La ZMG necesita más opciones de abasto de agua: especialistas

 

La ZMG necesita más opciones de abasto de agua: especialistas

  Presa El Zapotillo. La SCJN resolvió que la cortina se eleve a sólo 80 metros de altura y no 105 metros como estaba proyectado NTX

  • Captar o reusar aguas pluviales, entre los temas pendientes de estudio

Falta mejorar la planeación del uso de recursos hídricos para la ciudad, advierten

GUADALAJARA, JALISCO (16/AGO/2013).- La Presa El Zapotillo debería ser una entre otras alternativas para el abastecimiento de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), acompañada de una mayor planeación en el manejo y uso de los recursos hídricos de Jalisco. Así lo advierten especialistas que discuten las alternativas con que se queda el Estado si se confirma que el proyecto de Los Altos será sólo de 80 metros de altura, y no de 105 metros, con lo cual habría garantizado un abasto mayor del líquido a la ZMG.

El académico de la Universidad de Guadalajara José Antonio Gómez Reyna señala que el manejo hidráulico en la Entidad “es un fracaso, porque tenemos menos cantidad y agua más contaminada. Desde hace 15 años hemos ido perdiendo agua”. Aunado a ello, destaca que la mancha urbana de la metrópoli ha seguido creciendo: “Nadie sabe dónde empieza y dónde termina; no podemos hacer una ciudad infinita, el sistema de agua tiene que manejarse en relación con todo un proyecto de ciudad”.

El recién nombrado presidente del Consejo Académico del Agua, Manuel Montenegro Fragoso, destaca que “las ciudades deben tener un límite de crecimiento, más planeación, siendo los recursos hídricos uno de los parámetros de esa planeación”.

Gómez Reyna asegura que la discusión de fondo no está en construir más presas, sino en apostarle al manejo integral del agua. En su opinión, El Zapotillo debe replantearse a través de varios proyectos: “Primero, considerar el gasto hidráulico que tendremos en el futuro, construir varias pequeñas cortinas aguas abajo en la Cuenca del Río Verde con condiciones de uso múltiple, y definir el caudal que se le dará a León. Pero el problema es que siempre se ha buscado traer más y más agua, cuando deberían considerarse otras alternativas, como la captación del agua de lluvia; el reúso y reciclaje del agua de las zonas urbanas; inversión en tecnología y fomentar la cultura del agua”.

Montenegro Fragoso, también doctor en tratamiento y manejo de aguas, enfatiza la necesidad de buscar otras fuentes de abastecimiento, pero también en “hacer un uso más eficiente del agua: captar agua de lluvia, reusar y tratar el agua para fines secundarios”. Entre las implicaciones que tendría dejar la cortina de El Zapotillo a 80 metros, el académico destaca que, debido a la diferencia en cuanto al almacenamiento, la garantía de tener más agua durante las épocas de estiaje sería menor.

Pero el impacto económico para Jalisco se suma también a las consecuencias que tendrá dejar la cortina en 80 metros. En esto coinciden Gómez Reyna y el ex legislador Raúl Vargas, quien presentó la controversia constitucional ante la SCJN: “El daño económico debe ser de una magnitud considerable, pues el soporte de la cortina se hizo para una presa de 105 metros. La no observancia de la ley traerá consecuencias jurídicas, económicas y, por supuesto, en el replanteamiento del agua: si hay un responsable de la insistencia de que la cortina fuera de 105 metros se llama Emilio González Márquez”, apunta Vargas.

El contexto que se presenta tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación obliga a las autoridades a buscar una salida a la controversia e incertidumbre en que se encuentra inmerso el proyecto El Zapotillo y el aprovechamiento del Río Verde, cuyas obras se han visto retrasadas desde hace 83 años, cuando se planteó por primera vez la búsqueda de fuentes alternas de abastecimiento de agua para Guadalajara. Ante la falta de consensos, millones de metros cúbicos de los caudales del Río Verde terminan hoy, desaprovechados, en el Océano Pacífico.

PROTAGONISTAS

Posturas e intereses

Gobierno de Guanajuato

En Guanajuato confían en que se respete el convenio firmado de 2005. Al final, si se construye o no una cortina de 105 metros, para Guanajuato da exactamente lo mismo, ya que los metros cúbicos acordados con Jalisco y con la Federación se cumplen incluso con una cortina de 80 metros.

Comisión Nacional del Agua

No se ha manifestado al respecto, pero en el sexenio pasado fue uno de los actores que más empujó por la construcción de la presa y la concreción de los acuerdos. El Gobierno estatal ha recordado que el futuro de los pueblos que podría ser inundados también depende de lo que decida la Conagua.

Gobierno de Jalisco

La posición del gobernador ha sido no inundar Temacapulín y buscar alternativas para el abastecimiento de agua. Ayer insistió en que el sistema de El Purgatorio es una alternativa.

Los Altos

Asociaciones campesinas, ganaderas y gremiales de Los Altos de Jalisco se han manifestado por una cortina de 60 metros —con lo cual se salvarían incluso Acasico y Palmarejo— y que el agua sea exclusivamente para esta región.

ESCENARIOS
Las posibilidades a futuro

El criterio que la Suprema Corte de Justicia de la Nación utilizó para invalidar el convenio de 2007 que dio lugar a un proyecto de una Presa El Zapotillo de 105 metros podría servir para anular también el acuerdo anterior, de 2005, que tampoco pasó por el Poder Legislativo jalisciense, según ex diputados que estuvieron en la Legislatura local número 57. Aún debe conocerse, sin embargo, el alcance de la resolución de la Corte, que podría tener distintas consecuencias:

La Suprema Corte no invalida el convenio de 2005

El organismo judicial no interviene sobre el acuerdo original, aunque tampoco pasó por el Congreso del Estado. Con ello, el Estado de Guanajuato exigiría respetar el acuerdo que estipula que no hay ni una sola gota de agua para Guadalajara.

Nuevo convenio

La Corte invalida también el convenio de 2005, de forma congruente con su resolución en el convenio de 2007. Al amparo de la Federación, se tendría que comenzar de nuevo el proceso sin antecedente.

La Corte invalida la cortina

El tribunal nacional se mete a la sustancia del tema y defiende los derechos humanos de los habitantes de los tres pueblos que El Zapotillo inundaría: Temacapulín, Acasico y Palmarejo. Y ordena que se construyan presas sin perjuicio para los habitantes de la región. Habría que buscar otra alternativa para dotar de agua a León, Los Altos y la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Se procede con la presa a 105 metros

Se respeta el espíritu del convenio firmado en 2007 y el acuerdo cumple con los procedimientos de entrar a la discusión legislativa. Con esto, se podría hacer la cortina a los 105 metros y dotar de agua a León, Los Altos y Zona Metropolitana de Guadalajara, a costa de inundar a los tres poblados. La cortina a 80 metros sólo da agua a León y Los Altos.

GOBERNADOR APUNTA A EL PURGATORIO

SAN JULIÁN, JAL.- Después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidara el convenio para que la presa de El Zapotillo sea de 105 metros, el gobernador Aristóteles Sandoval afirmó ayer que la alternativa para que llegue agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara es la presa El Purgatorio, aunque subrayó que, aun si El Zapotillo quedara a 80 metros, “sigue manteniendo una cierta aportación a la Zona Metropolitana”.

Arturo Zamora, secretario de Gobierno, declaró en días pasados que la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación era muy clara y que El Zapotillo se va a quedar con la altura de 80 metros; sin embargo, Sandoval dijo ayer que aún necesitan revisar el alcance de esta decisión.

El tema del agua sigue presente en la agenda del Gobierno del Estado. El gobernador visitó ayer el municipio de San Julián para dar la razón a productores agropecuarios que se quejaron de falta de apoyo en materia de uso del líquido, y anunció un acuerdo con el Gobierno federal que permite al Estado obtener la concesión de 12.6 millones de metros cúbicos (Mm3) de agua, provenientes de la cuenca del Río Verde, para la construcción de bordos y abrevaderos para la retención de líquido.

Afirmó que esta acción responde a la exigencia de los productores de Los Altos que publicaron un desplegado en para protestar porque deben dar agua a Guanajuato cuando, dijeron, ni siquiera tenían permitido construir estos recolectores: a quienes denunciaron ese “abandono de dos décadas en materia de agua”, afirmó, “les damos la razón”.

El acuerdo con autoridades federales permitirá beneficiar a 18 municipios de Los Altos, incluyendo a San Julián, San Juan de los Lagos, Teocaltiche y Lagos de Moreno. Este año serán construidos 500 bordos y abrevaderos, con una inversión de 25 millones de pesos; el cálculo es que al final de sexenio haya tres mil 500.

LA CIFRA

76% del agua del Río Verde debe ser para León, según el Decreto de Reserva de 1995 y 1997: 119.8 millones de m3, o 3.8 m3/s.

24%
del agua del Río Verde, según el decreto, debía beneficiar a Jalisco; en el acuerdo original, esto equivalía a 372.1 millones de m3, o 11.8 m3/s.

LOS PUNTOS CLAVE

ORIGEN   En 2005, Jalisco, Guanajuato y la Comisión Nacional del Agua firmaron el Acuerdo de Coordinación para los usos y distribución de las aguas del Río Verde. El convenio implica ejecutar un programa para lograr el abastecimiento de agua potable a León, Los Altos y la ZMG, “a partir de la construcción y operación de la infraestructura hidráulica en el Río Verde en los sitios de El Zapotillo (presa baja 80 metros de altura) y Arcediano”.

PRESAS   En la cláusula sexta del Acuerdo, “las partes acuerdan elaborar las reglas de distribución… así como las reglas de operación y vigilancia de las presas El Zapotillo, El Salto y Arcediano, para que la distribución sea equitativa y proporcional a los volúmenes anuales máximos que establece para cada uno de los estados el decreto de Reserva del 17 de noviembre de 1997”.

CAMBIO  Con la cancelación de la Presa Arcediano, en 2007, se realiza otro convenio en el que se incluye a la ZMG como un nuevo usuario de la Presa El Zapotillo, con lo cual se plantea la necesidad de subir la cortina a 105 metros.

EXCEPCIÓN  Una de las cláusulas del nuevo convenio aclara que, de no ser viable ni equitativo el proyecto, las partes deberán volver al convenio original de 2005.

LEÓN  En un reciente comunicado de su Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAL), el municipio de León, Guanajuato, insistió en que ese Estado tiene tranquilidad porque los dos acuerdos sobre uso de aguas, cualquiera sea el futuro de El Zapotillo, les garantizan el abasto de agua convenido originalmente: 3.8 metros cúbicos por segundo. Es decir: que pase lo que pase en Jalisco, Guanajuato debe recibir la misma cantidad de agua.

TRANQUILOS  Esto lo ratificó el gobernador Miguel Márquez, quien señaló a medios que “están garantizados los 3.8 cúbicos por segundo que le tocan a Guanajuato en el acuerdo original firmado en 2005”. La alcaldesa de León, Bárbara Botello, descartó que se tenga que firmar un nuevo acuerdo para garantizar el agua para esa ciudad.

EFECTOS   Por supuesto, de sostenerse el discurso de León, Jalisco se verá afectado por el escenario de que la presa se quede sólo a 80 metros: se extraerá menos agua, pero habrá que garantizar la de León.

Sigue: #debateinformador @informador

¿El Gobierno debería insistir en la presa o buscar opciones?

http://www.informador.com.mx/jalisco/2013/479010/6/la-zmg-necesita-mas-opciones-de-abasto-de-agua-especialistas.htm

Leave a reply