La escasez de agua.

Editorial

La escasez de agua.

Detalles

Categoría: Editorial

04 Abr 2013

Escrito por Super User

No cabe duda que si las cosas siguen como van, el abasto de agua se convertirá en un problema de magnitudes mayúsculas, que podría colocar en riesgo la estabilidad del país y hasta del mundo entero.


Esta aseveración no es ninguna exageración y es totalmente cierta, ya que la escasez del agua se empieza a sentir. Hoy en día en México, hay por lo menos 10 millones de personas que no tienen acceso al agua potable.
Pero lo más grave es que la situación puede ir empeorando cada vez más, pues a medida que pasa el tiempo es menor la disponibilidad de agua.
La falta de agua tiene graves efectos en la agricultura, en particular para los pequeños ejidatarios, quienes suelen depender de la siembra de temporal y en general para todos los agricultores, ya que el 70% de toda el agua que existe en México se dedica a dicha actividad, en tanto que 20% la utiliza la industria y el 10% es para uso doméstico.
Dicen las autoridades que en la actualidad la cobertura de agua potable en el país es del 87%, pero sólo hace falta ver los problemas que tiene el norte del país para hacerse del vital líquido, para constatar que la carencia es mayor El problema de la falta de agua es grave y nuestro país no se ve sustraído. De acuerdo con el último reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), de no cambiarse las políticas de manejo y cobro del agua, México enfrentará niveles de escasez de medianos a severos en las próximas cuatro décadas, sobre todo en la zona norte del país.
Uno de los graves problemas que impiden que el agua se ofrezca a la población en mayor abundancia, es que la mayoría de la gente no está dispuesta a pagar su costo real, porque como bien dice la frase, “Dios da el agua, pero no la entuba”.
A muchos nos parece natural abrir el grifo y recibir agua que podemos utilizar para beber, cocinar, lavar ropa y limpiar los sanitarios, pero pocas veces nos preguntamos por el complejo proceso que tiene que realizarse para que esto sea posible, y sobre todo que tiene un costo, que la mayoría de la gente no está dispuesta a solventar.
Es urgente que en México haya políticas sustentables de extracción, tratamiento y cuidado del agua. Ante todo debemos evitar la sobreexplotación de acuíferos, y para ello hay que proveer fuentes alternas de aprovechamiento, como es el caso de las presas.
Es grave constatar que el 73% de los ríos que existen en nuestro país están contaminados, y ante una situación así no hay dinero que le pueda alcanzar a la Comisión Nacional del Agua, para lograr el abasto.
La calidad del “oro azul”, es una situación muy grave y se debe a que 80% de las descargas de centros urbanos y 85% de los industriales se vierten directamente en los ríos. La Conagua enfrenta desde hace ya bastante tiempo el reto de hacer más con menos. Tan sólo la disponibilidad promedio en México en 2010 fue de 4 mil 200 metros cúbicos por habitante al año, y se estima que hacia el año 2030 disminuirá, para ser de 3 mil 800.
Los ciudadanos tenemos que cuidar el vital líquido, el “oro azul”, como empiezan a llamarle algunos. Pero ante todo, es fundamental que las autoridades y en particular la Comisión Nacional del Agua, logren mayor eficiencia en el abasto de la misma, para lo cual se requieren de políticas públicas que promuevan su cuidado y la mejor recuperación del vital líquido.
Es muy grave pensar que en un futuro próximo podríamos enfrentar una crisis en el abasto de agua que nos podría llevar a escenarios que si se plantean hoy en día parecerían apocalípticos, pero que pueden llegar a ser dolorosas realidades si no se hace algo hoy, que todavía estamos a tiempo.
El agua se está acabando y esta es una realidad, pero no hay que esperar a que caigamos en una crisis para hacer conciencia. La solución está en nuestras manos.

http://www.elpuntocritico.com/editorial-periodico-elpuntocritico-com/58369-editorial-la-escasez-de-agua.html

Leave a reply