Josefina ofrece diálogo por El Zapotillo

Josefina ofrece diálogo por El Zapotillo

Aunque como coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados no pudo sacar iniciativas, Josefina afirma que como presidenta hará acuerdos

  • Vázquez Mota rechaza el segundo acueducto Chapala-Guadalajara

La candidata panista también propone gestionar el tren a Aguascalientes, un proyecto fallido en los años ochenta

GUADALAJARA, JALISCO (21/MAY/2012).- Josefina Vázquez Mota reconoce el reto que enfrentan diversas zonas de Jalisco para el abastecimiento de agua potable, pero ofrece una mesa de diálogo con pobladores que serán afectados por la construcción de la Presa El Zapotillo. El embalse abastecerá a municipios de Los Altos de Jalisco, la Zona Metropolitana de Guadalajara y León, Guanajuato. Para obtener tales beneficios, inunda a tres poblaciones alteñas: Temacapulín, Acasico y Palmarejo.

— ¿La Presa El Zapotillo va, se modifica o se cancela? Hay oposición de habitantes de tres poblados que serán inundados.

— Lo primero que quisiera es que me den la oportunidad de dialogar con los actores involucrados. Pido la oportunidad de sentarme en una mesa de diálogo y escuchar todas las voces; éste es mi primer compromiso, y una vez que escuche todas las voces, los pros y contras, estaría en el compromiso, en un acuerdo sustantivo de todas las partes, de tomar la mejor decisión para Jalisco, para las familias. Pido esa mesa de diálogo, tomaremos la decisión que acompañe de mejor manera a la ciudadanía.

— De lo que sí está en contra es el segundo acueducto de Chapala-Guadalajara.

— Escuché la preocupación de habitantes de que hay una gran oposición por las condiciones del lago, por eso se pide no extraer más agua. También les preocupan tantos alambrados (particulares que invaden la zona federal), piden programas de empleo temporal y que incrementen la productividad. Estuve receptiva a estas peticiones, por eso expresé mi acuerdo a que este acueducto no se lleve a cabo en detrimento del lago.

— ¿Qué planes o proyectos concretos propone a los jaliscienses, principalmente en infraestructura?

— Primero, seguir adelante con infraestructura; se ha avanzado mucho, pero hay que fortalecer las carreteras. En el sector agropecuario hay una tarea importante de modernización, de renovación de granos, fertilizantes. Tenemos sectores de un gran poder empresarial, de valor agregado, como el sector agrícola, que hace un trabajo muy integrado y también podemos fortalecer sus cadenas de valor. Todas las empresas coinciden en que han avanzado gracias a la estabilidad económica, pero llegó el momento de reactivar con más vigor el crecimiento y fortalecer sus cadenas de valor, esto es: que, si tienen un producto de exportación, que tengan un mayor contenido nacional. Para eso se requiere apoyar a las pequeñas y medianas empresas, y lo haré con una banca de desarrollo más independiente y audaz duplicando las compras del Gobierno a las Pymes. El apoyo será para abastecimiento de agua, infraestructura, programas sociales, incentivos a la economía interna y el cuidado que merecen el desarrollo sustentable y la educación. Jalisco ha sido un centro de atracción de estudiantes nacionales y de otros países; esto debe seguir siendo una fortaleza.

— Jalisco no ha logrado una vía férrea que conecte Guadalajara-Aguascalientes, y de allí a la Frontera Norte. El proyecto del tren de Los Altos se impulsó en los ochenta del siglo pasado, pero quedó frenado. ¿Usted reviviría este proyecto? ¿Cómo?

— Toda inversión que permita una mayor productividad y competitividad merece todo mi apoyo y consideración. Este tipo de proyectos merecen de mi parte el mismo compromiso para que se hagan posibles.

— ¿Se compromete con este proyecto para Jalisco?

— Por supuesto. Primero, en lograr el apoyo en el Congreso: hoy tenemos la ventaja de la ley de asociaciones público-privadas; si aplicamos bien esta ley puede significar hasta dos puntos adicionales del crecimiento del producto interno bruto. Esta infraestructura beneficia a grandes sectores de la población y acorta las distancias cerrando las brechas de la desigualdad.

La elección

— ¿Qué posibilidades tiene de remontar los 20 puntos de ventaja que le lleva Peña Nieto? ¿Cómo lo hará en menos de dos meses?

— Haré lo que he venido haciendo: trabajando incansablemente. Acabo de estar el pasado viernes en Jalisco con una respuesta extraordinaria; estuve en Chapala, después en Ciudad Guzmán, después aquí en el Teatro (Auditorio) Telmex. También me invitó de manera muy gentil Alejandro Fernández. Realmente hubo un buen ánimo de la gente, con mujeres entusiastas, dispuestas. Como les dije ese día a las mujeres: somos el 52% del padrón electoral, y somos las mamás de la otra mitad del padrón. Hoy quiero hacer un llamado a todas las mujeres: que me den su confianza, su voto, que cuenten conmigo, que tendrán un lugar seguro en el bachillerato, acceso a la tecnología, que trabajaré por que tengan espacios culturales; a las madres solteras: tendremos más estancias infantiles, flexibilidad laboral, escuelas de tiempo completo para que los niños estudian más y practiquen deporte. Habrá acceso a más créditos y pensión asegurada a partir de los 70 años. Si las mujeres nos unimos, nada ni nadie nos ganará, nada nos detendrá… y por supuesto, tampoco a los hombres, jóvenes y migrantes que me han manifestado su apoyo.

— Peña Nieto tiene mucha simpatía entre las mujeres de todos los niveles económicos, mientras López Obrador tiene lo suyo en las clases populares. ¿Qué significaría para usted que el voto femenino le dé la espalda en la próxima elección?

— La verdad ni siquiera lo he considerado porque las mujeres me han venido acompañando. Me gustaría que (los medios de comunicación) contaran lo que vieron en el Auditorio Telmex el pasado viernes: fue una entrega, una emoción y decisión de acompañamiento absoluto.

— Andrés Manuel tiene a un personaje fuerte postulado en su gabinete: Juan Ramón de la Fuente. ¿Quiénes son sus cartas fuertes? ¿Puede adelantar algunos nombres que perfila en los puestos más importantes?

— Estoy muy orgullosa, tengo a mi lado hombres y mujeres de gran prestigio, honorabilidad y trabajo; en su momento lo daré a conocer. Mi compromiso es gobernar con los más experimentados, darle a México el mejor gabinete ciudadano… seguro habrá muchos panistas, pero muchos otros que no sean de Acción Nacional y tengan el prestigio, la lealtad y honor por México.

— ¿Qué haría como presidenta que no pudo hacer como secretaria de Educación?

— Como secretaria nunca acepté un chantaje; como presidenta, menos. Como presidenta, haría de la Alianza por la Calidad de la Educación una ley, para que no esté sujeta ni a coyunturas ni caprichos coyunturales.

— Ya fue severamente criticada por Elba Esther Gordillo. La culpó de afectar a la educación por sus intereses de ser presidenta.

— A los que les respondo son a los niños, a las maestras, maestros, papás. Esas críticas me enaltecen, porque es la mejor demostración de que como secretaria fui firme, logré avances importantes y nunca acepté chantaje alguno. Es la mejor prueba de que trabajé para las niñas y niños de México. Los maestros y maestras cuentan conmigo; les debo mucho, porque estudié en escuela pública; entonces, no estaría como candidata sin los maestros y maestras que tanto me dieron y enseñaron. Sé que vamos a lograr la educación de calidad porque la mayoría son buenos maestros.

— ¿Qué opina del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB), un programa federal plagado de irregularidades millonarias que no han sido eliminadas desde la reforma de 1992?

— Hay que darle más competencia a la Auditoría Superior de la Federación, hay que dotarla de más dientes para una mayor intervención y mandato. Hay que transparentar dentro de los sindicatos, con las reglas de los sindicatos y su autonomía, el destino de las cuotas, y por supuesto necesitamos fortalecer instancias como el IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información) para que los ciudadanos puedan recurrir y tener cuentas claras con transparencia —sobre este tema, la Secretaría de Educación Pública negó en 16 ocasiones revelar el salario de Elba Esther Gordillo, argumentando que se trataba de información inexistente o de la incumbencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación—.

— En el Congreso de la Unión están atoradas reformas estructurales… ¿Cómo sería su relación con el Congreso? ¿Qué hará diferente a lo que hizo como coordinadora panista?

— Haré acuerdos con todos los grupos parlamentarios; sacamos leyes por unanimidad, pero lo hice, lo hice desde las secretarías de Desarrollo Social y Educación. Como presidenta tendré una convocatoria a un nuevo acuerdo político, económico y social, que nos permita sacar adelante las reformas, que lo hagamos de manera madura, privilegiando a los mexicanos.

— De ser presidenta, ¿son posibles estas reformas a pesar del modo en que se integra el Congreso?

— Por eso propongo un gobierno de coalición, una forma distinta de gobernar, para que desde el Ejecutivo, con diferentes perfiles, logremos esos votos que el Congreso requiere para aprobar las reformas.

Seguridad

— ¿Qué le propone en materia de seguridad a Jalisco, que ocupa el segundo lugar en delitos federales, por encima del Estado de México y Veracruz, o estados violentos como Chihuahua, Tamaulipas y Guerrero?

— Primero reconozco el trabajo de los gobiernos estatales del PAN; en segundo lugar, refrendo mi compromiso: no voy a negociar con el crimen organizado, no voy a pactar porque lo más importante es cuidar a las familias, recuperar la confianza en la comunidad. Por eso propongo una policía nacional militarizada que venga a acompañar a las poblaciones más vulnerables, pero también estoy en el compromiso de fortalecer el combate al “lavado” del dinero; qué bueno que los capos van frente a la ley, pero dónde están los políticos involucrados, los jueces, los magistrados, dónde están los que “lavan” dinero en el sistema financiero. Esto es decisivo. Para bajar la violencia necesitamos un sistema de justicia pronto, expedito, confiable, honesto; todo esto lo combatiremos al mismo tiempo.

— Jalisco ya suma dos masacres en los últimos meses. ¿Para usted qué significan más de 50 mil ejecutados y más de 45 mil denuncias de desaparecidos en el sexenio en el país?

— Lo más importante es que no haya una víctima más. Muy desafortunadamente, con gran dolor, algunas de estas muertes se derivan de haber dejado tantos años avanzar al crimen organizado, con tanta indiferencia o complicidad. Creo que fue el ex gobernador de Nuevo León Sócrates Rizo quien afirmó que antes no había violencia porque el Presidente del PRI decidía las rutas del crimen organizado.

No podemos negociar con el crimen. Lo que tenemos que hacer es reducir la violencia, y necesitamos combatir el “lavado” de dinero, que los ciudadanos sepan que el Ministerio Público está de su lado y que, cuando se capture a un delincuente, no sea liberado por un juez a los dos o tres días. Para bajar la violencia tenemos que ayudar a las familias con escuelas de tiempo completo, con más estancias infantiles, con programas que fortalezcan el ingreso, una ley laboral que flexibilice los horarios, sobre todo para las mujeres. Todo esto en conjunto tiene que ayudar a disminuir la violencia. Por otra parte, hay que trabajar en la cultura: prefiero más instrumentos musicales y libros que más armas.

— ¿Qué le responde a las mujeres que han perdido a sus padres, esposos, hijos o hermanos en la “guerra” contra la delincuencia? ¿Qué le responde a los niños y niñas que han perdido a sus padres, abuelos, hermanos?

— No solamente comprendo su dolor, lo comparto. A una mujer que perdió a su hijo junto con el hijo de Javier Sicilia, porque fueron parte de los jóvenes asesinados con esta cobardía y crueldad en Morelos, hoy vive en Jalisco dadas las amenazas por parte de estos grupos criminales. Gabriela Cadena ahora me ayuda en la campaña y encabeza esta agenda de atención y protección a las víctimas. Tengo un compromiso de acompañarlas con toda la fuerza del Estado y con toda la sensibilidad.

— En la intención de Obama para reelegirse en Estados Unidos suma positivamente la muerte de Bin Laden, pero en México las detenciones de “El Chapo”, “El Mayo” Zambada o Vicente Carrillo Fuentes se ven lejanas y serían positivas para Calderón y su campaña como candidata.

— Más allá de cualquier propósito electoral, se tiene que cumplir con la justicia: estos capos deben caer y no solamente por una coyuntura electoral, por importante que ésta sea. Tienen que ir frente a la ley porque son delincuentes; incluso estoy proponiendo la eliminación del fuero a toda la clase política y cadena perpetua a los políticos cómplices del crimen. Lo que quiero decir es que aplicaré la ley sin prebendas y privilegios.

— ¿Todavía hay tiempo para una sorpresa del Gobierno antes de la elección? ¿Todavía hay tiempo para detener a “El Chapo” antes del 1 de julio?

— Eso depende de las instituciones dedicadas a estas encomiendas. Pero insisto, esto no tiene que ser con un propósito electoral. El propósito más importante es el de hacer justicia.

Aunque como coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados no pudo sacar iniciativas, Josefina afirma que como presidenta hará acuerdos.

CRÉDITOS:

Informador Redacción / RMP

https://mail.google.com/mail/?shva=1#compose

Leave a reply