La productividad del agua, el nuevo reto mundial

La productividad del agua, el nuevo reto mundial

20 Diciembre, 2011 – 21:49

CREDITO: 

Esteban Michel Ramírez*

Hace poco se empezó a difundir, en los medios de comunicación y foros de discusión, un nuevo concepto denominado la huella hídrica. Esto es el seguimiento al consumo de agua dulce por los individuos, desde su fuente de origen hasta su destino final. Así, en el caso de los alimentos es el consumo de agua para producir un kilogramo de producto.

Para el caso de cereales, como la cebada y trigo, se necesita más de un metro cúbico de agua por kilogramo producido bajo los sistemas tradicionales de producción. Sin embargo, existen sistemas sostenibles de producción que al combinar el sistema de labranza de conservación (L-C) con los sistemas de riego por goteo subsuperficial permiten ahorrar la mitad del volumen referido.

En el Valle de Santiago, Guanajuato, se tienen resultados muy satisfactorios con esos sistemas. Así, se obtiene un kilogramo de cebada con 0.54 metros cúbicos de agua. Esto es, 540 litros de agua por kilogramo de grano, lo que significa que si el agua tiene un peso específico o densidad de 1 kilogramo por litro, se requiere 540 veces el peso del agua por una unidad de peso del grano. A simple vista, este resultado parecería exagerado, pero lo normal es aplicar 1,000 tantos de agua en peso por cada unidad de peso de cereal producido.

El mismo cálculo es posible replicarlo en todos y cada uno de los productos agropecuarios existentes. Así, para la producción de carne, por ejemplo, es posible afirmar que se requieren más de 15,000 litros de agua para producir 1 kilogramo de carne de res.

Esta información de la productividad del agua, medida en unidades de volumen de agua por tonelada producida, en un futuro cercano será un parámetro de eficiencia agroecológica, que como dato duro permitirá al consumidor tomar decisiones de consumo y de compra de alimentos, ya que los consumidores actuales son cada vez más exigentes y como ocurre en el mercado justo, premiará a los productores más eficientes en el uso de agua para producir alimentos.

Lo anterior no se puede soslayar, menos cuando queda claro que el agua es un activo estratégico a nivel mundial y es el elemento vital cuya escasez y contaminación puede limitar el desarrollo de países enteros, es por ello que los gobiernos están buscando alternativas tecnológicas para paliar esta situación y hacer un uso más eficiente y racional del agua en la agricultura, que es donde se destina más de 70% del consumo mundial.

*Esteban Michel Ramírez es jefe de Departamento del CDT Villadiego de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. emichel@fira.gob.mx

http://eleconomista.com.mx/columnas/agro-negocios/2011/12/20/productividad-agua-nuevo-reto-mundial

 

Leave a reply