Juárez, punta de lanza en tratamiento de agua

 


Con nueva planta, será la única en la franja fronteriza que procese 100% de lo recolectado por drenaje

Fuente: Norte

Con nueva planta, será la única en la franja fronteriza que procese 100% de lo recolectado por drenaje

Heidi Rodríguez | NorteDigital

Chihuahua.- Con el inicio de operaciones y próxima inauguración oficial de la Planta Tratadora de Agua Valle de Juárez (Sur-Sur), esta ciudad se convertirá en la única de la franja fronteriza del país, que procesará el 100 por ciento de lo recolectado por el sistema de drenaje, informó el subdirector de Saneamiento de la JCAS Edwin Maldonado Delgado.

Admitió que sólo el 10 por ciento es canalizada para un nuevo uso, aunque destacó que el total del volumen saneado es aprovechado, pues es asignado a la zona agrícola del Valle de Juárez, de manera que en la mayoría del año el agua residual no llega a descargarse en el río Bravo.

Destaca que la inversión que hasta el momento ha tenido el sistema de plantas tratadoras en Juárez, que consta de cinco unidades procesadoras, ha sido de mil 180 millones de pesos, aproximadamente, describió el funcionario estatal.

El subdirector relató que hace 15 años, en Ciudad Juárez, la infraestructura de Saneamiento era inexistente, por lo que el proyecto inició con la construcción de las plantas Norte y Sur, que ofrecían un nivel de “tratamiento primario avanzado”, que si bien era satisfactorio, aún portaba residuos contaminantes.

Así, la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), proyectó llegar a un nivel secundario, en el procesamiento del líquido residual, que es el que actualmente ofrece en cada una de las cinco plantas de la ciudad y a través del que supera toda normativa dictada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), organismo rector del descentralizado.

“El resultado es palpable a simple vista, al contrastar la total diferencia entre las características de entrada y salida del agua, al salir es un agua inolora, transparente, mientras que a niveles químicos, (se constata que) cumple con todas las características de un agua tratada”, expresó.

Con las dos plantas iniciales, se abarcaba el 80 por ciento del tratamiento de aguas residuales en Ciudad Juárez, de tal forma que para abarcar la totalidad, fue construida la tercera, originalmente denominada Planta Sur-Sur y que será oficialmente nombrada Valle de Juárez, por la zona en que se construyó.

Ésta inició sus operaciones en marzo pasado, mediante un periodo de pruebas y estabilización, que tardará entre dos y tres meses, y que entró en la fase final para que en máximo un mes, la calidad obtenida sea la pedida en el contrato.

A la par de las tres principales, existen otras plantas dos auxiliares, la de Colonia Anapra y la de Laguna de Patos, y de las que la primera dispone de una eficiencia es equiparable a su armonía estructural: “Es una de las más bonitas y es muy accesible para observar la transformación del agua en el proceso”, agregó.

Cobra relevancia debido a que se creó hace cinco años, para dejar de contaminar el lado americano, pues la vertiente de aguas negras que se juntaba en un punto bajo del lugar que fluía hacia la frontera, debido a la topografía de la zona.

La segunda, que también trata agua a nivel secundario, es usada para extraer el agua para usarla en el riego de aguas verdes o camellones de la mancha urbana, y se ha proyectado la opción de venderse a la industria de transformación, según el giro que tenga cada una, por medio de la infraestructura de la “red morada”.

“El objetivo de poner plantas de tratamiento, primeramente es del tipo ecológico, a fin de disminuir el impacto. No podemos dejarle la contaminación a nuestros hijos y nietos, tenemos que resolver el problema de inmediato”, precisó.

“La segunda prioridad, es que hay que reutilizar el mayor volumen posible, para que sea redituable, pues es muy costoso. El volumen producido es muy grande y no lo terminamos de explotar para parques y jardines, (entonces) se pude usar para la agricultura, como lo hace Valle de Juárez, que usa casi toda la producida en la ciudad”, añadió.

Enfatizó que el 100 por ciento del agua recolectada en el sistema de alcantarillado de Juárez se trata, con lo que “es la primera ciudad fronteriza que trata el total de sus aguas residuales. Hay otras ciudades que también abarcan toda la cantidad de agua en tratamiento, pero su cobertura de alcantarillado es muy baja, en Juárez tenemos cubierto el 90 por ciento, lo que nos pone como punta de lanza en todo el norte”.

Al respecto, abundó que el trabajo para lograrlo inició desde la década de 1990, con los niveles bajos de las dos plantas principales, mientras que la segunda etapa, de planeación, concluyó en 2010 y fue hasta 2014 cuando la tercera se consolidó con la culminación de la operatividad de los proyectos.

No obstante, admitió que sólo el 10 por ciento del agua residual se utiliza mediante la “red morada”, mas señaló que en un plazo de cinco años se avanzará a entre 50 y 60 por ciento de aprovechamiento, para lo cual la Junta Municipal (JMAS), está a cargo de desarrollar un estudio para ubicarla, con base en censos poblacionales, pues “es muy costoso”.

Sin embargo, resaltó que el total de la canalizada se aprovecha en la zona agrícola del Valle de Juárez, pues salvo en el periodo de diciembre a enero, esta agua no alcanza a descargarse en el río Bravo, pues toda es captada por los agricultores.

“Pero sí, tenemos que poner un orden para separar cuánto se destinará a riego de parques y jardines y cuánto otro tanto a agricultoras. Incluso, hay proyectos más allá, como el de llegar al tratamiento terciario para inyectarlo al acuífero, mas aún están en fase de proyecto. El objetivo de garantizar que Ciudad Juárez siempre cuente con agua, en cantidad y calidad”, expuso.

Como crítica, admitió que falta concretar sistemas alternos para evitar el uso de la potable y disponer de la tratada, pero “sobre todo, también falta mucho por hacer en la cultura del ahorro, pues los habitantes consumimos mucha agua por costumbre y no podemos sostener dotaciones tan grandes”.

Con relación a los señalamientos de vertientes de agua contaminada a cuerpos hídricos, aseguró que es tal la eficiencia del saneamiento en la entidad, que ocupa el sexto lugar nacional, a pesar de la complejidad que enfrenta su geografía y dispersión poblacional.

“Antes de que concluya la administración se llegará al 88 por ciento de tratamiento real, lo cual es todo un logro en un estado con las características de Chihuahua, pues aunque nos ganan ciudades como Monterrey, ahí tienen su población concentrada en un sólo lugar y en las de aquí no. Con ello ascenderemos a hasta los tres primeros lugares del país”, adelantó.

 http://www.nortedigital.mx/65777/juarez__punta_de_lanza_en_tratamiento_de_agua/

 

Leave a reply