en el estado”.

El programa que ahora abarca el 100 por ciento de las demarcaciones de Jalisco ha contado con la participación de más de un millón 500 mil niños en aproximadamente cuatro mil eventos. Ahí se promueve entre la población infantil el pago oportuno del servicio de agua, así como su buen uso y cuidado.

El experto de la Universidad de Guadalajara resaltó que el esfuerzo que se tiene que hacer para lograr un “cambio real” en la cultura del agua va mucho más allá de actividades de este tipo –que en sí mismas no son malas–, a través de programas en jardines de niños, primarias y secundarias, en las cuales se tengan proyectos de aprovechamiento de agua de lluvia y separación de aguas grises, dijo, para que estos sistemas se vuelven parte de la formación de los ciudadanos desde temprana edad.

“Programas como este no corresponden a la capacidad de gestión que debiera tener el estado, es muy poco lo que están haciendo, entendiendo la naturaleza de su razón de existir, ellos deberían de impactar más a otro nivel”, precisó, y lamentó que la CEA siga empeñada en promover grandes obras como presas y acueductos, dejando de lado la captación de agua de lluvia –a la que, según Gleason, tildan de “sueño guajiro”–, la reparación de infraestructura ya existente, la conservación y el aprovechamiento.

Para el académico, quien ha visitado diversos países del mundo para impulsar un modelo de aprovechamiento de agua en Guadalajara, las políticas públicas deben ir más allá de un mero “proyecto o actividad”, y señaló que aún existen entes que se benefician del mal funcionamiento del sistema hídrico.

César Coll Carabias, director general de la CEA en el estado, hizo la entrega del material a los quince municipios que faltaban para dar la cobertura universal en el territorio. En el evento, el funcionario señaló la necesidad de que el personal que se asigne “sea gente entusiasta que promueva el cuidado del vital líquido, es por esto que los equipos que hoy se entregan serán las herramientas que permitirán fomentar la cultura del agua entre los niños, los cuales son el motor para cambiar la situación actual y futura del agua, ya que ellos son los jueces más severos”.

Gleason, insiste en que se debe “predicar con el ejemplo”: “quienes conocemos el tema sabemos que lo que necesita el país es un cambio de cultura y éste empieza por la autoridad empujando desde la Secretaría de Educación Pública, buscando que sus propios edificios tengan un manejo sustentable del agua”, así se lograría captar más el tema en el desarrollo de los niños.

 http://www.lajornadajalisco.com.mx/2012/12/14/las-campanas-de-ahorro-son-inutiles-si-el-estado-no-predica-con-el-ejemplo-gleason/

Leave a reply