Lamenta Calderón que GDF no potabilice aguas residuales

Política •

Frente al director del SACM, Ramón Aguirre, el mandatario aseveró que la ciudad más importante del mundo no tiene justificación para no haber tratado el agua que utiliza.

Lamenta Calderón que GDF no potabilice aguas residuales

Frente al director del SACM, Ramón Aguirre, el mandatario aseveró que la ciudad más importante del mundo no tiene justificación para no haber tratado el agua que utiliza.

Tulancingo de Bravo • Al supervisar la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Atotonilco, la más grande de América Latina, el presidente Felipe Calderón dijo que el gobierno de la Ciudad de México "no tiene justificación" para no haber tratado el agua que utiliza, por lo que miles de habitantes de otras entidades se vieron afectados durante muchos años.

Frente al director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre, quien asistió en representación del Jefe de Gobierno del DF, Calderón lamentó que durante décadas los gobiernos federales, capitalino y zona conurbada no hubieran invertido como se debe en el tratamiento de aguas residuales, razón por la cual, 700 mil habitantes, principalmente del estado de Hidalgo, sufrieron por varias generaciones la afectación del agua contaminada que llega desde el DF.

"La Ciudad de México, la ciudad más importante del mundo no tiene justificación para no haber tratado el agua que utiliza, hay que decirlo con toda claridad, qué bueno que ahora estamos poniendo remedio, pero qué malo que durante décadas y durante años no se hizo una tarea de responsabilidad, este no es un gesto ni de generosidad con los habitantes de Hidalgo, no es un gesto, ehh!! más que de justicia elemental de responsabilidad elemental, lo que tu uses que no dañe a tu vecino", afirmó.

Acompañado por el director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege y el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera, el mandatario mencionó que si se sigue la tendencia de construcción y mantenimiento de plantas que se estableció, en esta misma década el país llegará a la meta de tratar el 100 por ciento de sus aguas residuales.

"Ahora y que permitió más que duplicar el tratamiento de aguas residuales respecto de todo lo que había antes del 2006 que se construyó en décadas. Yo estoy seguro que en esta misma década México va a llegar a la meta que nos propusimos en el plan México 2030 de tratar en 100 por ciento de aguas residuales en el país", agregó.

Indicó que pocas ciudades en el mundo tienen la demanda de agua que tiene la ciudad de México y su zona metropolitana. Por eso esta obra, es una de las más grandes de infraestructura.

En tanto, el director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luege comentó que después de 16 años de retroceso, los gobiernos federal, del Distrito Federal y el Estado de México trabajaron de manera coordinada para poner en marcha este proyecto.

Por otra parte, el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera dijo la planta también ayudará a los problemas de salud "aunque no está totalmente comprobado y acreditado que los contaminantes de las aguas negras lo están generando, se nos ha incrementado el número de casos sobre todo en menores que padecen cáncer en esta región".

El presidente Calderón realizó un recorrido por la obra que solucionará el problema de contaminación que persiste en el Valle del Mezquital, en Hidalgo, región que recibe las aguas residuales del DF y Estado de México desde hace más de cien años.

La planta de Atotonilco tratará el 60 por ciento del agua residual que genera la Zona Conurbada al operar con una capacidad de 35 mil litros por segundo y se estima que se someta a tratamiento un volumen de 1 mil 100 millones de metros cúbicos de aguas residuales y pluviales.

El agua residual que llega a Hidalgo, a través del Túnel Emisor Central, desembocará por el Túnel Emisor Oriente se encauzará hacia la planta de tratamiento.

El proceso de tratamiento iniciará con el retiro de la basura del agua, mediante rejillas que separan los desechos sólidos de gran tamaño. Posteriormente, se inyectará oxígeno al agua para que bacterias y otros microrganismos transformen los contaminantes en materiales inofensivos (agua y dióxido de carbono) y en nuevas células biológicas que más adelante serán removidas en forma de lodos.

Después pasará por el proceso de desinfección. Con esto, el agua tratada estará lista para ser entregada a los canales de riego y el excedente desembocará en la presa Endhó.

En época de lluvias, las sobrecargas de agua pasarán por un tratamiento químico de remoción de contaminantes y, previa desinfección, se descargarán al río El Salto y continuarán, vía el río Tula, a la presa Endhó.

Los lodos que resulten- al limpiar esa agua- serán sometidos a un proceso de tratamiento anaeróbico que produce gas metano, y éste será aprovechado para producir energía eléctrica que utilizará la misma planta. Más adelante, los lodos que generará la planta podrán utilizarse como abono en suelos agrícolas.

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/db17136396fb0da979c916181165135f

 

Leave a reply