La presa El Zapotillo: una amenaza para Temacapulin, Acasico y Palmarejo

por Fabiola Gutiérrez

Mayo 17, 2014

Foto: Cesar Huerta

A pesar de que la Suprema Corte de Justicia emitió un amparo en contra de la presa El Zapotillo, que tiene una altura de 105 metros, se continúa con la construcción. El párroco Gabriel Espinoza Iñiguez, director de Salvemos Temaca, explicó que en el amparo se emite bajar el nivel de la cortina a 80 metros de altura, pese a ello comentó que continuaría el riesgo de inundar los pueblos de Temacapulin, Acasico y Palmarejo. Se ha propuesto un proyecto al terno, que no ha sido aceptado, para que la cortina de la presa baje a 60 metros y así no afectar ninguna comunidad.

Desde hace nueve años se emprendió una lucha contra la construcción de la presa El Zapotillo, pues no sólo amenaza con desaparecer los pueblos Temacapulin, Acasico y Palmarejo, sino que también se pretende privatizar el agua, ya que se encuentran involucradas empresas nacionales e internacionales como la española Fomentos de Construcciones y Contratas (FCC). Espinoza Iñiguez señaló que el Consejo Nacional del Agua (CONAGUA) está negociando las inversiones que van desde los 7 mil millones de pesos hasta los 16 mil millones.

Espinoza Iñiguez, mencionó que la presa El Zapotillo es la continuación de anteriores proyectos fallidos, como la presa San Nicolás y Arcediano. El argumento para la construcción de este sistema hidráulico, es abastecer la ciudad de Guadalajara. Se les ha prometido a los afectados una indemnización que va desde reubicación, construcción de viviendas, empleo y atracción del turismo. Sin embargo, nada de esto se ha cumplido. El pueblo de Acasico fue uno de los primeros en negociar y se dio prioridad de escoger su reubicación, pero no se aceptó la propuesta del predio elegido, pues CONAGUA consideró que era demasiado caro.

A pesar de existir un aparo por la Suprema Corte de Justicia, para detener la construcción de la presa que mide 105 metros de altura, los tres niveles de gobierno (estatal, municipal y federal) no lo están respetando y los avances de la obra continúan. Son 45 mil habitantes los afectados, de los cuales 1000 son directamente. Los que están trabajando en los Estados Unidos o en la ciudad de Jalisco, que van entre 3000 y 5000, también perderían sus casas en Temacapulin, comentó Espinoza Iñiguez.

Libertad Díaz Vera, integrante del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), mencionó que hasta el momento han interpuestos dos amparos en contra de la presa El Zapotillo: uno de parte de Temacapulin y otro por asociaciones civiles. Distintas familias que están ausentes de Temacapulin y que son afectadas por la presa, formaron la organización Hijos Ausentes de Temaca y a través de ella metieron otro amparo este 16 de mayo.

Antes de finalizar la conferencia de prensa, dada en el taller de Periodismo de Abajo, que fue impartido por el equipo de comunicación de Desinformémonos, Díaz Vera anunció una caravana de observación que iniciara el 31 de mayo para llegar el 2 de junio a Temacapulin. Aún no se tiene definido el lugar de arranque, pero desde ahora hace una invitación a todas las organizaciones sociales, sociedad civil y a los medios de comunicación independientes para acompañar este recorrido.

En Michoacán, el fenómeno de las autodefensas se ha ido extendiendo en los últimos años, en respuesta a la omisión o complicidad de algunas instituciones del gobierno con el crimen organizado.

http://www.somoselmedio.org/article/la-presa-el-zapotillo-una-amenaza-para-temacapulin-acasico-y-palmarejo

Leave a reply