La deuda del Soapap es superior a los 3 mil millones de pesos, señaló Moreno Valle

Jueves, 4 de agosto de 2011

                La Jornada de Oriente – Puebla – Política

La deuda del Soapap es superior a los 3 mil millones de pesos, señaló Moreno Valle

 

José Luis Luege y Rafael Moreno Valle en la II Reunión Nacional de Organis-mos Operadores de Agua Potable y Saneamiento 2011 / Foto Rafael García

MARTÍN HERNÁNDEZ ALCÁNTARA

El gobierno del estado dio a conocer el día de ayer que la deuda del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP) es superior a los 3 mil millones de pesos, de los cuáles 800 millones se tienen que pagar a la Secretaría de Finanzas estatal y los 2 mil 200 millones restantes corresponden a un préstamo del Banco Nacional de Obras (Banobras).

El monto de la deuda fue informado por el gobernador, Rafael Moreno Valle, en su discurso durante la Segunda Reunión Nacional de Organismos Operadores de Agua Potable y Saneamiento 2011, que fue inaugurada por José Luis Luege Tamargo, director general de la Comisión Nacional del Agua (CNA), en el Complejo Cultural Universitario de Puebla.

El mandatario estatal calificó el pago de esos pasivos como “un enorme reto financiero” para su administración, y que el cobro a los usuarios será el principal instrumento para el pago de la deuda; no obstante, Moreno Valle adelantó que se establecerá un esquema de “subsidio cruzado”, mediante el cual no sólo se considerará el consumo que se tenga en cada toma de abastecimiento, sino que también se revisará la capacidad económica de cada usuario con el fin de que paguen más quienes tengan mayores ingresos y viceversa.

Durante una entrevista posterior, Manuel Urquiza Estrada, director general del SOAPAP, explicó que el organismo adeuda 800 millones de pesos a la Secretaría de Finanzas del Poder Ejecutivo estatal, por un préstamo que, paradójicamente, sirvió para pagar otra deuda con Banobras:

Ese préstamo de la Secretaría de Finanzas al SOAPAP “no sé por qué se autorizó, no debería haberse autorizado, pero se autorizó y se gastó, no sé a qué se debe”, abundó el funcionario estatal, precisando que la transacción ocurrió en el sexenio pasado.

Cuestionado sobre por qué se solicitó a la Secretaría de Finanzas una deuda, el servidor público añadió que durante 11 años el SOAPAPno pagó el crédito de mil 500 millones de pesos que pidió para la construcción de plantas tratadoras de aguas residuales:

“La Secretaría de Finanzas pagó lo que el SOAPAPno pagó en el pasado, que fue lo que se debía a Banobras, no lo pagó el SOAPAP, porque lo dejaron muy descuidado, porque se abrió mucho la cuestión de la cobranza y obviamente se vino a salvarlo eso, porque está garantizado con las finanzas del estado”, explicó.

Apuntó que existen 76 observaciones a la anterior gestión del SOAPAP, pero cuando le preguntaron si había algún procedimiento particular sobre su antecesor, Eduardo Macip Zúñiga, respondió que no, que los señalamientos son “a toda la administración”. También recalcó que en estos momentos la revisión de los estados administrativos y financieros está en manos de la Secretaría de la Contraloría, la cual ejecuta una “auditoría forense” y cuya titular es la única autorizada para hablar sobre la tramitación de denuncias penales por malos manejos.

Urquiza Estrada informó que la deuda con Banobras ya fue reestructurada por un año, pero explicó que ese arreglo sólo corresponde al pago de intereses.

En esa lógica, el director general del SOAPAP insistió en que la situación financiera del organismo es difícil, pues no sólo tiene que cubrir sus compromisos con el banco oficial y la dependencia estatal, sino que además debe seguir erogando por el funcionamiento de las plantas tratadoras de aguas residuales, cada una de las cuales representa un costo mensual de 10 millones de pesos mensuales.

Soluciones

Urquiza Estrada reiteró en varias ocasiones que la única manera de que el SOAPAP pague sus deudas es aumentado la recaudación por los servicios de agua potable, desagüe y saneamiento.

Indicó, como lo ha venido haciendo en los meses recientes, que se colocará más de medio millón de medidores en las tomas, que casi todas las empresas tienen ya macromedidores, y que también se están colocando en centros y plazas comerciales.

Insistió en que otro instrumento que ayudará a salir de la crisis es la depuración y ordenamiento del padrón de usuarios, el cual se está elaborando ya con un programa de cómputo adecuado, cuya licitación fue abierta y tuvo un costo de 35 millones de pesos.

Agregó que si a nivel nacional los niveles de pago de los usuarios son de 70 por ciento, en Puebla ese índice ronda apenas 52 por ciento: “ojalá tuviera grandes deudores para poderles cobrar, pero la dispersión es sumamente grande”

“Yo les diría: es mejor pagar el agua que pagar un celular. En Puebla nosotros tenemos 50 mil tomas domiciliarias, ¿cuántos celulares hay en Puebla?, más de 2 millones, ¡fíjense nada más!, casi cuatro por casa o tres por casa. Por eso yo los invito a que mejor paguen el agua en vez de un celular”, remató.

http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2011/08/04/puebla/pol103.php

 

Leave a reply